jueves,21 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y Sostenibilidad¿Qué médicos se están formando en Argentina?
Polémica con los exámenes de ingreso

¿Qué médicos se están formando en Argentina?

Danielle Campos de Aguiar
Desde hace años este examen de ingreso en la carrera de Medicina de la Universidad de La Plata despierta polémica por los elevados índices de suspenso, que revelaron las serias deficiencias en el nivel de conocimientos de los candidatos. Menos mal que hay un filtro "riguroso" para seleccionar las personas que tengan una mínima capacidad de dedicarse a cuidar lo más importante en las personas, su salud. ¿O estarías tú tranquilo de saber que tu vida está en las manos de un médico que no había superado siquiera los exámenes de ingreso de la carrera? Dejar que planteen bajar el nivel de los exámenes en vez de subir el nivel de la enseñanza secundaria es un crimen a la salud pública y un atentado a la vida.

Hay gente que duda que una formación académica sea suficiente para preparar buenos profesionales de la medicina. ¿Qué dirían ellos sí se diesen cuenta del fracaso que es, año tras año, el resultado de los aspirantes a la facultad de Medicina en La Plata? En la última convocatoria, de los 1058 inscriptos a la carrera, sólo 418 podrán empezar a cursar. Eso porque fueron los únicos que respondieron correctamente el mínimo de 40 preguntas de las 60 sobre matemáticas, física, química y biología que trae el examen.  Es decir: los demás no fueron capaces de superar los 70% de aciertos exigidos para ingresar en el curso.

En esta última oportunidad, se presentaron para recuperar el examen de ingreso un total de 686 estudiantes, ¡O sea, estos ya habían suspendido el examen anterior! De estos, sólo 130 aprobaron, según fuentes de la casa de altos estudios. Apenas el 19% de los que se presentaron a esta instancia de recuperación superó la prueba, lo que se suma a los 288 que aprobaron este examen en primera instancia la semana pasada.

Los aspirantes debían aprobar este examen para comenzar a cursar el primer año de la carrera y, en los últimos años, el alto porcentaje de suspensos generó una fuerte polémica y motivó reiterados reclamos del estudiantado para atenuar el nivel de exigencia de las pruebas.

Y eso no es lo más absurdo. Lo peor es que ese nivel no es de lo más elevado. Si así fuera, los estudiantes de otros países de Iberoamérica que no lograran ingresar en la carrera de Medicina en sus países, no se marcharían para Argentina con este objetivo. Pero la realidad es que es muy común encontrar a brasileños, uruguayos y a otros extranjeros en los asientos de las universidades argentinas que ofrecen Medicina.

Desde hace años este examen de ingreso despierta polémica por los elevados índices de suspenso, que revelaron las serias deficiencias en el nivel de conocimientos de los candidatos. Eso empieza a preocupar a la sociedad argentina que no está segura de la calidad de los profesionales que salen de esta que es la carrera más tradicional de la universidad.

El periodista Sebastián Lalaurette publica una declaración del decano de Medicina, Miguel Salvioli, sobre la severidad del examen de ingreso: “¿Sobran médicos?”, al que respondió la presidenta del centro de estudiantes, Gabriela Vettori: “Nuestro pueblo tiene que hacer cola en los hospitales desde las dos de la mañana para conseguir turno, y hay unidades a las que va un médico un solo día de la semana. Sólo sobran médicos si planteamos un sistema de salud para pocos." Lo que no sé es si ella estaría dispuesta a entregar su vida en las manos de un médico aprobado por el criterio de necesidad cuantitativa en vez de los de calidad de formación y competencia vocacional.

Menos mal que hay un filtro “riguroso” para seleccionar las personas que tengan una mínima capacidad de dedicarse a cuidar lo más importante en las personas, su salud. ¿O estarías tú tranquilo de saber que tu vida está en las manos de un médico que no había superado siquiera los exámenes de ingreso de la carrera? Dejar que planteen bajar el nivel de los exámenes en vez de subir el nivel de la enseñanza secundaria es un crimen a la salud pública y un atentado a la vida.

De interés

Artículos Relacionados