miércoles,8 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadChina, mayor potencia mundial en patentes
Mientras niega intención de sustituir a los EE.UU

China, mayor potencia mundial en patentes

Redacción
China se reafirma como mayor potencia mundial en patentes, uno de los indicadores de la actual tendencial economía del conocimiento. Según las estadísticas que acaban de conocerse del 2014, tuvo más solicitudes de patentes de invención que cualquier otro país del mundo, por cuarto año consecutivo. Pero portavoces oficiales y autoridades universitarias han negado intención de sustituir a los EE.UU, aunque cada día más datos así lo indican.

El número de solicitudes de patentes de invención llegadas a la Oficina Estatal de Propiedad Intelectual (OEPI) en 2014 alcanzó las 928.000, un 12,5 por ciento más que el año anterior, dijo la OEPI. De ellas, la oficina autorizó un total de 233.000 patentes ese año, de las cuales 163.000 eran de solicitantes chinos. 

Al cierre de 2014, China tenía 633.000 patentes de invención de alta calidad y valor de mercado. El número de patentes por cada 10.000 ciudadanos chinos fue de 4,9, según la OEPI. China ha experimentado un aumento en el número de solicitudes de patentes como parte de la campaña para mejorar la economía. Sin embargo, las patentes de invención del país todavía carecen de poder competitivo, según los expertos. 

Una de las prioridades del gobierno ha sido impulsar la innovación mejorando la protección de los derechos de propiedad intelectual. 

¿Relevará a EE.UU como mayor potencia mundial?

El experto estadounidense en China Michael Pillsbury publicó un nuevo libro recientemente titulado “El maratón de cien años”. Dice que ser  "consciente" de la estrategia a largo plazo de China: primero introduciendo la tecnología occidental, después desarrollando una economía fuerte y finalmente reemplazando a Estados Unidos como superpotencia mundial.

Piensa que China está corriendo un maratón de cien años, un proceso de rejuvenecimiento de la sociedad y construcción de la democracia que comenzó el siglo pasado. Después de muchas dificultades y reveses, China ha expulsado con éxito a las potencias invasoras, ha logrado la independencia nacional, ha adoptado una política de reforma y apertura al mundo exterior y se ha comprometido con la cooperación internacional.

Hoy en día, China se ha convertido en una sociedad moderadamente próspera y se está convirtiendo en una superpotencia mundial emergente. En el proceso de reforma y apertura, promoción del avance institucional y mejora de los derechos humanos y de la democracia, China ha avanzado junto con muchos otros países. La mayoría de estos países, al igual que China, tiene sueños de lograr el desarrollo nacional y el progreso mundial. En este proceso, China públicamente ha presentado sus ideas explícitas para la cooperación internacional.

En la era de la globalización, se han optimizado los medios de producción, lo que ha permitido una cooperación eficaz entre recursos de mano de obra de China y el capital y tecnología de Occidente. En cierta medida, la estrategia de desarrollo de China ha creado un modelo exitoso para otras regiones y países de Asia y Pacífico.

Mediante la introducción de tecnología extranjera avanzada, China ha empezado a innovar en áreas como los trenes de alta velocidad, la industria aeroespacial y las comunicaciones. También ha empezado a exportar capital al extranjero y a buscar cooperación con el resto del mundo en la que ambas partes ganen por igual.

La idea principal de la obra “El maratón de cien años” de Pillsbury es que China se propone "reemplazar a Estados Unidos como una superpotencia mundial", pero el hecho es que el gobierno chino nunca ha tenido dicha estrategia o aspiración, según ha publicado Diario del Pueblo, el mayor diario chino, que tiene una edición en castellano llamada Pueblo en Línea. "Estamos convencidos de que sea lo poderosa que sea, China nunca participará en actos ilegales como violar la soberanía de otros países sin autorización de la ONU. China está dispuesta a ser una potencia que haga una fuerte contribución al mantenimiento de la paz mundial, pero también está dispuesta a trabajar con Estados Unidos y el resto del mundo a vivir en paz. No tiene ninguna intención de sustituir a Estados Unidos", dice el mismo diario al glosar el libro de Shen Dingli, profesor y decano asociado del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad Fudan de Shanghai.

Venta de la tercera cervecera 

Pero China no solo es ya la mayor productora mundial de algunos bienes, sino la mayor consumidora de muchos productos y materias primas. Algunas de ellas de forma creciente de gran consumo. Es el caso de la cerveza. La Beijing Yanjing Brewery Co., la tercera cervecería más grande de China, planea vender el 20% de la empresa a un socio estratégico extranjero, según personas conocedoras.La empresa, respaldada por el gobierno municipal de Pekín, está en contacto con potenciales inversores, incluyendo cervecerías extranjeras, dijo a través de la misma fuente.

La venta del 20% de la empresa podría estar valorada  en unos 700 millones de dólares, dato basado en la cotización actual de Yanjing, según Bloomberg.El presidente Xi Jinping ha alentado a las empresas estatales a captar inversores extranjeros y aumentar la competitividad en el marco de la reforma económica del país. Tal venta daría a Yanjing, la única cervecería de China sin un socio extranjero, acceso a la experiencia y la tecnología de otros países para contrarrestar la desaceleración del crecimiento de las ventas en la segunda economía del mundo.

Las acciones de Yanjing aumentan en Shenzhen, dándole a la compañía un valor de mercado de 3.600 millones de dólares. Un funcionario del departamento de relaciones con inversores de Yanjing, que no quiso dar su nombre, dijo que conocía el plan de Yanjing de vender el 20% de sus acciones.La empresa China Resources Enterprise Ltd, respaldada por el gobierno, produce la cerveza más vendida del país a través de una empresa conjunta con la segunda cervecería más grande del Reino Unido, SAB Miller Plc. El 19,99 % de Tsingtao Brewery Co, la segunda cervecería más grande de China, pertenece a la cervecería japonesa Asah Breweries Ltd, según su informe anual de 2013.Anheuser-Busch adquirió la cervecería Harbin Brewery Group Ltd por 738 millones de dólares en 2004, según Bloomberg. Actualmente la empresa Anheuser-Busch InBev NV, que asumió el control Anheuser-Busch en 2008, ha puesto en venta la cervecería de Harbin.Yanjing es propiedad de Beijing Enterprises Holdings Ltd, cuyo mayor accionista es el gobierno de Pekín, según el informe anual de las empresas de la capital.

De interés

Artículos Relacionados