sábado,21 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónBlogsTalento es la capacidad de innovar rápido y aplicarlo a un mundo...
El valor de los jóvenes y de las ciudades [digitales] tranquilas.

Talento es la capacidad de innovar rápido y aplicarlo a un mundo mejor, más sostenible y feliz

Dra./Ph.D. en Arte, Educación y Humanidades y Máster en Historia del Arte y Cultura Visual investigo sobre innovación, internet, arte digital, cultura y educación.
La definición del talento está cambiando, y este cambio está relacionado con la necesidad de humanizar nuestra velocidad de vida. Los gigantes tecnológicos lo han detectado y buscan, asimismo, perfiles y localizaciones afines al humanismo digital.

La transformación digital busca talento… para comerse el mundo. Pues no, error. Ya no buscan talento caníbal, sino talento ilustrado, humanista. Porque los datos, si no son para impulsar a las personas, a la sostenibilidad o al bienestar ¿para qué sirven? El humanismo digital interesa, y ya está entre los objetivos de los gigantes tecnológicos. Los talentos humanos son los más premiados, recientemente publicamos en Ibercampus un artículo sobre los ganadores del Hackathon Rural español: los jóvenes de los equipos Tuber Tech, Eco Viz y Cuenta Conmigo se llevaron la palma por diseñar distintos sistemas para gestionar el riego, el control de calidad de la producción en remoto y la creación de una plataforma social que facilitaba la autonomía de los mayores en sus casas. Para el riego, dos de los ganadores recuperaron el sistema de ánforas cerámicas, pero un grupo le implementó IoT (Internet de las Cosas) y el otro un sistema de energía solar, el tercer grupo dedicó las 48 horas disponibles en el concurso al desarrollo de una plataforma de gestión para mayores, que organizaba la ayuda de las trabajadoras sociales en las actividades que ellos no puedan realizar. Los jóvenes participantes dejaron claro que están interesados más en la sostenibilidad y en los mayores de lo que suponíamos, incluso algunos manifestaron que, si se les da la oportunidad, preferirían vivir en un pueblo. Así que, este el humanismo digital no es el futuro, sino el presente.

En un mundo que cambia tan rápido, es importante mirar atentamente qué está pasando, cual es la cultura -sí la cultura– que atrae a los jóvenes -y a los expertos en prospectiva (diseño de futuros) de las grandes empresas- hacia las ciudades pequeñas. El talento ya no es innovar rápido, que también, es tener la capacidad humana de realizar un cambio estructural y sistémico a largo plazo, es salir de egoísmo del principio de siglo y comenzar a participar en la reconstrucción de un mundo cubierto de plástico. El talento es humano, y tiende al minimalismo. La generación que ha crecido con más consciencia e información sobre los problemas y las soluciones que sus mayores, y que ha tenido en sus manos una ventana a mundo, está ayudando a las grandes fuerzas a innovar y a volver la mirada de los beneficios financieros, a los sociales, a los de sentido y a los de comunicación de marca y de valores.

He podido detectar estas tendencias en las dos ciudades que he vivido estos dos últimos años, Valencia y Talavera de la Reina, supongo que estará ocurriendo en toda España, pero explicaré lo que he podido experimentar en vivo, con observación participante.

Durante el 2021 Valencia difundió que su victoria como Capital Mundial de Diseño en 2022 (WCD0222) se debía a su identidad hedonista, de mar, de saber vivir, de calma, encuentro y placer. Y que, gracias a este estado mental, supo enfocar esta victoria entre las demás ciudades candidatas no como un evento puntual, sino como un proceso de mejora, de refuerzo del aprendizaje colectivo, de los agentes que interactúan en su contexto urbano. Así son los valencianos, saben vivir y construir.

El inolvidable viernes 18 de marzo de 2022, Talavera de la Reina celebró la constitución de Gaia-X, que se incorporará al ya activo Centro Regional de Innovación Digital (CRID), y la llegada de gigantes como Meta, que en su presentación nos plantea que va a trabajar en la construcción del metaverso con un espíritu responsable, incluyendo la privacidad, la seguridad y la diversidad de las personas. Todo esto llega en el contexto de un cambio del modelo de mi ciudad, de la mano de equipos de gobierno discretos, constantes y muy preparados. Han tenido aquí mucha importancia, la localización estratégica, el apoyo institucional, y la tendencia de agrupación de las empresas tecnológicas. La ciudad se renueva también urbanísticamente con el Proyecto de Singular Interés con actuaciones de interés social y sostenible. Pero los protagonistas de lo que está por venir son los ciudadanos, el capital humano. Los que hemos crecido en esta comarca tenemos una marca personal, bella como las líneas que roturan los arados en la tierra, de capacidad de trabajo, inteligencia, perfeccionismo, y humildad. Nuestro sereno paisaje, nuestros campos y granjas, nuestra artesanía y patrimonio, así como el afán por el deporte, la formación y el respeto a las tradiciones son un contexto fértil para el talento y para el desarrollo del hábitat digital. Este nuevo ecosistema rural-digital celebra sus primeros brotes en 2022, en Castilla – La Mancha y en otros lugares tranquilos, que conservan aquello que en las grandes ciudades no existe más.

 

De interés

Artículos Relacionados