domingo,17 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaUn estudiante detecta una nueva especie de dinosaurio
Catorce metros de monstruo carnívoro

Un estudiante detecta una nueva especie de dinosaurio

ibercampus.es/EFE
Quién le iba a decir a un estudiante universitario, que unos fósiles encontrados hace diez años iban a convertirle en todo un nombre en la Ciencia. El joven Steve Brusatte, alumno de la Universidad de Bristol, analizó unos fósiles de dinosaurio procedentes de Níger y se dió cuenta de que pertenecían a una especie sin descubrir: un gigantescto dinosaurio carnívoro.

Según el informe, el dinosaurio, cuya cabeza medía casi dos metros, fue identificado como "Carcharodontosaurus iguidensis", y fue clasificado como nueva especie.

Los fósiles fueron descubiertos en 1997 en Níger por Steve Brusatte, un estudiante de la Universidad de Bristol, quien participaba en una expedición dirigida por el paleontólogo Paul Sereno, científico de la Universidad de Chicago y autor del informe.

Los restos del dinosaurio incluyen varias piezas del cráneo, partes del hocico, la mandíbula inferior y el cuello.

El informe señala que el descubrimiento demuestra que los terópodos, dinosaurios bípedos y carnívoros, poblaban África hace 95 millones de años.

El ecosistema del Sahara también albergó a otros dos megacarnívoros; el Spinosaurus, que tenía unos 18 metros de largo, y el terópodo Abelisaurid, que se caracterizaba por extremidades posteriores macizas y una larga ornamentación en los huesos del cráneo. Este último tenía unos nueve metros de largo.

En realidad los primeros restos de un Carcharodontosaurus fueron descubiertos en el decenio de 1920, pero sólo fueron dos dientes que desaparecieron.

Una década después fueron encontrados otros restos del animal en Egipto, pero estos fueron destruidos cuando los aviones aliados bombardearon Munich (Alemania) durante la II Guerra Mundial.

Otros fósiles menores del dinosaurio fueron encontrados en el Sahara marroquí años después.

Pero estos nuevos fósiles provienen de otra región de África y muestran muchas diferencias con los otros, lo que permitió a Brusatte identificarlo como una nueva especie.

"El mundo cretáceo de hace 95 millones de años fue un momento de altos niveles marinos y de uno de los climas más cálidos experimentados por la historia de la Tierra", indicó Brusatte en el informe.

"Al parecer los mares separaron a Marruecos de Níger, lo que habría impulsado una evolución diferente de las especies que vivían en esas regiones", agregó.

"Esto tiene implicaciones para el mundo actual en que están aumentando las temperaturas y los niveles marinos. Al estudiar los cambios de esos ecosistemas podríamos comprender cómo se está modificando nuestro mundo", indicó.

De interés

Artículos Relacionados