viernes,28 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPedro Sánchez, a la investidura como presidente
Lanza 4 tipos de propuestas a todas las fuerzas, incluso PP

Pedro Sánchez, a la investidura como presidente

Redacción
Tras la segunda ronda de audiencias a los líderes de todos los partidos, el Rey Felipe VI ha propuesto que Pedro Sánchez sea el encargado de ir al debate de investidura e intentar formar Gobierno tras negociar con todos, incluso PP. Ciudadanos y Podemos se mostraron dispuestos a negociar, mientras PP por boca de Rajoy anunció seguir "trabajando para formar un Gobierno estable respaldado por las fuerzas constitucionalistas". La votación de Sánchez como presidente podría demorarse hasta marzo.

El ya confirmado como candidato a la investidurá anunció que primero hablará con izquierda y derecha de cuatro bloques de propuestas politicas expuestas en su comparecencia y luego verá con quién formar Gobierno. "Antes del con quién viene el para qué", precisó al reiterar que su proposito es resolver los problemas de los españoles, no repartir puestos", marcando en varios momentos sus respectivas diferencias con la actitud de los líderes del PP (a quien criticó media docena de veces) y de Podemos (al que solo se refirió implícitamente).

"Todas las fuerzas del cambio estamos dispuestos a entendernos para que ese cambio se haga realidad, "desde el diálogo y la moderación, impulsando políticas progresitas y reformistas", dijo en su comparecencia en el Congreso nada más conocer el encargo real, criticando la nula capacidad del PP para sacar a España de la situación de bloqueo político al que le ha conducido su lider Rajoy. "El PP es víctima del inmovilismo de sus dirigentes, acorralados por los casos de corrupción, por lo que se requiere la regeneración del PP, solo se efectuará desde la oposición".

 

"Anuncio de forma solemne que el Grupo Socialista y yo mismo vamos a asumir esa responsabilidad y vamos a intentar formar Gobierno", afirmó Pedro Sánchez antes de explicar en una especie de discurso de pre-investidura que buscará apoyos "a la derecha a la izquierda", pero siempre poniendo las políticas por delante de "los sillones" o el reparto de cargos.  "Antes de las alianzas vienen los proyectos, antes de los nombres vienen los programas, antes de con quién viene para qué".

Iniciativas concretas a negociar

El líder socialista expuso a continuación las cuatro prioridades a las que, a su juicio, se enfrenta España: la falta de oportunidades laborales, la desigualdad, la crisis de convivencia con Cataluña y la crisis de confianza de los ciudadanos en sus instituciones, citando iniciativas como las ya presentadas al Congreso compitiendo con Podemos y Ciudadanos.

Pedro Sánchez valoró la "exquisita" labor desempeñada por el Rey en sus consultas con los partidos y ha agradecido la "confianza" depositada en él y en su partido para intentar formar gobierno. "El grupo socialista y yo vamos a asumir esa responsabilidad de intentar formar gobierno", ha dicho Sánchez en una rueda de prensa en el Congreso tras recibir el encargo de Felipe VI. 

El secretario general del PSOE quiso dar un "mensaje de confianza" a la ciudadanía ante el proceso de negociación y ha señalado: "España sabe y puede gobernarse desde el diálogo y la moderación, impulsando políticas progresistas y reformistas".En su comparecencia tras conocerse que el Rey le ha propuesto para concurrir a la investidura, Sánchez ha asegurado que la formación del Gobierno no es para él "un fin en sí mismo", sino que lo son "las políticas, y por eso ha insistido en no hablar de "sillones" sino de propuestas. "Antes de los nombres, programas", reiteró.

Sánchez hizo un llamamiento a Podemos para huir de "los frentes" y anteponer el interés general. "Los votantes de Podemos no entenderían que no se apoyara la candidatura de un presidente socialista que pusiera fin a cuatro años del PP", subrayó. El líder socialista tendió la mano al PP, pero dejó claro que en la "formulación de gobierno" que contempla, este partido no tiene encaje. No obstante, pidió a los populares que actúen con la misma "lealtad" que él tuvo en los asuntos de Estado y que participen en el debate de las primeras reformas que necesita el país, como la de la Constitución.

Apuntó que también hablará con ERC y Convergència, "aunque sea" para decirles que no comparte su postura sobre la independencia. Reiteró que no buscará su apoyo para la investidura, ni tampoco su abstención.

Preguntado si en caso de no llegar a un acuerdo se someterá en cualquier caso a su investidura respondió: "Yo no soy Rajoy, yo voy en serio". Sánchez aseguró que él ha dado "un paso al frente con todas las consecuencias" y va a "llegar hasta el final" porque está pensando "en el bien común".

Rajoy insiste en su oferta de pacto a PSOE y Ciudadanos

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, compareció ante los periodistas en el Palacio de La Moncloa después de su reunión con Felipe VI, y poco antes de que el Monarca encargase al líder del PSOE, Pedro Sánchez, que intente su investidura. Rajoy, que estuvo arropado por la vicepresidenta en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, dijo que mantiene su candidatura porque aún se ve con posibilidades.

Rajoy consideró "muy razonable" que el Rey no le ofreciese formar gobierno, porque en la actualidad no cuenta con los apoyos necesarios, ya que el PSOE se niega no sólo al acuerdo, sino incluso al diálogo. No obstante, indicó que no renuncia a tener en el futuro ese respaldo y, por ello instó a esperar a ver cómo evolucionan los acontecimientos. Dejó claro que va a seguir liderando la candidatura del PP para ser investido o ante una hipotética repetición de los comicios.

Subrayó que "en ningún caso" apoyaría un gobierno del PSOE y Ciudadanos. "Aquí no se trata de hacer experimentos, sino de respetar la voluntad de los españoles", dijo antes de insistir en su propuesta de gobierno a tres con PSOE y Ciudadanos. En su opinión, esta propuesta es la más sensata y razonable para España, frente a la alternativa que pretende Sánchez, que supondría contar con el apoyo de los partidos independentistas, bien mediante su voto a favor o abstención, así como con el respaldo activo de Podemos.

Por su parte, el vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez Maillo, dijo que Mariano Rajoy "mantiene viva" su candidatura a ser reelegido presidente del Gobierno y avanzó que su partido no apoyará al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Iglesias, disgustado

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, urgió al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a alejarse de la hipocresía y a no intentar "vender" algo que es "imposible", como sería un acuerdo de gobierno simultáneo con Podemos y Ciudadanos. En rueda de prensa en el Congreso, una vez que el Rey concluyó la segunda ronda de consultas, Iglesias aseguró que tiende la mano "por enésima vez" al PSOE, si bien quiso dejar claro a Sánchez que su acuerdo tiene que ser o con Podemos o con Ciudadanos, pero nunca con ambos simultáneamente. "Cuando la hipocresía empieza a ser de mala calidad conviene decir la verdad", dijo Iglesias citando al dramaturgo alemán Bertolt Brecht.

Iglesias subrayó que sólo hay dos opciones de gobierno. La primera, que implica la "gran coalición" entre PP, PSOE y Ciudadanos, y la segunda, un gobierno de progreso con el acuerdo de socialistas, Podemos e IU, abriendo un diálogo con otras fuerzas catalanas y vascas.

El líder de Podemos criticó que Sánchez haya estado diez días sin contestar a su oferta de gobierno. "A este paso nos van a salir canas a todos antes de formar gobierno", dijo tras emplazar a que no se "tome el pelo" más a los españoles.

Rivera, confiado

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, calificó de "sensata" la decisión del Rey de encargar al líder del PSOE, Pedro Sánchez, que intente formar gobierno, después de que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, haya "tirado la toalla". Recalcó que "ahora toca estar a la altura", y ponerse a trabajar para conformar un gobierno "de transición" que ponga en marcha las reformas que España necesita.

Rivera adelantó que en breve "contactará" con Sánchez y que, como máximo en veinticuatro horas, designará su equipo para negociar tanto con el PSOE como con el PP. El líder de Ciudadanos dijo que lo primero es acordar con el PSOE "un calendario" de negociaciones. Asimismo, indicó que mantendrá también "la mano abierta" y "tendida" al PP en aras de las grandes reformas. Rivera explicó que Ciudadanos es un partido que dialogará con todas las fuerzas políticas, ya que es necesario "crear un proyecto común". No obstante, marcó nuevamente líneas rojas con Podemos, concretamente en lo referente a la reforma territorial y constitucional.

Por otro lado, el líder de IU, Alberto Garzón, afirmó que hará "todos los esfuerzos" que tenga en su mano para que en España no gobierne la derecha y ofreció su programa electoral para que ese cambio se lleve a cabo una vez que el Rey ha encargado a Pedro Sánchez someterse a la investidura.

Desde Democràcia i Llibertat, Francesc Homs, recordó que su grupo está "situado en un no" a esa investidura, pero advirtió de que "ya se verá cómo evoluciona" esa posición. Desde el Gobierno catalán, la consejera de Presidencia, Neus Munté, señaló que desean que el interlocutor esté "lo más alejado posible de lo que ha sido y ha representado Mariano Rajoy". En este contexto, no escondió la preferencia por que dicho interlocutor sea el líder del PSOE, aunque sólo a efectos de "poder situar el diálogo".

Reflejo en la prensa del encargo del Rey a Sánchez

La decisión de Felipe VI de proponer al líder socialista, Pedro Sánchez, que asuma su debate de investidura acapara todas las primeras y las páginas centrales de la información nacional en los diarios. Asimismo, reflejan la decisión de Rajoy de no renunciar a su candidatura a la espera de acontecimientos y los reproches de Iglesias a Sánchez.

EL PAÍS destaca que "el Rey encarga a Sánchez que trate de forjar una mayoría de gobierno". Respecto a Rajoy, señala que el líder del PP "frena su candidatura a la espera de un fracaso socialista". EL MUNDO dice que "Sánchez inicia una negociación a la desesperada para ser presidente". Según este diario, el líder socialista "busca un imposible", y apunta que "Sánchez prefiere el apoyo de Ciudadanos y la abstención de Podemos", pero que se encuentra con el rechazo de Iglesias. Asimismo, este diario refleja que "Rajoy se reserva a la espera de que Sánchez coseche un fracaso".

ABC considera que "Sánchez acepta buscar la fórmula para el primer gobierno de perdedores". Sobre el gobierno "del cambio" que pretende Sánchez, el diario cree que es "la cuadratura del círculo". Por su parte, LA RAZÓN entiende que "Pedro Sánchez intenta un gobierno imposible para salvar su liderazgo", y subraya que el líder socialista se da un mes de plazo para formar gobierno con 90 diputados". Sobre Rajoy, señala que "deja paso a Sánchez confiando en que no pueda formar gobierno".

"La hora de Sánchez", titula en su primera EL PERIÓDICO. En línea con anteriores diarios, destaca que "Rajoy aguarda en el banquillo un traspié del líder socialista". En este sentido, LA VANGUARDIA, que titula "Sánchez recibe el encargo", apunta que "Rajoy mantiene su candidatura con la esperanza de que el PSOE fracase". Para CINCO DÍAS, "Sánchez inicia el difícil reto de formar un Gobierno 'transversal'". Mientras, EL ECONOMISTA titula: "Sánchez acepta el reto y abre consultas para formar Gobierno antes de un mes".

 

 

 

 

De interés

Artículos Relacionados