lunes,8 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónBlogsComentarios a las medidas de apoyo financiero transitorio del Real Decreto-ley 7/2020
Ángel Luis Vázquez Torres

Comentarios a las medidas de apoyo financiero transitorio del Real Decreto-ley 7/2020

Your international partner on-line
Pensemos en los millones de empresas y autónomos que se han visto obligados a cerrar sus negocios durante un periodo todavía indeterminado pero que, al menos, será de 15 días. Pensemos en la pérdida que va a suponer la cancelación de eventos como la Semana Santa para los sectores turísticos y actividades relacionadas.

Comentarios a las medidas de apoyo financiero transitorio del Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes para responder al impacto económico del COVID-19

Sin duda, el dichoso COVID-19 está planteado un problema global, de carácter económico y humano, de unas dimensiones que todavía no alcanzamos a cuantificar.
 
En principio, el primer problema es un problema médico, en el cual la comunidad científica ya esta trabajando sin descanso, pero también supone un gran reto logístico y de gestión en el que los Estados, Gobiernos y Administraciones están haciendo lo que pueden pero, no debemos olvidar que, al igual que en un “tsunami”, que cuando el agua se retira es cuando realmente podemos valorar el daño económico ocasionado y es evidente que el COVID-19 va a suponer un enorme coste económico para todas las empresas y negocios de nuestro país.
 

 

Pensemos en los millones de empresas y autónomos que se han visto obligados a cerrar sus negocios durante un periodo todavía indeterminado pero que, al menos, será de 15 días. Pensemos en la pérdida que va a suponer la cancelación de eventos como la Semana Santa para los sectores turísticos y actividades relacionadas.
 
En resumen, tenemos daños directos por el cierre temporal de los negocios, lo que supone no generar ingresos durante este periodo, pero los gastos siguen corriendo como son la nómina de los trabajadores, el alquiler, la cuota del préstamo, etc., tanto fijos como variables. Y daños económicos colaterales por la cancelación de importantes eventos dinamizadores del sector turístico, uno de los más importantes para nuestra economía (entre el 10 y el 12% del PIB).
 
Cuánto va a ser el impacto económico del COVID-19: no lo sabemos, pero seguro que va a ser muy superior a lo que pensamos.

 
Por otro lado, sabemos que, en una economía moderna, una empresa puede aguantar pérdidas, incluso varios años, pero, por el contrario, no puede sobrevivir quince días sin la financiación para su circulante.
 
Por esta razón, son tan importantes las medidas que se tomen por el Gobierno, de cara a facilitar los compromisos financieros de las empresas afectadas por este “tsunami” que es el COVID-19.
 
Teóricamente, esto es lo que pretende el Capítulo IV del Real Decreto-ley 7/2020, de 12 de marzo, donde se recogen medidas de apoyo financiero transitorio.
 
Conforme a la Exposición de Motivos del citado Real Decreto-Ley:
 
 

 

En relación con el segundo párrafo, es de destacar que la Agencia Tributaria ya ha sacado unas instrucciones provisionales para solicitar esta facilidad de pago de impuestos, a las que se puede acceder, pinchando en el siguiente enlace:
 
 


Se avecinan tiempos difíciles para nuestras empresas y trabajadores y cualquier ayuda vendrá bien. Tenerlo en cuenta.


De interés

Artículos Relacionados