viernes,22 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaAprobado con demora el plan de empleo 2016 y excluidos los sindicatos...
CCOO y UGT acusan al Gobierno de acabar con el diálogo

Aprobado con demora el plan de empleo 2016 y excluidos los sindicatos de los cursos de formación

Redacción
Cuando apenas quedan cuatro meses efectivos para terminar el año, el Gobierno en funciones aprobó este viernes el Plan Anual de Política de Empleo 2016, dotado con un total de 5.265 millones de euros.imismo, el Consejo de Ministros aprobó también la convocatoria de subvenciones a planes de formación 2016-2017 para trabajadores ocupados por valor de 250 millones de euros, por primera vez sin incluir a los agentes sociales en el órgano técnico que evalúa la oferta.Los sindicatos montaron en cólera

CCOO consideró que la exclusión "no puede explicarse en términos legales y es indefendible en términos políticos", mientras UGT acusó al Gobierno de acabar con "el diálogo, el consenso, el trabajo y acuerdos en materia de formación" de los últimos años.

Al igual que las políticas activas de empleo aprobadas los últimos años con similar demora a la de 2016, las medidas anunciadas nuevamente tienen como objetivos mejorar la empleabilidad de los parados y su formación, vincular las políticas activas y pasivas de empleo e impulsar el emprendimiento.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Báñez aprovecho otra vez para exponer lo que presentó como logros obtenidos durante su gestión en materia de empleo. Destacó que todo el crecimiento económico se traduce en puestos de trabajo "gracias al esfuerzo solidario de la sociedad, que ha hecho posible que se recupere la mitad del empleo destruido durante la crisis". Báñez recalcó que el paro se está reduciendo intensamente, que 3 de cada 4 ocupados tienen un empleo indefinido y que menos del 1% de los asalariados posee un contrato inferior a un mes. La ministra hizo hincapié en que este año se han firmado un millón de contratos, el mejor registro en ocho años.

La ministra de Empleo y Seguridad Social en funciones, Fátima Báñez, destacó tras el Consejo que el Plan Anual de Política de Empleo (PAPE) establece los objetivos a alcanzar en este año en el conjunto de España y en cada una de las Comunidades Autónomas en esta materia y fue acordado en la conferencia sectorial celebrada el pasado 18 de abril. Pero la demora no significa que el trámite burocrático haya terminado, pues el Plan dice que se configura como un instrumento de evaluación de los servicios y programas de políticas activas de empleo desarrolladas por el Servicio Público de Empleo Estatal y las Comunidades Autónomas, evaluación de la que depende en 2016 el 70 por 100 de los fondos que en un próximo Consejo de Ministros el Gobierno distribuirá a las Comunidades Autónomas para la gestión de las políticas activas de empleo.

Pese a estas demoras, el Plan se dirige a los importantes y necesarios objetivos de mejorar la empleabilidad de los jóvenes y de los colectivos con más dificultades para acceder al mercado laboral, como los parados de larga duración. También pretende mejorar la calidad de la formación profesional para el empleo, vincula las políticas activas y pasivas e impulsa el emprendimiento.

Báñez dijo que el Ejecutivo destina al Plan un total de 5.265 millones de euros, de los que las comunidades autónomas recibirán 1.800 millones, 386 millones más que el año pasado. El resto lo ejecutará el Gobierno. La distribución de estos fondos se realizará según la citada evaluación de los resultados de los indicadores definidos para 2016 en la Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos Laborales en abril de 2016.

 

Fátima Báñez (Foto: Pool Moncloa)

Los ejes fundamentales de actuación, según ha descrito, son la orientación, la formación y las oportunidades de empleo (a los que se dedicará el 92% de los fondos), así como la igualdad de oportunidades en el acceso al mercado de trabajo, el emprendimiento y el marco institucional del Sistema Nacional de Empleo. La ministra ha recordado que el Gobierno destinó entre los años 2008 y 2011, primera fase de la crisis, 28.500 millones de euros en políticas activas de empleo y 115.000 millones en políticas pasivas.

250 millones para planes de formación

Por otra parte, el Ejecutivo ha autorizado la convocatoria del Servicio Público de Empleo Estatal(SEPE) para conceder subvenciones públicas a planes de formación de ámbito estatal dirigidos prioritariamente a trabajadores ocupados. Fátima Báñez ha destacado que "es la primera convocatoria estatal de subvenciones abierta al cien por cien a la concurrencia competitiva entre las entidades de formación que hay en nuestro país".

La convocatoria, con una dotación presupuestaria de 250 millones de euros para 2016 y 2017, considera prioritaria la formación en áreas relacionadas con la digitalización y las tecnologías de la comunicación, la internacionalización de las empresas, el emprendimiento y la eficiencia energética. "Priorizamos aquellos sectores y nichos de empleo que van a ser más demandados a lo largo de este año y del siguiente por las empresas en nuestro mercado de trabajo", ha apuntado la ministra.

Báñez ha añadido que "el objetivo es claro: mejorar la empleabilidad de los trabajadores y, con ello, que nuestras empresas sean más competitivas en un mundo cada día más global". Asimismo, ha resaltado que, por primera vez, cuando los fondos de un año no se hayan gastado o ejecutado completamente se incorporarán a la convocatoria del año siguiente.

Otro balance empleo

Báñez ha hecho un balance los resultados obtenidos en materia laboral durante los últimos. "España vive hoy una recuperación económica muy social. Todo el crecimiento económico se traduce en creación de empleo y gracias al esfuerzo solidario de toda la sociedad española hemos recuperado la mitad del empleo destruido por la crisis", ha dicho.

Soraya Sáenz de Santamaría y Fátima Báñez (Foto: Pool Moncloa)

En este sentido, la ministra ha subrayado que el paro se "reduce intensamente", ya que hay 739.298 desempleados menos que en diciembre de 2011 y el "empleo crece vigorosamente". Además, ha apuntado que el desempleo ha bajado en julio en 83.993 personas en relación con el mes anterior, la mayor reducción del paro en julio desde el año 1997. Asimismo, ha indicado que el desempleo se sitúa en la cifra más baja desde agosto de 2009: 3.683.061 parados.

Fátima Bañez ha destacado que la afiliación media a la Seguridad Social alcanzó 17.844.992 ocupados en julio, y se ha recuperado el 50,7% de los más de 3.300.000 empleos que destruyó la crisis". También ha asegurado que tres de cada cuatro personas tienen un contrato indefinido y que menos del 1% de los asalariados posee un contrato inferior a un mes.

De enero a julio de este año, según los datos ofrecidos por la ministra, se han firmado casi un millón de contratos, el mejor registro en los últimos ocho años. "Tenemos que seguir trabajando pero también poner en valor el esfuerzo que están haciendo tanto las empresas en España, después de la salida de la crisis, como los trabajadores", ha concluido.

De interés

Artículos Relacionados