lunes,6 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaUn estudio de la UB asegura que la deuda del fútbol es...
Crece rápidamente

Un estudio de la UB asegura que la deuda del fútbol es ya de 3.526 millones

Reuters
Tiempo de fichajes y de dispendios. Mientras el Gobierno de España se pelea contra su déficit presupuestario, las finanzas de la Primera División de fútbol continúan en su espiral incontrolable, según el último estudio presentado este martes por el profesor de la Universidad de Barcelona José María Gay, permanente informador de los desvaríos económicos del fútbol.

Los 20 clubes de la Liga sumaron una deuda de 3.526 millones de euros en la campaña 2008-09 por los 3.490 de la temporada anterior, de acuerdo con el estudio, recogido por la agencia británica Reuters.

Los ingresos de los clubes de Primera División descendieron esa temporada más de la mitad, hasta un tibio 4%, frente al 10% de la campaña 2007-08, mientras que por otro lado los costes ascendieron a 1.704 millones de euros, 249 millones más que los ingresos, de 1.455 millones.

Solamente los gigantes Real Madrid y Barcelona, dos de los clubes más ricos del mundo, y el modesto Numancia, que descendió, lograron beneficio operativo en ese periodo, aunque Gay no ha podido incluir los datos de los equipos Atlético de Madrid, Villarreal, Almería, Racing de Santander, Sporting de Gijón y Recreativo de Huelva, ya que presentaron fuera de plazo sus cuentas en el registro oficial del ejercicio que finalizaba el 30 de junio de 2009. En estos casos, utiliza los números del ejercicio anterior.

José María Gay señala los costes laborales, es decir los salarios de los futbolistas, como el gran mal de las finanzas futbolísticas, ya que sumaban un 85% de los ingresos operativos de los clubes.

Hacia el modelo escocés

«No nos hagamos ilusiones, el fútbol español está en una situación muy difícil, como nuestra economía», resume Gay. «No se puede gastar más de lo que se gana. Es una regla esencial para la supervivencia económica».

Los ricos Real y Barça dominan la Liga porque negocian sus propios acuerdos de televisión y recaudan la mitad de sus 560 millones de euros de ingresos de los derechos audiovisuales de la pasada temporada.

Gay sugirió que esta situación tendría que cambiar si la Liga quisiera evitar el desmoronamiento financiero y desviarse del denominado ´modelo escocés´ de competición, con dos clubes -Celtic y Rangers- dominantes en lo deportivo y lo económico.

La competición de Primera División recién terminada es un calco de ese mimetismo con la ´Scottish League´: el campeón, Barcelona, marcó un récord de 99 puntos, mientras que el Real Madrid, que se gastó 250 millones de euros en fichajes al comienzo de la temporada, fue segundo con 96, a una distancia de 25 puntos del Valencia, tercer clasificado.

«¿Quién puede ganar la Liga? La respuesta es obvia: Barça o Madrid, Madrid o Barça. Nadie más», dice Gay. «Quizá ahora sea el momento idóneo para renegociar las reglas de la economía entre todos los protagonistas», añade.

Los ingresos de televisión

Real y Barça son sistemáticamente presionados por los clubes más modestos para que renuncien a sus privilegiados derechos de televisión y se adapten a un sistema imperante en la mayoría de las otras ligas europeas, en las que se reparte el dinero. Pero los dos grandes replican que perder sus ingresos televisivos los haría menos competitivos en Europa y no podrían fichar a los mejores futbolistas ni pagar sus caros emolumentos.

«Barça y Madrid deberán hacer un esfuerzo y sacrificarse hoy para que la Liga pueda prosperar. Un paso atrás y varios adelante. Si no sucede esto, la liga agonizará», insiste Gay, quien asegura que una de las principales razones de las ruinosas finanzas de los clubes españoles se debe a a los costes laborales, mucho mayores que los ingresos operativos incluso en equipos como el Sevilla, el Atlético o el Valencia.

«Esto implica que el modelo económico es insostenible y que a menudo se ven forzados a un plan alternativo de ingresos extraordinarios para acabar con sus déficits. «Al igual que el Estado español, el fútbol necesita drásticos recortes, especialmente en sueldos», añadió Gay. «Y eso significa que todos tendrán que apretarse el cinturón».

Fuente: Elmundo.es/Reuters

De interés

Artículos Relacionados