lunes,6 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónPara los medios millones de seres no existen si no son problema
Sobriedad compartida

Para los medios millones de seres no existen si no son problema

El Envés
L as noticias positivas de los pueblos del Sur sociológico no tienen cabida en los medios de comunicación occidentales. No hay más que intentar recordar cuántas noticias positivas hemos escuchado o visto en los informativos de radio o en los telediarios; en la misma prensa escrita y que no sean folletines mal llamados del corazón.

Hagamos un esfuerzo para recordar cinco noticias positivas en los últimos 12 meses que se hayan publicado sobre alguno de los 53 países de África, o sobre más de 40 de Asia o, sin ir más lejos, sobre los 23 países de América con los que compartimos lengua y no pocas tradiciones. Y si se animan, incluyan a las comunidades de latinoamericanos y de afroamericanos que pueblan y enriquecen Estados Unidos y Canadá; son más de 50 millones de seres humanos. Alguna noticia positiva que refleje creatividad, innovación, generosidad y altruismo, arte y ciencia, nuevas tecnologías y ejemplos de humanismo y de convivencia en paz.

Sin embargo, los países ricos no podría pasarse sin las aportaciones que el Sur hace para que en el Norte mantengamos nuestro nivel de vida.

Para ello es preciso mantener más de treinta guerras que consuman armas y que destrocen lo suficiente para tener que concederles empréstitos en forma de "fondos de ayuda al desarrollo" para su reconstrucción. Es preciso que dos mil millones de personas continúen en el umbral de la pobreza sin acceso a los alimentos necesarios, a cuidados sanitarios y a una educación elemental para ser autosuficientes. Es preciso contaminar el medio del que formamos parte convirtiendo a muchos pueblos pobres en cementerios de los residuos nucleares de nuestras centrales. Es preciso que millones de niños trabajen por un cuenco de arroz, que tres millones de menores sean prostituidos. Es preciso sostener nueve personas en uniforme militar por cada uno con bata blanca… o por medio maestro. Es preciso mantener sembrados con minas de la muerte campos que servían para la labranza.

Es preciso que cada minuto se gasten dos millones de dólares en armamento y que cada hora se mueran 1.500 niños de hambre.

¿Es preciso que cada mes el sistema económico añada 75.000 millones de dólares a la deuda del billón y medio que grava a los pueblos del Sur?

No. No es preciso.

Junto al grito de protesta, aportemos propuestas para compartir la causa de los pueblos del Sur y de muchos ciudadanos empobrecidos del Norte. La pobreza y la marginación no son naturales, sino consecuencia de la desigualdad injusta que impera en este modelo de sociedad inhumano.

De interés

Artículos Relacionados