miércoles,20 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadOMS y ciencia coinciden: SARS de la Covid-19 terminará como un resfriado endémico,...
Ahora,las universidades estadounidenses de Emory y Penn

OMS y ciencia coinciden: SARS de la Covid-19 terminará como un resfriado endémico, sin desaparecer

Redacción
Científicos de las universidades de Emory y Penn State avalado a Organización Mundial de la Salud (OMS):el virus SARS-CoV-2, causante de la Covid-19, no desaparecerá como los últimos dos coronavirus que pasaron de animales al ser humano, sino que seguirá para siempre como una enfermedad endémica. Esta es ya la hipótesis aceptada de manera generalizada en el mundo científico, después de que el patógeno identificado por primera vez en Wuhan, China, se haya expandido por todo el planeta.

El escenario más probable es que el virus se convierta en otro virus endémico y que suponga un nivel muy bajo de amenaza en el contexto de un programa mundial de vacunación, dijo el pasado 28 de diciembre en una rueda de prensa uno de los responsables de la lucha contra la pandemia en la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan. Asi lo acaban defender también, en un artículo publicado en Science, científicos de las universidades estadounidenses de Emory y Penn State.

La buena noticia es que la Covid-19 dejará de ser la letal enfermedad que ha acabado ya con la vida de casi 2 millones de personas y se convertirá en un simple resfriado estacional, con un índice de mortalidad incluso menor que la gripe común (0,1%).La clave en esta evolución será la inmunización de la población más mayor mediante la vacunación y, con el paso de los años, la inmunización natural de los bebés, que entrarán en contacto con el coronavirus en sus primeros meses de vida sin sufrir una enfermedad seria, según los investigadores de Emory y Penn State.

“La transición de una dinámica epidémica a una endémica está asociada a un cambio en la distribución de edad de las infecciones primarias hacia los grupos de menos edad”, explican los científicos en el artículo. “Esta transición podría llevar desde unos pocos años hasta unas pocas décadas, dependiendo de cómo de rápido se expanda el patógeno”.

Otros cuatro coronavirus ya son endémicos

La palabra coronavirus entró abruptamente en nuestras vidas hace un año y pasó de ser un término empleado por especialistas en microbiología a ser de uso cotidiano. Sin embargo, el SARS-CoV-2 no es el primer coronavirus en saltar desde un animal al ser humano.

Se tiene constancia de, al menos, otros seis coronavirus que hayan afectado al ser humano. Cuatro de ellos generan enfermedades leves y siguen el patrón mencionado anteriormente, mientras que otros dos el SARS-CoV-1 y el MERS lograron ser controlados y erradicados.

Según el modelo creado por estos científicos, una vez que la pandemia se vuelva endémica, los casos primarios -es decir, la primera vez que se infecta una persona- estarán protagonizados casi enteramente en bebés y niños pequeños.

La Covid-19 rara vez es grave en niños pequeños, que suelen pasar la enfermedad de manera completamente asintomática o con síntomas muy leves y solo en muy escasas excepciones tienen que ser ingresados o acaban falleciendo.

Reinfecciones comunes, pero no graves

El contagio en la etapa infantil no evita reinfecciones a lo largo de la vida adulta, aunque sí impide, casi en la totalidad de los casos, que la enfermedad sea grave. De esta forma, un individuo que se haya infectado de Covid siendo niño podría volver a pasarlo a lo largo de su vida, pero no padeciéndolo de forma grave, según defienden estos científicos.

“Las reinfecciones en individuos más mayores serán, predeciblemente, comunes durante la fase endémica y contribuirán a la transmisión, pero en esta población, los individuos más mayores, que habrían estado en riesgo de padecer una enfermedad grave en caso de una infección primaria, habrían adquirido inmunidad reductora de la enfermedad tras un contagio en su infancia”, explican los científicos en el artículo.

Una vez se alcance esta situación, el modelo elaborado por los investigadores predice que las vacunaciones masivas ya no serán necesarias para salvar vidas y podrán centrarse únicamente en los colectivos de mayor riesgo, como ya ocurre con la gripe.

De interés

Artículos Relacionados