domingo,24 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaMéxico no tendrá presidente en la cumbre del G20 aunque negocia aranceles...
Menos del 32% del PIB G-20 está ya en democracias liberales

México no tendrá presidente en la cumbre del G20 aunque negocia aranceles este miércoles con EEUU

Redacción
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció este martes que no asistirá a la cumbre de líderes de los países con mayores economías del mundo (grupo de los 20, o G20), convocada para el 28 y 29 de este mes de junio en la ciudad japonesa de Osaka, pero que enviará una misiva sobre la desigualdad en el mundo. "Para eso deben ser las reuniones, son las reuniones que hacen falta", dijo. La anterior cumbre se celebró hace un año en Argentina.

El jefe de Estado mexicano adelantó que su "aportación modesta" al debate entre mandatarios es que este tipo de cumbres deben servir "para que no haya tanta desigualdad en el mundo: es lo que origina el deterioro del medio ambiente, la migración, la inseguridad y la violencia". La postura del presidente mexicano es que los dirigentes mundiales promuevan "que haya justicia en el mundo, que haya fraternidad universal".  

Junto a los presidentes de los países que forman parte del G-20, estan invitados otra decena, entre ellos Pedro Sánchez, por España, país desde hace años invitado permanente; Abdelfatah Al-Sisi, Presidente de la Unión Africana 2019; por Países Bajos, Mark Rutte, Primer Ministro; por Senegal Macky Sall, Presidente, Presidente de NEPAD; por Singapur, Lee Hsien Loong, Primer Ministro; por Tailandia, Prayut Chan-o-cha, Primer Ministro, Presidente del ASEAN; y por Vietnam,Nguyễn Xuân Phúc, Primer Ministro

Asimismo, comentó que no asiste a la que sería su debut en esas cumbres porque quiere evitar enfrentamientos directos sobre asuntos en los cuales no está de acuerdo, como la guerra comercial que emprendió EEUU contra varios países, que actualmente amenaza a México con aranceles si no frena el flujo migratorio masivo.

"No quiero ir a una confrontación directa; van a tratarse probablemente los asuntos de la guerra comercial, en lo que no estoy de acuerdo, entre EEUU y China", explicó el líder mexicano.La postura de las autoridades mexicanas es diferente, agregó: "Tenemos otro planteamiento, y lo puedo hacer desde aquí vamos a estar bien representados".

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por su parte, volvió a lanzar una amenaza contra México asegurando que las empresas estadounidenses se marcharán del país vecino si este no frena la inmigración hacia el norte. "México está enviando una gran delegación para hablar sobre la frontera. El problema es que han estado 'hablando' durante 25 años. Queremos acción y no conversación. Podrían resolver la crisis fronteriza en un día si lo deseasen. De lo contrario, nuestras empresas y empleos regresarán a Estados Unidos", tuiteó el mandatario.Estos comentarios del líder estadounidense se producen poco antes del encuentro entre las delegaciones de alto nivel de los dos países, previsto para este miercoles 5 de junio, presidido por los titulares de Exteriores Mike Pompeo y Marcelo Ebrard, en Washington .

 

Horas antes, Trump afirmó, también a través de su cuenta de Twitter, que México llevaba décadas "abusando" de EEUU y amenazó con nuevas tarifas para forzar la vuelta de empresas nacionales instaladas en territorio mexicano, si no se pone freno al flujo de inmigrantes irregulares y traficantes.El 30 de mayo, el presidente Trump avanzó que desde el 10 de junio se empezará a aplicar un arancel del 5% a todos los productos importados desde México, un tributo que se elevará progresivamente hasta llegar al 25% en octubre, si México no toma acciones urgentes para frenar el flujo de migrantes hacia EEUU.

Sólo el 32% del PIB del G-20 está controlado ya por partidos democráticos tradicionales

En el grupo de las 20 economías de mayor tamaño (G20), solo el 32% PIB está controlado por partidos políticos democráticos tradicionales, lo que contrasta con un 83% en 2007, señaló Tom Orlik, de Bloomberg Economics, con motivo de la decimotercera cumbre del G 20 celebrada el pasado año en Buenos Aires. Estados Unidos, estandarte con Reino Unido durantecasi dos siglos del librecambismo, es ahora el más proteccionista entre los miembros del G20).

En el mismo periodo, el poder de los partidos populistas ha aumentado hasta gobernar un 41% del PIB desde un 4 por ciento. "Este es un cambio importante en el gobierno de la economía mundial", afirmaron Orlik y el economista asociado Justin Jiménez, en un articulo Global Insight .Hasta ahora no ha tenido un impacto significativo en el crecimiento y la estabilidad financiera. ¿Quizas es cuestion de tiempo?".

En el corazón del auge del populismo y el autoritarismo se distingue el fracaso de las democracias occidentales para administrar las fuerzas liberadas por la globalización y la tecnología.  Pero el G20, a excepción de EE. UU., aplicó como se esperaba hace un año medidas contra el cambio climático

El catalizador específico fue la crisis financiera de 2008 y el alto desempleo que esta causó, lo que dejó en evidencia los fallos de las políticas adoptadas por los partidos tradicionales.

Los partidos populistas aseguran defender al ciudadano de a pie contra las élites corruptas -ofreciendo soluciones de sentido común a complejos debates de políticas públicas- y priorizando la unidad nacional sobre la inclusión cosmopolita; y han ganado terreno en medio del vacío creado por la crisis financiera. Alemania es incluso también un ejemplo que confirma esa tendencia populista

Además de los populismos que gobiernan o influyen en países occidentales, empezando por los Estados Unidos, hay regímenes no democráticos en China, Rusia, Arabia Saudita y Turquía, que manejaban ya según las cifras del año pasado el 24% del PIB del G20. De hecho, China representa sola casi el 19%, desde un 8% de hace una década. Pero no es hora de anunciar que "el final está cerca", no todavía, afirmó Orlik. 

El crecimiento del PIB del G20 en su conjunto se aceleró hasta entorno al 3,8% en 2017, su mayor ritmo de expansión desde 2011, para luego desacelerarse a partir de 2018. En parte, explicó ese estudio que es así  porque los gobiernos populistas tuvieron suerte: alimentaron el descontento generado por la crisis financiera, pero heredaron los beneficios del cambio de ciclo económico.

Argentina, anterior antitrion

Argentina presidió el pasado año el principal foro internacional para la cooperación económica, financiera y política, compuesto por 20 integrantes: 19 países (Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Rusia, Reino Unido, Sudáfrica y Turquía) y la Unión Europea. 

En conjunto, representan el 85% del producto bruto global, dos tercios de la población mundial y el 75% del comercio internacional. Además de los miembros permanentes, se suman tres países. España, siempre invitado, y otros dos participados por Argentina, Chile y Países Bajos. También, estarán presentes 12 organizaciones internacionales socias.

Las reuniones del G20 en Argentina fueron más de 50 durante el año y agruparán a funcionarios de distintos rangos. Con el objetivo de garantizar la privacidad de las negociaciones, todos los encuentros son a puertas cerradas. Para la cobertura de prensa, hay tres opciones: 

-Reuniones técnicas: son unas 40, y agrupan a funcionarios técnicos que tratarán temáticas específicas. En estos casos no se permitirá el ingreso de prensa a la sede de la reunión. No habrá conferencia de prensa ni posibilidad de acreditarse.

Reuniones ministeriales: reúnen a los ministros de las distintas áreas que componen la agenda del G20. Fueron más de 10 y al término de cada una hubo una conferencia de prensa. 

-Cumbre de Líderes mudiales, con representación al máximo nivel de los 19 citados paises y de la Unión Europea. 

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, estimó que su país no necesita regresar a un G8 reconstituido y que el G20 tiene mejores perspectivas. “Cuando nuestros socios occidentales decidieron volver al formato G7, aceptamos su decisión y, desde entonces, hemos estado trabajando en otras plataformas”,dijo Lavrov ante la cumbre de Argentina.

Entre esas otras plataformas alternativas al Grupo de los Siete, el canciller menciona la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), el grupo BRICS (Brasil, Rusia, La India, China y Sudáfrica) y el Grupo de los 20 (G20), de los que dice que “comparten nuestros planteamientos”.

Moscú formó parte entre 1998 y 2014 —cuando fue excluida con el pretexto de la adhesión a Rusia de Crimea, en el marco de la crisis ucraniana— del Grupo de los Ocho “países más industrializados del mundo”, junto a Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y el Reino Unido, reconvertido después en G7.

De interés

Artículos Relacionados