domingo,23 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaUna empresa de Rato recibió un millón en comisiones por un intermediario...
Caixabank, Telefónica y Santander también nutrieron su renta

Una empresa de Rato recibió un millón en comisiones por un intermediario detenido ayer en Barajas

Redacción
Una empresa de Rodrigo Rato, exvicepresidente del Gobierno con Aznar y exgerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), recibió un millón de euros en comisiones por un intermediario detenido ayer en Barajas mientras el investigado presidía Bankia. La noticia se hace pública cuando el PP daba por cerrada la polémica por recibirleen su despacho el ministro de Interior y cuando la Audiencia Nacionial inicia la investigación por blanqueo de dinero en un hotel de Berlín financiado por Caixabank.

Una de las empresas del exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato, de quien se ha pubicado que recibía también unos 200.000 euros anuales de  Telefónica y Banco Santander tras dejar Bankia, recibió casi un millón de euros en comisiones gracias al responsable de Albisa, que intercedió en la adjudicación a dos empresas de los contratos de las campañas de publicidad de Bankia en 2010 y 2011. Así han informado fuentes de la investigación, explicandodo que Alberto Portuondo Coll, detenido ayer en el aeropuerto de Barajas cuando se disponía a huir a México, gestionó la concesión de esos contratos a Zenith Media y Publicis Comunicaciones a cambio de comisiones.

Según dichas fuentes, Portuondo, a quien se le atribuyen delitos de blanqueo y corrupción de negocios, prestaba también servicios de consultoría a la presidencia de Bankia, logrando así que esas dos sociedades ganaran el concurso para hacerse con las campañas publicitarias de la entidad, por lo que supuestamente Albisa logró dos millones de euros en comisiones.

Por otro lado, Izquierda Unida ha pedido por escrito al Gobierno una copia de los informes sobre las amenazas contra Rodrigo Rato a las que se refirió en su comparecencia del pasado fin de semana en el Congreso el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. Pero la asociación mayoritaria de la Guardia Civil asegura que no consta que Rato denunciara amenazas.

Los socialistas consideran "increíble" que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, desconociera la existencia de la reunión que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, mantuvo con el exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato hasta que no fue publicada en la prensa. "Está claro que el presidente estaba informado de la reunión", afirmó ayer el secretario de Política Federal del PSOE, Antonio Pradas, que calificó de "inverosímiles y artificiales" las explicaciones que Fernández Díaz ofreció el viernes en el Congreso. Desde el PP, su vicesecretaria de Estudios y Programas, Andrea Levy, dio ayer por el "zanjada" el sábado la polémica tras la comparecencia del ministro.  "Si alguien tiene algo que ocultar no lo va a hacer a plena luz del día", añadió.

Por su parte, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, escribió en su cuenta de la red social Twitter que "lo que le preocupa a Fernández no es la seguridad de Rato sino la omertánecesaria para salvar al PP", en referencia al código de honor mafioso que impone la ley del silencio.

Sin embargo, la Asociación Unificada de la Guardia Civil, que días atrás considero injusta la entrevista, mostró su "desconcierto" por la justificación ofrecida por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para explicar el motivo de su reunión con Rodrigo Rato, ya que, según la asociación mayoritaria dentro del cuerpo, "no hay constancia" de que el ex vicepresidente del Gobierno haya presentado una denuncia por sentirse amenazado. La AUGC volvió a pedir la dimisión del ministro del Interior, a través de un comunicado en el que lamenta que Fernández Díaz "emplee diferente rasero para medir las amenazas recibidas por dos ciudadanos españoles", en referencia a las que padece un guardia civil, "cuya labor sirvió para desarticular una banda criminal", y las que al parecer ha recibido el ex vicepresidente del Gobierno.

Además de por blanqueo y otros delitos, Rato, quien pasa estas vacaciones en Gijón con habituales visitas al lujoso y exclusivo Club Marítimo, está siendo investigado por la salida a Bolsa de Bankia, entidad ahora nacionalizada que protagonizará otros casos judiciales por las preferentes y las tarjetas opacas durante la previa presidencia de Miguel Blesa, también amigo de Aznar, cuyos correos y otros motivaron la rápida sentencia del Tribunal Supremo condenando al juez Elpidio Silva a 17 años de inhabilitación por prevaricación y contra las garantías constitucionales. Entre tanto, las reclamaciones por estafa u otras de decenas de miles de pequeños inversores afectados abarrotan los tribunales y asociaciones como Adabankia intenta estudiar las consecuencias de dichos escándalos en la salud corporan y mental de perjudicados y en la salud hasta económica también del propio sistema judicial español.

De interés

Artículos Relacionados