jueves,21 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadUn estudio de la AACSB analiza el impacto de las escuelas de...
Con la finalidad de ver su grado de formación

Un estudio de la AACSB analiza el impacto de las escuelas de negocios dentro de sus comunidades

ibercampus.info
La Association to Advance Collegiate Schools of Business (AACSB) ha realizado un estudio que examina el impacto de las escuelas de negocios dentro de una comunidad a través de tres ámbitos: impacto en la comunidad educativa, en las empresas y en la sociedad. La finalidad es conocer la capacidad de formación de las escuelas.

Cada vez aparecen más rankings para clasificar las escuelas de negocio, se hace más difícil que un futuro alumno de este tipo de centros pueda elegir la alternativa que más le conviene por la confusión de listas que aparecen en los medios, sin explicar qué metodología han seguido. El uso intencionado de estas clasificaciones se convierte en una ´herramienta de marketing institucional´ y no un ´instrumento de información y orientación al potencial alumno´, lo que acaba por cuestionar el rigor científico de estos indicadores.

Ante esta anomalía, en Estados Unidos, la Association to Advance Collegiate Schools of Business (AACSB) se ha propuesto realizar un ambicioso estudio que, para aclarar las cosas, pretende, examinar el impacto de las escuelas de negocio en la sociedad, desde distintas perspectivas: el impacto sobre sus alumnos, el impacto sobre sus empresas y el impacto sobre la economía y la sociedad a la que pertenecen.

En relación a los alumnos: la investigación académica sobre el liderazgo directivo no puede ser teoría aislada de la realidad diaria, tiene que ser relevante respecto a los temas que se suceden en el mercado y respecto a cómo son las empresas de este mercado, qué sectores son centrales, qué dimensión o capacidad de crecimiento, endeudamiento o exportación tienen.

Las escuelas de negocio tienen demostrar que facilitan una capacidad superior de inserción, mejora de empleo o de competencias específicas a sus alumnos. Ya no se trata sólo de crear buenos contables, gerentes o directores de proyecto. Es imprescindible formar en el pensamiento estratégico, además de en la gestión técnica o táctica. Por lo tanto, no vale sólo la acumulación de casos, ejemplos o la mera aportación de técnicas de gestión.

La docencia en las escuelas de negocio tiene que estar basada en investigación sólida sobre los elementos nucleares de las empresas de hoy en día, que se mueven en entornos complejos, cambiantes y con capacidad de aprendizaje. La percepción de la propia comunidad educativa (alumnos, profesores) y la valoración del impacto es, por tanto, uno de los ejes centrales de medida de la calidad de las escuelas de MBA.

¿Y cómo se averiguan esos datos. Teniendo en cuenta el impacto que tiene sobre las empresas de la comunidad en la que se asienta la escuela de negocios y que en buena medida financian la formación de los alumnos. Y disponiendo de indicadores que soporten la actuación de una escuela de negocios: decisiones de los políticos que intervienen en la definición de las políticas públicas macro y microeconómicas, en el crecimiento económico, en la innovación y en el liderazgo de las economías, etc.

De interés

Artículos Relacionados