martes,7 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónDesunión frente al golpismo
Sedición en Cataluña

Desunión frente al golpismo

Vanity Fea
Como en las plenas decadencias, y cito a Yeats, "The best lack all conviction, while the worst are full of passionate intensity"— a los mejores les falta toda convicción, mientras que los peores están llenos de intensidad apasionada.
Bien lo dice Federico Jiménez Losantos: "Federico a las 6: Desunión entre la oposición al golpe." EsRadio 19 Sept. 2017.*

Como en las plenas decadencias, y cito a Yeats, "The best lack all conviction, while the worst are full of passionate intensity"— a los mejores les falta toda convicción, mientras que los peores están llenos de intensidad apasionada.

Tan malos son los mejores, de hecho, que no se puede decir que sean buenos siquiera. Tan lamentable es el desgobierno de los responsables, y tanta la despreocupación y dejadez de los súbditos leales, que ni llegan a leales, y se quedan en súbditos. A ciudadanos, escasamente llegan ni siquiera los de Ciudadanos.

Algunos intelectuales se manfiestan a favor del secesionismo; muchos más callan. En ambos casos estamos en un ejercicio típico de otra trahison des clercs, de los que tan tristemente caracterizan a la academia. Muy pocos se dejan oír en contra—y en esto la Universidad es como la sociedad, despreocupada o frívola en su actitud ante lo que está pasando en Cataluña—y en España, cuyo final se nos pregona en todas las televisiones, sin que los golpistas usurpadores de cargos constitucionales sean arrestados ni destituidos.

Nos anuncia el Heraldo que en el manifiesto de 200 profesores universitarios contra el referéndum—¡doscientos, oigan!—  hay cuatro firmantes de la Universidad de Zaragoza.  Cuatro de cuatro mil. El manifiesto éste contra el golpismo catalán no hay quien lo localice en la red para firmarlo; ha debido de ir de boca de druida a oído de druida. A mí no me ha llegado ni información oficial ni noticia colateral al respecto.

Porque, y esto ya lo presuponemos, nuestra universidad, como todas las demás, se guardaría muy mucho de darnos a conocer o invitarnos a firmar un manifiesto contra el golpismo catalán. Lo que se lleva y es de buen tono civilizado es la equidistancia perfecta entre la ley y el delito, y el ponerse de perfil, muy de perfil, más de perfil que Rajoy, si es posible: —y es posible, ya que a Rajoy, se ponga de frente o de perfil, lo retratan. En general, la Academia, y el país, opinan que es mejor no salir retratado, y dejar que se hunda lo que se tenga que hundir, y que flote lo que vaya a flotar de por sí. ¿Y España? Qué me dice usted España, igual es usted un facha. España, leña al mono, que es de goma.

El Tribunal Constitucional no crean que desentona mucho con el país del que brota; siendo una institución democrática y representativa, también actúa contra el golpismo bajo mínimos, manteniendo en la medida de lo posible una justa equidistancia entre la Constitución y la traición.

Y hoy mismo, la mayoría del Congreso de los Diputados vota en contra de "la defensa del Estado de Derecho y del orden constitucional en Cataluña".

Con defensores así, me pregunto para qué necesitamos enemigos.

 

 

—oOo—

 

De interés

Artículos Relacionados