martes,24 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaPrimer páncreas artificial creado con matemáticas
Lo probarán 20 pacientes en el clínico de Valencia

Primer páncreas artificial creado con matemáticas

Redacción
Un programa de software realizado a partir de un algoritmo matemático sustituye por primera vez al páncreas, órgano cónico de 150 gramos de peso, 20 centímetro de largo y de muy difícil exploración que segrega la hormona que permite digerir los azúcares, y cuya muerte por cáncer es una de las más temidas. El nuevo páncreas artificial ha comenzado a ensayarse por primera vez en España, en el hospital Clínico de Valencia en una paciente diabética de nacimiento).

Veinte personas, diez del Clínico de Valencia y otras diez del Clínic de Barcelona, participarán en los próximos meses en un ensayo clínico para valorar su eficacia .Siete consorcios en el mundo trabajan en dispositivos similares, a la espera de comercializarlo en unos años. 

El programa indica a la bomba de insulina que el paciente lleva consigo las 24 horas qué cantidad de hormona hay que descargar en el interior del organismo a través de un catéter para mantener un nivel saludable de glucosa. Regulará la aportación de insulina a los diabéticos de nacim9iento después de las comidas, uno de los «periodos sombra» en el tratamiento, puede desencadenar episodios de hipoglucemia al recibir el paciente una carga mayor de insulina de la que necesita, según informa el diario LEVANTE. 

A nivel gráfico, un páncreas artificial son tres elementos: la bomba de insulina, el monitor continuo de glucosa que cada 5/15 minutos evalúa y remite información a la bomba sobre los niveles de azúcar del paciente y el algoritmo matemático. La aplicación informática que han diseñado los ingenieros de la Universidad Politécnica de Valencia, Jorge Bondia (Valencia, 1970), y de la Universidad de Girona, Josep Vehí, está conectada a través del software a la bomba de insulina, que es un sistema subcutáneo continuo de insulina, y a un monitor continuo que en algunos modelos está integrado en la propia bomba.

Jorge Bondia indicó a Levante-EMV que el páncreas artificial que permitirá a los diabéticos estar perfectamente controlados noche y día tardará todavía unos años en comercializarse. Tampoco será muy asequible. «Lo que se busca es dar una solución tecnológica a las familias de los niños con diabetes 1 para mejorar su calidad de vida y para que a largo plazo no sufran complicaciones derivadas de un mal control», declaró.

El coautor del algoritmo matemático añadió que el denominado páncreas artificial libera al paciente y a los padres del niño de tomar decisiones sobre la cantidad de unidades de insulina que hay que infundirle al día, al descargarse las unidades necesarias de forma automática. El ensayo está dirigido por el doctor Javier Ampudia-Blasco, del servicio de Endocrinología del hospital Clínico en colaboración con Paolo Rossetti del hospital Francesc de Borja de Gandia e investigador del Incliva.

«El páncreas artificial debe dar autonomía y seguridad a los pacientes, permitiéndoles vivir la enfermedad sin obsesiones; se trata de estar más cerca de un tratamiento a la medida del paciente», declaró el jefe de servicio de Endocrinología del Hospital Clínico, Juan F. Ascaso.

De interés

Artículos Relacionados