sábado,22 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpinión¿Se midió mal el impacto de la austeridad?
Política fiscal

¿Se midió mal el impacto de la austeridad?

Futurolandia
Dos economistas del FMI, Olivier Blanchard y Daniel Leigh, publicaron un documento que hizo historia: Growth forecast errors and fiscal multipliers http://ww.imf.org/external/pubs/ft/wp/2013/wp1301.pdf. Fué un reconocimiento público (ya a principios de 2013) de los errores de predicción del FMI al valorar las consecuencias futuras de las medidas de austeridad con multiplicadores fiscales incorrectos.

Los multiplicadores fiscales utilizados fueron erróneos y se "infraestimaron los efectos  a corto plazo sobre la actividad económica de recortar gastos o subir impuestos".

Este post debe interpretarse en el contexto de los dos anteriores sobre el amplio debate sobre austeridad/ crecimiento e impacto multiplicador de gastos e impuestos.

Blanchard-Leigth explican las circunstancias excepcionales que  ya existían a principios de 2010 y que llevaron a realizar cálculos de futuro excesivamente optimistas sobre el impacto de las medidas  de austeridad  (consolidación fiscal)  sostenida durante años, principalmente en países de la UE. Los errores de predicción van asociados al uso de multiplicadores fiscales del orden de 0,5, habituales en periodos anteriores a la crisis, cuando deberían haberse utilizado incluso superiores a la unidad. Es decir, los impactos de reducir gasto público o elevar impuestos en un equivalente al 1% del PIB se evaluaron en una reducción del crecimiento de 1/2 punto de PIB cuando fue incluso superior a un punto.

Las razones de ese error se achacan a tres cuestiones especiales del momento:

  1. Tipos de interés reducidos y cercanos a cero, lo que impide a la banca central bajar tipos para compensar monetariamente efectos contractivos ("trampa de la liquidez")
  2. Pobre funcionamiento del sistema financiero, que implica una dependencia del consumo más de los ingresos presentes que de la renta futura y de los beneficios actuales más que futuros en el caso de la inversión
  3. Situación de recesión que diversos análisis posteriores muestran que implican valores muy superiores del multiplicador fiscal en tiempos de crisis (de cerca de cero en condiciones normales a entornos del 2,8 durante las recesiones)

Blanchard-Leigh matizan, en sus conclusiones, que estos resultados se refieren a la situación en plena crisis de crédito y deuda soberana "y no implican que la consolidación fiscal sea indeseable. Todas las economías avanzadas se enfrentan al reto del ajuste fiscal en respuesta a niveles elevados de deuda del gobierno y presiones futuras sobre las finanzas públicas por efecto del cambio demográfico"

Recientemente, varios economistas del Banco Mundial (Huidrom, Kose y Ohnsorge) han publicado un interesante artículo sobre la relación entre multiplicadores fiscales y la situación de la economía de los países (Under the cloud of cycles: Linkages between fiscal multipliers and positions, VOX/CEPR 13/8/16). Su principal conclusión es que el multiplicador a largo plazo se mantiene cercano a la unidad cuando el nivel de deuda es bajo, pero es incluso negativo cuando la deuda la deuda pública es elevada. Su diagnóstico final: En un entorno de débil crecimiento, tipos bajos de endeudamiento y amplias necesidades de infraestructura en muchos países, la política fiscal puede jugar ahora un papel importante para acelerar la recuperación.

Al final, no hay verdades económicas inmutables, como algunos sostienen, sino referencias teóricas y empíricas a considerar para tomar, en cada caso, las decisiones más correctas,  con la información limitada disponible y el riesgo que conllevan.

Antonio Pulido http://www.twitter.com/PsrA

De interés

Artículos Relacionados