sábado,16 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadRecomiendan que se fomente el papel emprendedor de las mujeres en el...
Estudio del Instituto de Innovación Social de ESAD

Recomiendan que se fomente el papel emprendedor de las mujeres en el tercer mundo

ibercampus.info
Los expertos del Instituto de Innovación Social de ESADE recomiendan en su libro titulado "¿Pueden las empresas contribuir a los Objetivos de Desarrollo del Milenio?", que las empresas fomenten el papel emprendedor de las mujeres y las madres en el tercer mundo. Ésta es tan solo una de las recomendaciones de esta obra en la que se ofrecen las claves para que las empresas contribuyan a lograr los ODM.

Los coautores de este informe han sido José Mª Lozano, investigador del Instituto de Innovación Social de ESADE y María Prandi, investigadora del Instituto de Innovación Social de ESADE y responsable del programa Empresa y Derechos Humanos de la Escuela de Cultura de Paz de la UAB.

En lo que respecta a esta primera recomendación, los autores indican que “las empresas y, en particular los sectores que tradicionalmente emplean a mujeres como el manufacturero o agrícola, deben tener presente que las mujeres que cuenten con ingresos dignos y propios contribuirán de manera muy significativa a la disminución de la pobreza y el hambre debido a que emplearán estos ingresos de manera prioritaria en nutrición y educación en su círculo familiar”.

Los autores de este libro que está editado por el Instituto de Innovación Social de ESADE y la Escola de Cultura de Pau de la UAB con la colaboración del ICO, también consideran que “las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) son las herramientas para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio en el año 2015 y para reducir la brecha digital en el tercer mundo”. Y es que “no hay duda de que las empresas de este sector, por su capacidad de inversión e innovación tecnológica, pueden desempeñar un papel determinante influyendo positivamente en la mayoría de Objetivos en el tercer mundo”. Pero además, cabe destacar que los TIC tienen especial protagonismo en este ámbito ya que mediante las TIC es posible lograr el octavo de los Objetivos, “crear una alianza mundial para el desarrollo”.

Además de las TIC, también existen sectores específicos que pueden ser de gran ayuda a la hora de cumplir con los Objetivos cuarto (reducir la mortalidad de los menores) y quinto (mejorar la salud materna). En concreto, José Mª Lozano y María Prandi, señalan que “los sectores agroalimentario, farmacéutico y sanitario pueden favorecer de manera relevante la reducción de la mortalidad de los menores mediante el acceso a mecanismos de prevención de enfermedades y su tratamiento, facilitando productos adaptados, a precios asequibles u ofreciendo mecanismos de transferencia de tecnología y capacitación de capital humano. También el sector de la alimentación, puede aportar iniciativas interesantes e innovadores para avanzar respecto a este indicador”. En lo que respecta a la mejora de la salud materna, el libro señala que “empresas del sector farmacéutico y médico pueden desempeñar un papel fundamental, no sólo mediante la inversión en investigación sino también adaptando sus productos y servicios a un segmento de población principalmente rural, poco instruido y con bajos recursos económicos que sin embargo constituye potencialmente, una de las principales fuerzas laborales y generadora de ingresos del planeta”.

Para conseguir otro de los ODM, el de lograr la enseñanza primaria universal, los autores de este libro demandan de las empresas que “contribuyan a la lucha contra la explotación infantil mediante la promoción de los derechos laborales, la educación gratuita, obligatoria y de calidad y el fomento del empleo digno”. Y es que “el empleo digno y los derechos laborales son la principal arma de las empresas contra la explotación laboral infantil”.

La sostenibilidad medioambiental también es otra de las preocupaciones del desarrollo mundial y, en este ámbito, seguramente sea donde la empresa privada está más concienciada. Muestra de ello es el hecho de que las empresas españolas se sitúan en los primeros puestos mundiales con relación a las certificaciones ambientales ISO. Pero, según explica el libro, “todavía son muchas las responsabilidades que debe asumir el sector privado para garantizar la preservación del medio ambiente. De hecho, aún existen varios retos por cumplir para lograr el Objetivo, tales como la adopción de la gestión del medio ambiente como prioridad y el desarrollo tanto de tecnologías y fuentes de energía limpias como de modelos de consumo más sostenibles”.

Fuente: ESADE

De interés

Artículos Relacionados