lunes,6 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaBruselas legisla para evitar la explotación de los becarios
Marco de calidad para todos los Estados

Bruselas legisla para evitar la explotación de los becarios

Redacción
Los países de la Unión Europea (UE) han apoyado la creación de "contratos de prácticas profesionales" para regular las condiciones laborales de los becarios, con el objetivo de evitar su explotación por parte de los empleadores y de aumentar las posibilidades de los jóvenes de encontrar trabajo.

La medida se incluye en el "Marco de Calidad para las Prácticas Profesionales" adoptado ayer por los ministros de Empleo de los Veintiocho, que incluye un conjunto de recomendaciones que deberán aplicarse a las legislaciones nacionales y a los sistemas de formación.

El "acuerdo escrito" entre becarios y empleadores deberá especificar el "contenido de aprendizaje" de las prácticas, mediante la fijación de objetivos formativos así como de las condiciones laborales.

Estos "contratos de prácticas" recogerán los derechos y obligaciones de las partes, si hay una compensación económica y la duración del periodo formativo.

El objetivo de la iniciativa es que los estudiantes en prácticas adquieran experiencia profesional de alta calidad, dijo hoy ante los ministros el comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, Laszlo Andor, que alertó de que los becarios "no deben sustituir a los trabajadores permanentes", sino ser una inversión en formación.

"Las becas son esenciales para garantizar una transición suave de la escuela al trabajo. No obstante, sólo representan un valor para los jóvenes si ofrecen un contenido de aprendizaje de calidad y unas condiciones de trabajo seguras. No se deberían utilizar como una fuente de trabajo libre o barata ni reemplazar a los trabajadores permanentes", señaló.

La CE ha señalado que supervisará ahora la aplicación de esta normativa en los Estados miembros.

"Es crucial que todos los países apliquen el ´marco de calidad´ lo antes posible de manera íntegra y concreta, con la participación activa de patronal y de los representantes de los trabajadores" dijo Andor.

La recomendación adoptada define las becas como "periodos limitados de tiempo de trabajo, pagados o no, que incluyen un componente educativo y formativo, llevadas a cabo para ganar experiencia práctica y profesional para mejorar las posibilidades de ser empleados y facilitar la transición al empleo regular".

Además, subraya que uno de los retos existentes en la Unión es aumentar la movilidad de los becarios en los Veintiocho para ayudar a impulsar un auténtico mercado laboral comunitario.

En la UE hay actualmente unos 5,5 millones de parados menores de 25 años y una tasa de desempleo juvenil que asciende al 59 % en Grecia y al 54,6 % en España, según datos publicados por Eurostat, correspondientes al pasado febrero.

De interés

Artículos Relacionados