martes,7 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónTodas las casas son ojos
Juan Novo Cuadrupani / Editorial Almuzara / Novela

Todas las casas son ojos

Redacción
¿Es necesario descubrir las vilezas que cometieron aquellos a quienes estuvimos unidos? ¿Es preciso saber si fuimos leales a quiénes nos quisieron? ¿Precisamos saber quiénes nos han amado realmente y quienes nos aman? Estas son algunas cuestiones que plantea la novela de Juan Novo, de la que Carlos Alsina (director de "Más de uno" y "La Cultureta" de Onda Cero) ha dicho: "Una gran historia, magníficamente narrada".

Juan Novo Cuadrupani, con una carga de tensión que mantiene el suspense hasta el final, narra la historia de dos familias en la que sus recuerdos, sus secretos enterrados y sus mentiras ocultas en el pasado, formarán parte de un intrincado puzle que se tendrá que resolver en el presente, y que condicionará el futuro de una de sus protagonistas.

Luisa se pregunta por qué en una noche lejana, uno de los hombres que mataron a su primer novio, Julián, le perdonó la vida. Mucho tiempo después, en la pedida de boda de su nieta, Nerea Gorostiza se topará con el rostro de aquel hombre pintado en un cuadro. La abuela le pedirá a su nieta que la ayude a averiguar qué fue lo que verdaderamente ocurrió durante aquella lejana noche del 39 y Nerea iniciará una investigación que no sólo la perturbará sino que le hará replantearse su boda con Álvaro de los Gabrieles.

Dudas surgidas al conocer el pasado familiar, los secretos enterrados, las mentiras encubiertas y, sobre todo, saber del profundo amor que Luisa vivió en su juventud. Todo puede ocurrir cuando se indaga en las esquinadas sombras de los dos linajes, cuando el pasado alcanza al presente para enturbiar, o tal vez allanar, el futuro. 

 

De interés

Artículos Relacionados