lunes,6 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónMiedo en el aula 4B de Primaria: el sistema no funciona

Miedo en el aula 4B de Primaria: el sistema no funciona

Redacción
Un grupo de padres y madres de un colegio público del barrio de Ciudad Jardín de Almería, tras la denuncia interpuesta en la Comisaría de Almería, de la que ya tienen conocimiento tanto la Fiscalía de Menores como la Delegación de Educación, queremos informar a la opinión pública sobre el extraño comportamiento que las autoridades educativas de Almería mantienen en el presente curso escolar ante la reiterada falta de atención y adopción de medidas eficaces por el comportamiento de un alumno.

Tras haber sido trasladado en el mes de marzo de este año de un centro concertado a uno público, sigue sin recibir la adecuada atención por parte de los garantes del sistema educativo.

La actitud de la Delegación de Educación de trasladar sin más a un alumno que, según las informaciones recabadas por este grupo, era conflictivo en el centro concertado en el que llevaba varios años, habla bien a las claras de la falta de interés de la propia Delegación por el escolar en cuestión y, por supuesto, demuestra su despreocupación total por él y el riesgo que tienen el resto de escolares del centro al que se le trasladó. Por parte de Fiscalía de menores se han emitido dos informes de riesgo, uno de cuando estaba en el centro concertado y otro de actual centro relacionado con la problemática del alumno.

En nuestra opinión, desde la delegación de Educación se está dando largas al asunto para que llegue el 15 de junio y finalice el curso académico. Y como prueba de ello es que la inspectora de educación del distrito al que le corresponde el colegio  Dª Carmen Fernández Moya se ha negado a recibir a los padres afectados, a la presidenta del AMPA y a un miembro de la Comisión de Convivencia del centro el jueves 1 de junio). 

Desde la llegada del alumno se han producido agresiones física a alumnos/as, amenazas verbales y escritas incluso de muerte (fulanita debe de morir cruelmente, dibujos sin cabeza, vas a morir como María Antonieta), actitudes racistas (fulanito es un marica que viste como un indigente de la calle, refiriéndose a un alumno de nacionalidad ecuatoriana)

Incluso se dio la circunstancia que hace quince días el niño agredió a una compañera en el comedor dándole un golpe en el pecho rompiéndole la camiseta por el cuello. Y el director le aplico hielo, no llamó a los padres de esta niña y sin embargo si llamó a la madre del niño agresor. Dejando sola a la niña con la madre del niño agresor y ésta en actitud desafiante le dijo a la cría que le pidiera disculpas a su hijo.

Al día siguiente en la salida del comedor, el niño que estaba con su madre fue a agredir nuevamente a la misma niña y a su propia madre. No se produjo tal agresión por la intervención varios padres que se quedaron impresionados por la actitud y vocabulario del niño (insultos y amenazas) ante la pasividad de su propia madre.

Ante esta situación los padres hemos solicitado que se aparte a ese alumno de la clase de nuestros hijos y que no tenga ningún contacto con ellos.

El Director se lo ha llevado a su despacho y esta semana al salir detrás del niño se cayó y se erosionó varias partes de su cuerpo. Y el niño al huir se cayó al suelo. 

Denunciamos la pasividad de la Delegación de Educación y en concreto a la inspectora del distrito citada anteriormente y al director del colegio público que desde el momento del ingreso del niño hacemos responsables de lo que pudiera suceder habida cuenta de que, según se especifica en la denuncia presentada en Comisaría, se están produciendo agresiones. A los padres no nos vale que se nos diga que se ha activado el protocolo (Seneca),si con esa activación se siguen produciendo agresiones ante las propias narices del director quien para tranquilizarnos nos ha dicho que ha enviado un informe a la inspectora de Educación que corresponde al Centro. A ninguno de nosotros nos tranquiliza esa postura y le hemos pedido la adopción de medidas urgentes para que nuestros hijos no entren con miedo a clase. Pensamos que es MEJOR PREVENIR QUE CURAR, y no sólo desde el aspecto físico sino también psíquico de nuestros niños/as que tienen 9 y 10 años). (TIENEN MIEDO, SUEÑAN CON ÉL).Hay noticia de otra agresión a un niño de seis años por parte del mismo niño.

Están dilatando todo para que finalice el curso y en el próximo curso mantener a este alumno en este colegio público.

 

De interés

Artículos Relacionados