viernes,22 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioUna mente maravillosa en la Universidad de Santiago
Array
Un Nobel de película

Una mente maravillosa en la Universidad de Santiago

ibercampus.info
John Forbes Nash, ya ha cumplido los 80 años, pero cuando tenía 22 escribió una tesis doctoral de 27 páginas que hizo un aporte fundamental a la economía moderna y que, 40 años después, le valdría un premio Nobel. Fuera del mundo científico, muchos el conocen por inspirar la película ´Una mente maravillosa´. Desde ayer Nash está en Santiago para mantener un encuentro con investigadores y alumnos universitarios y pronunciar la conferencia "Dinero ideal y dinero asintóticamente ideal".

 

Nash nació en 1928 en un pequeño pueblo de Virginia (Estados Unidos) y desde niño mostró un inusitado interés por las ciencias. Aunque en un principio se decantó por la química, el apoyo de uno de sus profesores al ver su talento matemático hizo que se decidiera finalmente por esta carrera. Acabó la licenciatura en tres años y fue profesor de la Universidad de Princeton, en donde sigue trabajando e investigando. Con 22 años, el joven Nash leyó en la Universidad de Princeton una tesis de tan sólo 27 folios, que casi medio siglo después le valdría el premio Nobel. "No me interesaba si el reconocimiento me llegaba pronto o tarde", aseguró ayer.

A finales de los años 50 le diagnosticaron una esquizofrenia paranoide, una enfermedad que sufrió durante treinta años.

Su aportación a la Teoría de Juegos fue el llamado Equilibrio de Nash: cuando los agentes de un juego no cooperan entre sí, existe un equilibrio por el cual el éxito de la estrategia que siga cada jugador depende de las estrategias que sigan los demás. Su descubrimiento se puede aplicar no sólo a la economía, sino a múltiples ámbitos, como la evolución de las especies biológicas o los comportamientos de los candidatos en elecciones. Por eso Nash piensa que las matemáticas "son el lenguaje universal".

Nash comparó la globalización con el calentamiento global y la proliferación de armas nucleares, todos problemas "difíciles de parar". Los avances "son rápidamente copiados" por cada país y resulta imposible conservar la información. Piensa que el cambio climático se debe a que hay "demasiados animales" habitando en el planeta que cambian el contenido de los gases de la atmósfera. Defendió que, "si cada uno va por su lado", la estrategia fracasará. Para frenar el cambio climático "todos deben colaborar". En el encuentro con la prensa le preguntan si el actual sistema económico es insostenible. "Insostenible no es una palabra científica", espeta a los periodistas para después evitar concluir la respuesta, haciendo de estricto matemático que no admite errores en los planteamientos.

Su fama de niño introvertido con dificultades para relacionarse con los demás, le sigue hasta hoy. "Tuve algunos buenos profesores, pero mi principal influencia fue la lectura. Más que las personas, fueron los libros".

Fuente: El País

De interés

Artículos Relacionados