martes,26 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEl apoyo de May y Macron a Trump en sus amenazas a...
El Consejo de Seguridad de la ONU, sin acuerdo, y China gana

El apoyo de May y Macron a Trump en sus amenazas a Siria vuelve a socavar la unidad europea

Dung Tran
Se repitió la votación hasta tres veces por falta de acuerdoen el Consejo de Seguridad de la ONUsobre Siria, porque EEUU y Rusia utilizaron sus derechos de veto a discreción. El Secretario de las Naciones Unidas llegó a mostrar cansancio y alertó que la situación podria terminar "fuera del control". Pero China ya no guardósilencio: pidió que EE.UU debe dar una oportunidad a Bashar Assad para que se pueda explicar, a laespera del resultado de la investigación de la ONU sobre el uen armas quimica

 

El secretario de Defensa de EEUU, Jim Mattis, alertó este jueves en el Congreso del riesgo de que un ataque en Siria pueda desencadenar "una escalada fuera de control". "Una de mis principales preocupaciones es evitarlo", dijo. Mattis insistió en que aún no se ha tomado una decisión al respecto y apuntó que presentaría varias opciones al presidente estadounidense, Donald Trump, quien rebajó sus declaraciones del día anterior cuando dijo que lloverían pronto misiles sobre Siria. "Nunca dije cuándo sería el ataque a Siria. Puede ser muy pronto o no tanto", dijo. La Casa Blanca emitió un comunicado en el que informaba que están "recabando informes de inteligencia" y manteniendo conversaciones con sus socios y aliados.

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció  que tienen la prueba de que la pasada semana se usaron armas químicas por parte del régimen de Bachar el Asad. "Habrá que tomar decisiones a su debido momento, cuando lo juzguemos más útil y eficaz", añadió. El Gobierno de Reino Unido acordó ayer que la primera ministra, Theresa May, siga trabajando con EEUU y Francia para buscar una "respuesta internacional coordinada" al ataque químico en Siria.

Por su parte, la canciller alemana se desmarcó de cualquier participación en un ataque sobre Siria, si bien reconoció que "hay grandes evidencias" de que Asad se halla tras el "inaceptable" ataque químico.Angela Merkel, avanzó que su país "no participará" en la acción militar que prepara Estados Unidos y apoya Francia en represalia por el supuesto uso de armas químicas en Duma por parte del régimen del presidente Bashar Assad.  Dijo que "se debe contemplar todo el espectro de medidas".

Hay de nuevo contradicción por parte de Alemania y Francia, donde el eje franco-alemán han sido siempre esencial para el avance de la Unión Europea. La decisión de Berlín podría afectar a la recomposición del eje franco-alemán, después de que ambos países hayan mostrado gran sintonía en su política exterior en los últimos meses, con la reactivación del proyecto europeo como principal baza.

En términos de diplomacia internacional, se puede considerar que esta es una oportunidad de Peikín para jugar el papel del defensor del orden internacional, con una imagen de China "benigna".China, otro miembro permanente del Consejo de Seguridad, a través según el Global Times del portavoz del Partido Comunista de China, expresó "EE.UU deben dar una oportunidad al Bashar Assad para que pudiese explicar". Añadió además que "si los EE.UU. se niega a respetar a Rusia, una potencia nuclear, puede enfrentarse terribles consecuencias. Esperemos que la Administración Trump piense bien antes de decidirse a atacar a Siria".

Mientras, el Kremlim admitió que los canales de comunicación entre Rusia y EEUU permanecían abiertos e instó a la comunidad internacional a "pensar seriamente en las posibles consecuencias de sus acciones". Rusia solicitó ayer al Consejo de Seguridad que hoy celebre una nueva reunión sobre la situación en Siria.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, exhortó a "evitar una situación fuera de control" en Siria, en medio de una creciente tensión por la amenaza de Donald Trump de un inminente lanzamiento de misiles como represalia a un presunto ataque químico cerca de Damasco.

Trump no está solo con el apoyo de Macron en Europa: la ministra británica Theresa May sostuvo una reunión con su Gobierno para discutir sobre un ataque militar como respuesta al ataque químico en cual ha acusado que el ataque realizó por Rusia y Siria.Según la información del diario The Daily Telegraph , los submarinos británicos Royal Navy habían recidibo una orden de estar dispuestos a desplegar  los misiles  Tomahawk contra Siria a partir de la noche del 12 de abril.BBC hizo hincapié que Theresa May pueda actuar sola sin consentimiento parlamentario. El Ministerio de Defensa británico no quiso comentar sobres estas informaciones.

Por parte de Estados Unidos, Donald Trump, tratando de rectificar lo que dijo el día anterior que había que dar una respuesta inminente a Rusia con "misiles bonitos e inteligentes". Hoy tuiteó, “Yo nunca dije cuándo tendría lugar un ataque contra Siria”. Pero ha asegurado asegurado que esa operación militar podría ser "muy pronto" o "no tan pronto".El secretario de Defensa Jim Mattis, sin embargo, afirmó que todavía se está investigando el suceso en Siria. En una sesión de fotos con su contraparte holandés en el Pentágono, se le preguntó a Mattis si había visto pruebas que incriminen al gobierno sirio en el ataque con gas.“Nosotros todavía estamos evaluando la información disponible, junto con nuestros aliados, todavía estamos trabajando en ello”, expresó Mattis.La portavoz del Gobierno de EE.UU, Sanders, aclaró que "Todas las opciones están sobre a mesa, y la decisión final no ha sido adoptada".

 

De interés

Artículos Relacionados