domingo,5 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económica20 ideas de economistas contra el fraude fiscal, tras limitar el de...
Otros llegan a 40.000 millones, por un 20% del PIB oculto

20 ideas de economistas contra el fraude fiscal, tras limitar el de ocultaciones a 26.000 millones

Redacción
Los fiscalistas del Consejo General de Economistas, integrados en REAF-REGAF, estiman que la pérdida de ingresos fiscales anuales por la economía oculta podría reducirse a 36.000 millones. Lo dijeron al presentar este jueves dos estudios simultáneos, con la colaboración del Colegio de Economistas de Madrid. Uno lleva por título Reflexiones sobre el fraude fiscal y el problema de las estimaciones. 20 propuestas para reducirlo, y otro Declaración de Sociedades 2016 y novedades 2017.

En el primero de ellos, los expertos del Consejo General de Economistas han partido del análisis de diferentes estudios que tratan de dimensionar la economía sumergida y el fraude fiscal, para pasar a continuación a examinar las estimaciones sobre el tamaño del fraude fiscal en nuestro país, reflexionar sobre las variables que inciden en él y plantear 20 propuestas para intentar reducirlo.

La cuantificación de la economía sumergida y del fraude fiscal –conceptos no equivalentes, aunque a veces se empleen como sinónimos– se realiza por distintos métodos que dan resultados muy diferentes, siendo relativamente fiables únicamente si se complementan y corrigen. Por ejemplo, algunos estudios cifran la economía sumergida en España en más de 200.000 M€, y otros consideran que supera por poco los 120.000 M€ y que la recaudación perdida está en torno a los 40.000 M€. Para los expertos del Consejo General de Economistas, después de realizar los necesarios ajustes por las simetrías y duplicidades, esta pérdida de recaudación podría rondar –con todas las cautelas– los 26.000 M€.

 

Para el presidente del Consejo General Economistas, Valentín Pich, el importe del fraude fiscal es el resultado de una función multivariable. Según Pich, “en el fraude fiscal inciden aspectos inmateriales –como la educación de la ciudadanía, la eficiencia en el gasto o el ejemplo de los responsables políticos–, y otros más tangibles –como la fortaleza de las agencias tributarias, las consecuencias de las comprobaciones administrativas o de la regularización para declaraciones fuera de plazo, la claridad normativa o la estabilidad de las normas y de los criterios interpretativos–”.

 

Teniendo en cuenta que para la disminución del fraude fiscal no existen recetas mágicas, los expertos del Consejo General de Economistas han realizado 20 propuestas para intentar reducirlo, entre las que destacan las siguientes: mejorar la forma de trabajar de las agencias tributarias, facilitar las regularizaciones de acuerdo con lo previsto en la Ley General Tributaria, intentar reducir los tiempos de resolución en los procesos de revisión, tutelar de forma especial a los nuevos empresarios, hacer una rápida difusión de criterios interpretativos e intensificar la relación cooperativa.

 

Por lo que se refiere al documento Declaración de Sociedades 2016, los economistas enunciaron las novedades y volvieron a recordar que la recaudación que se le puede pedir a este tributo, en estos momentos, está entre 20.000 y 25.000 millones de euros.

 

El REAF-REGAF, órgano especializado en materia fiscal del Consejo General de Economistas, ha presentado hoy el estudio Reflexiones sobre el fraude fiscal y el problema de las estimaciones. 20 propuestas para reducirlo. Este estudio ha sido elaborado por Jesús Quintas, que fue subdirector de Impuestos sobre las Personas Jurídicas; por Jesús Gascón, inspector de Hacienda del Estado y exdirector general de Tributos, y por el Servicio de Estudios del Registro de Asesores Fiscales; y ha sido dirigido por Valentín Pich, presidente del Consejo General de Economistas, y por Jesús Sanmartín, presidente del REAF-REGAF. También se ha presentado hoy de forma simultánea otro documento elaborado por el Servicio de Estudios del REAF titulado Declaración de Sociedades 2016 y novedades 2017.

 

En el estudio sobre el fraude fiscal se recopilan los principales intentos de medir la economía sumergida y el fraude fiscal, profundizando en las dificultades que esto entraña –para comenzar, en la misma delimitación de ambos conceptos–, analizando las series temporales de las mediciones con diferentes métodos, centrándose en los resultados para nuestro país y, finalmente, poniendo en cuestión las cifras que normalmente se manejan.

 

Así, por ejemplo, los asesores fiscales del REAF-REGAF han detectado que mientras que algunos estudios cifran la economía sumergida en nuestro país en más de 200.000 M€, otros consideran que superaría por poco los 120.000 M€ y que la recaudación perdida podría rondar los 40.000 M€. Sin embargo, para los fiscalistas del Consejo General de Economistas esta pérdida de recaudación se encontraría, con todas las cautelas, en torno a los 26.000 M€ después de realizar los necesarios ajustes. Una de las conclusiones a la que han llegado los citados expertos es que la cuantificación del fraude fiscal debería hacerse conjugando los resultados de varios métodos y corrigiendo las estimaciones con el importe de las asimetrías y duplicidades que se observan.

 

Finalmente, los economistas han enumerado las variables que, según ellos, pueden incidir en el fraude fiscal –la educación de la ciudadanía, la eficiencia en el gasto, el ejemplo de los responsables políticos, la fortaleza de las agencias tributarias, las consecuencias de la regularización espontánea o de las comprobaciones administrativas, la claridad  y estabilidad normativa, el conocimiento rápido de los criterios interpretativos o las posibilidades de éxito del defraudador–, y han planteado 20 propuestas para intentar reducir el fraude fiscal en España, aun siendo conscientes de que en este terreno no existen recetas mágicas.

 

Entre estas PROPUESTAS, resaltan las siguientes:

 

  • Mejorar la forma de trabajar de las Agencias tributarias, instruyendo expedientes administrativos más sólidos.
  • Facilitar las regularizaciones espontáneas de acuerdo con el régimen general previsto en la Ley General Tributaria para las declaraciones que se presentan fuera de plazo.
  • Intentar reducir los tiempos de resolución en los procesos de revisión.
  • Tutelar de manera especial a los nuevos empresarios.
  • Hacer una rápida difusión de criterios interpretativos.
  •  Intensificar la relación cooperativa.
  • Fijar objetivos de las Administraciones tributarias a medio y largo plazo.
  • Potenciar la educación ciudadana a este respecto.
  • Potenciar la utilización de medios electrónicos.
  • Intensificar la cooperación internacional.

Respecto al Impuesto sobre Sociedades 2016, los asesores fiscales del REAF-REGAF han advertido de que la información sobre las operaciones vinculadas sale del modelo 200 y pasa a uno específico –el nº 232–, y han resaltado las principales novedades de esta declaración: la obligatoria reversión por quintas partes de los deterioros de cartera anteriores a 2013 o las nuevas limitaciones a la compensación de pérdidas y de deducciones por doble imposición para medianas y grandes empresas. Respecto a ejercicios iniciados a partir de 1 de enero de 2017, consideran que el principal problema para las entidades, además de los anteriores y de la anticipación del tributo a través de los desproporcionados pagos fraccionados, será la limitación al cómputo de pérdidas en la transmisión de participaciones significativas. 

Los textos presentamos pueden consultarse íntegramente aquí:

– Estudio Reflexiones sobre el fraude fiscal y el problema de las estimaciones. 20 propuestas para reducirlo.

– Estudio Declaración de Sociedades 2016 y novedades 2017.

– PowerPoint con un resumen explicativo de ambos estudios (incluye gráficos y cuadros).

 

REAF-REGAF Asesores Fiscales es el órgano especializado del Consejo General de Economistas que coordina la actividad de los economistas y titulares mercantiles en los temas relacionados directamente con el ejercicio profesional de la Asesoría Fiscal. El Registro está constituido actualmente por más de 6.500 Asesores Fiscales pertenecientes a los Colegios de Economistas y de Titulares Mercantiles de España, siendo la Entidad más representativa de este sector profesional. El REAF-REGAF Asesores Fiscales participa activamente con las distintas Administraciones Tributarias en la resolución de los problemas profesionales y en la confección de propuestas tendentes a la mejora o adaptación del Ordenamiento Tributario.

 

 

De interés

Artículos Relacionados