miércoles,25 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaEducación culpa a Hacienda de la polémica de las becas Erasmus
Gomendio: "Nos lo podíamos haber ahorrado"

Educación culpa a Hacienda de la polémica de las becas Erasmus

Redacción
La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, ha reconocido sobre la polémica suscitada en torno a los cambios de criterio en la concesión de las becas Erasmus que "una rectificación nunca es agradable" y ha admitido que si hubiesen conocido "con antelación" la ampliación presupuestaria de la partida "nos hubiesemos ahorrado lo pasado en los últimos días".

La secretaria de Estado ha reconocido que la partida adicional de 20 millones de euros que ha sido aprobada para las becas Erasmus hace posible que "los criterios en el reparto sean diferentes".

Según el Ministerio, la partida inicial prevista era de 15 millones de euros lo que implicaba repartir 37 euros entre cada estudiante por lo que optaron por conceder la ayuda a los alumnos con menos recursos.

La secretaria de Estado ha destacado que, con la decisión de Educación de modificar los criterios para repartir las ayudas entre los estudiantes que tuvieran una beca general el curso anterior, los afectados han visto "sus expectativas defraudadas" y ha explicado que "ante esto, el Gobierno ha reaccionado" con esa aportación adicional.

Por otro lado, el Tribunal Supremo acordó ayer no suspender cautelarmente la aplicación del decreto de becas y ayudas generales al estudio del curso 2013-2014. El Alto Tribunal se pronunció así sobre el recurso presentado por CCOO contra el decreto de becas en el que solicitaba la suspensión de la medida.

Gomendio, en una entrevista en Onda Cero, se ha referido además a la encuesta del Centro de Investigación Sociológicas (CIS) según la cual el titular de la cartera de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, es el ministro peor valorado.

Gomendio ha admitido que desde el principio fueron "conscientes que que el papel era muy complicado" y asumieron que "iba a tener un coste político". "Asumismos llevar a cabo reformas como la educativa que sabíamos que iba a tener mucho rechazo y que tendría un coste político elevado", ha admitido la secretaria de Estado.

Ha insistido, no obstante, en estar abiertos a la negociación de propuestas "constructivas" sobre la reforma educativa pero no a enmiendas que supongan "el inmovilismo".


De interés

Artículos Relacionados