viernes,20 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónBlogsCuando la intensidad marca tu diferencia

Cuando la intensidad marca tu diferencia

Desde mi trastorno bipolar Me inicié como jurista en el análisis del impacto de las normas en áreas clave de la economía como las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Pero tras irrrumpir varios diagnósticos de trastorno mental grave decidí centrarme en una forma diferente de verme a mí misma como persona. ---- He transitado desde 1995 por los servicios públicos de atención socio-sanitaria en Salud Mental. Me he tropezado con violaciones de derechos, falta de una asistencia humanizada y centrada en la persona como ser integral.Creo que tener un diagnóstico médico de trastorno mental grave no debe hacernos olvidar que somos seres muy valiosos, principalmente por la forma en que tenemos de enfrentar barreras sociales tratando de construir nuevos paradigmas. -En estos no deberían existir obstáculos que nos impidan ser ciudadanos plenos de dignidad y derechos. Espero que este testimonio sirva a los que se inicien en el complejo y a veces iluminador camino de la "locura".También me gustaría compartirlo con responsables de entidades públicas y privadas para descubrir cuánto podemos aportar a nuestra sociedad: una reflexión colectiva sobre qué modelo queremos para tod@s -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- I started as a lawyer in the analysis of the impact of regulations in key areas of the economy such as new information and communication technologies. But after several diagnoses of severe mental illness, I decided to focus on a different way of seeing myself as a person. I have traveled since 1995 through the public services of socio-health care in Mental Health. And I have stumbled upon violations of rights, lack of humanized and person-centered care. I believe that having a medical diagnosis of a serious mental disorder should not make us forget that we are very valuable beings, mainly because of the way we have to face social barriers trying to build new paradigms. In these there should be no obstacles that prevent us from being citizens full of dignity and rights. I hope that this testimony will be useful to those who are starting out on the complex and sometimes illuminating path of "madness". I would also like to share it with managers of public and private entities to discover how much we can contribute to our society: a collective reflection on what model we want for everyone
Muchas veces he intentando transformar la palabra "integración" en una realidad. He acudido a múltiples terapias para "normalizar" mi personalidad. Desde que alguien con una bata blanca me sentenció con trastorno bipolar pensé que tenía que utilizar todos los recursos a mi alcance para cambiarme de cabeza a los pies cuando en realidad me estaba es convirtiendo en dos personas diferentes, la real y la aproximada

Muchas veces he intentando transformar la palabra “integración” en una realidad. He acudido a múltiples terapias para “normalizar” mi personalidad. Desde que alguien con una bata blanca me sentenció con trastorno bipolar pensé que tenía que utilizar todos los recursos a mi alcance para cambiarme de cabeza a los pies cuando en realidad me estaba es convirtiendo en dos personas diferentes, la real y la aproximada.

 

Con los años vas aprendiendo a que tu vida es un cúmulo sin vector de pasiones, intensidad y sinrazones. Que muchas personas no te comprenderán y se alejarán de ti que existen unos protocolos no escritos donde ser distinto e impredecible está penado con el silenciamiento, la marginalidad y al fin la pobreza.

 

Algunos que dijeron ser tus amigos en realidad eran amigos de una “imagen”, las empresas que abogaban por esa “integración” no toleraban una baja larga por depresión, porque al fin resultaba que aquélla no era productiva. Y entonces quedas tú solo en el camino pues eres tú y tus circunstancias, con la diferencia de que esas circunstancias dependen de esa personalidad compleja, que a veces se apasiona e inicia múltiples proyectos, que ve la vida de color de rosa, que disfruta con cada cosa que percibe por los sentidos y otras es la que lanza al abismo de desesperación, sin trabajo, sin red social, sin poder levantarse de una cama.

 

¿Qué has hecho mal para que tus emociones se desborden así? ¿ser así?

Con el paso de los años te vas dando cuenta de que miles de medicamentos, miles de psicoterapias, miles de racionalizaciones no están en el derecho de hacerte fingir quién de verdad eres, tu verdadera esencia.  Que seas una tragedia, una comedia o una tragicomedia esa eres tú una persona al fin.

 

Cuando eres una utopía ves que todo es posible pero ¿las utopías no se han basado en esta premisa? cuando eres una desgracia aparecen la injusticia y la tristeza, ¿no son los sentimientos que lógicamente aparecen? ¿por qué guardando la más pura coherencia interna juntos debemos verlos como una patología?

 

Dicen que vivimos en una época de cambio, cuando en realidad nos resulta difícil aceptar que desconocemos qué son las personas, dicen que las máquinas sustituirán a éstas cuando no toleramos los motivos, las reacciones, las elecciones que no siguen un patrón determinado. Ningún algoritmo sería capaz de predecir el comportamiento humano pues los actos de esta naturaleza aún no generan una completa empatía entre todos.

 

Y esto queda aún más agravado por esta sociedad narcisista dirigida por la imagen y el discurso manipulado de líderes que se empeñan en hacer de nuestro mundo un lugar cada vez más homogéneo e identificado con símbolos que nos distancian. Estar en los márgenes aún nos permite a algunas defender que todos tenemos una dignidad irreductible.

De interés

Artículos Relacionados