domingo,5 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadTrump espera acuerdos en el "comercio estúpido" con China tras amenazar con...
Acusará a Pekin de ´robar´un billón en propiedad intelectual

Trump espera acuerdos en el «comercio estúpido» con China tras amenazar con la guerra comercial

Dung Tran
El presidente Trump y su equipo siguen en la política comercial con China la estrategia de amenazar, negociar y anunciar acuerdos, como analizó The Economist. Tras decir que "las guerras comerciales son fáciles de ganar e impononer el doble de aranceles previstos, ahora prevén negociación para favorecer los intereses de Estados Unidos. El asesor económico de la Casa Blanca Larry Kudlow ha confirmado: "no pienso que se acerque una guerra comercial".

Trump dijo en un tuit este domingo que  "China va a acabar con sus barreras comerciales" , porque "es lo correcto" y será un "gran futuro para ambos países". Incluso enfatizó que, pese lo que pase con los desacuerdos comerciales entre los dos países, él y el mandatario chino Xi Jinping "siempre seremos amigos". Pero al día siguiente ha vuelto a la carga y se ha quejado en otro tuit del injusto arancel chino a los coches estadounidenses, mucho más altos que los de Estados Unidos para los coches chinos.

Es, según dijo, un "comercio estúpido", porque cuando un vehículo fabricado en China se envía a Estados Unidos, el arancel que paga por entrar es solo dde 2,5%, mientras que los automóviles estadounidenses exportados a China tienen un 25%. “¿Eso suena a comercio libre o justo? No, suena a comercio estúpido."China cobra aranceles totales de 25% en la mayoría de los automóviles importados: un arancel aduanero de 10% más un impuesto automático de 15%. Desde diciembre de 2016, Pekin cobra 10% adicional a los vehículos de súper lujo que valgan más de 1,3 millones de yuanes (200.000 dólares).

Estados Unidos compró el año pasado más de 500.000 millones de dólares en productos chinos en y ahora considera imponer aranceles por unos 150.000 millones en estas importaciones. Estados Unidos vendió alrededor de 130.000 millones en bienes a China en 2017 y enfrenta  un déficit de comercio próximo a los 400.000 millones entre EE.UU. y China. Pero Trump aseguraba que, «con independencia de estas medidas arancelarias, EE.UU. está preparado para seguir las negociaciones» sobre comercio.

La relación económica bilateral entre Estados Unidos y China no solamente contiene mutuos beneficios entre ellos dos, sino que un efecto directo positivo en la economía mundial. Es por eso que los inversionistas en todo el mundo están atentos a la creciente disputa comercial entre ambos países. Donde se ve más claro es en las Bolsas mundiales, dond hace tres días la tensión comercial entre China y Estados Unidos terminó de minar el ánimo de los inversores, pero hoy (9 de abril) las Bolsas mundiales al respondido alza ante las menores tensiones entre EE. UU. y China.

Más problemas en la propiedad intelectual

Otra disputa de mayor calado aún  en la relación económica de estos dos gigantes radica en la propiedad intelectual. La Administración de Trump está tomando medidas contra lo que llama robo de propiedad intelectual estadounidense por parte de China, cuyo cote o imoacto económico estima en un billón de dólares (trillón americano). 

El domingo, el nuevo asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo que “una coalición de los dispuestos”incluye Canadá, Australia y gran parte de Europa, y se estaba formando para presionar a China mientras Estados Unidos demanda  a la Organización Mundial de Comercio que sea más estricta con Pekín. Dijo que Washington espera evitar una acción, pero que Trump es serio con sus amenazas. "Éste es un problema causado por China, no por el presidente Trump”, dijo Kudlow en "Fox News Sunday". Pero restó importancia a la amenaza de aranceles, diciendo que es “parte del proceso” e  insinuando que el impacto sería “benigno” y que tiene esperanzas de que China entre en negociaciones:“No pienso que se acerca una guerra comercial”.

 

De interés

Artículos Relacionados