viernes,19 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaEmprender y DeportesClubs y Administración dicen que acabarán con los ultras
El Depor sí alertó a las fuerzas de seguridad

Clubs y Administración dicen que acabarán con los ultras

Redacción
Los hechos desmienten las versiones de la Administración madrileña y deportiva sobre la falta de alertas policiales en torno a los planes de los hinchas que terminaron el pasado domingo en Madrid con la muerte de uno de ellos, pero clubs y Administración dicen que acabarán con la plaga. El secretario de Estado de Deportes y presidente del CSD, Miguel Cardenal, anunció que "habrá un antes y un después" de lo ocurrido en las aledaños del estadio Vicente Calderón.

En parecidos términos se expresó durante la reunión de la Comisión Antiviolencia el presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas: "Este es el fin de los ultras. Vamos a acabar con ellos".

A la reunión también asistió Francisco Martínez, secretario de Estado de Seguridad, que calificó los hechos de "extrema gravedad", pero subrayó que son "hechos excepcionales". Desde París, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, abogó por un esfuerzo conjunto del Ejecutivo, los clubs y los medios de comunicación no sólo para condenar hechos como los del domingo sino para intentar que no se vuelvan a producir.

La Comisión Antiviolencia justificó que no se hubiera declarado el partido de alto riesgo "porque por los antecedentes de los seis últimos años no se podía deducir que hubiera la posibilidad de que se produjera enfrentamientos entre estas dos aficiones". El director de la Policía, Ignacio Cosidó, presente en la reunión, comentó que en ningún momento los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad advirtieron que un grupo de ultras del Deportivo se disponía a viajar a Madrid para pelearse con radicales del Atlético. También indicó que para dificultar la prevención de los hechos, los Riazor Blues contrataron los autocares para desplazarse a la capital en la provincia de Lugo, así como que utilizaron dos vehículos lanzadera para prevenir que no hubiera controles policiales en el camino.

El Deport sí alertó a las fuerzas de seguridad

Un informe policial ratifica que el Deportivo de La Coruña comunicó a las fuerzas de seguridad que sus aficionados ultras estaban planeando un viaje al Vicente Calderón y también su costumbre de intentar contratar autobuses fuera de la provincia para no levantar sospechas sobre sus intenciones, según informa EL PAÍS. En este sentido, EL MUNDO apunta que el pasado miércoles un miembro de seguridad del Deportivo advirtió a la Policía de que al menos un autobús de los Riazor Blues viajaría a Madrid en la madrugada del domingo, extremo que al día siguiente la Policía coruñesa hizo llegar a la Comisión Antiviolencia, según un comunicado del Sindicato Unificado de Policía (SUP).

Los diarios también reflejan que los ultras del Depor habrían conseguido las localidades para el encuentro de manos de la Federación de Peñas. La mayoría de los 21 detenidos cuenta con antecedentes policiales, según confirmó Cosidó. Doce pertenecen a los Riazor Blues, seis al Frente Atlético, dos a los Bukaneros, ultras del Rayo Vallecano, y uno de los radicales del Alcorcón. Por otro lado, Francisco Javier Romero Taboada murió como consecuencia de los golpes provocados posiblemente por una barra de hierro, según ha determinado la autopsia.

Mientras, LA RAZÓN advierte de posibles represalias y titula: "Y ahora, ´de cacería´, contra el Frente Atlético". Según este diario, grupos de extrema izquierda preparan ya la venganza por la muerte de Jimmy.

Los ultras fuera de los estadios (ABC)

"Las reacciones oficiales a la muerte del hincha del Deportivo de La Coruña en el Manzanares han discurrido por un terreno de nadie, sin apuntar -más allá de la declaración de intenciones- a nuevos compromisos contra las bandas violentas, ni dar explicaciones cumplidas sobre cómo fue posible que un par de centenares de ultras de varios equipos se citaran impunemente en Madrid para pelearse como salvajes". "Si ha habido un exceso de confianza, hay que corregirlo inmediatamente para evitar cualquier espiral de violencia". "Además, la pelea del domingo desveló una especie de asociación entre grupos ultra por razones ideológicas, lo que hace aún más grave el problema y lo trasciende del ámbito deportivo". "Al club rojiblanco aún le queda mucho por hacer mientras los ultras del Frente Atlético sigan entrando en su campo". "Por lo pronto, ayer debió estar Enrique Cerezo en la reunión de la Comisión Antiviolencia".

La versión del Deportivo pone en tela de juicio el papel de la Policía (EL MUNDO)

"El presidente del Consejo Superior de Deportes se comprometió a acudir con urgencia al Congreso, pero quien debería hacerlo es el propio ministro del Interior".

Los clubes de fútbol deben extremar el celo (LA RAZÓN)

"Ellos deberían ser los más interesados en acabar con esta lacra y ponerse manos a la obra sin perder un minuto".

De interés

Artículos Relacionados