Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

jueves, 25 de febrero de 2021  
    en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad
Deportes
Debates y firmas invitadas
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias
Empresas y RSC
Universidades
Convocatorias
Ranking Wanabis
Denuncias de los consumidores
Consumo
El Tiempo
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
Los periodistas económicos protestan porque Iberdrola, Endesa y Red Eléctrica obstaculizan informar
El COVID consolida las grandes marcas con daño a consumidores y trabajadores,según VisualCapitalist
Multa de 5,76 millones de euros a las dos principales farmacéuticas productoras de radiofármacos PET
ABENGOA
ABERTIS
ACCIONA
ACERINOX
ACNUR
ACS
ADECCO
AMADEUS
ARCELORMITTAL
ASIFIN
BANCO POPULAR
BANCO SABADELL
BANCO SANTANDER
BANKIA
BANKINTER
BBVA
BME
CAIXABANK
DIA
EBRO
ENAGAS
ENDESA
FCC
FERROVIAL
GAMESA
GAS NATURAL
GRIFOLS
IAG (IBERIA)
IBERDROLA
INDITEX
INDRA
JAZZTEL
MAPFRE
MEDIASET
OHL
REE
REPSOL
SACYR
SOLIDARIOS
TÉCNICAS REUNIDAS
TELEFÓNICA
VISCOFAN
UNIVERSIDADES Ampliar +  
Juego y tareas escolares salvaron a los niños de la tristeza durante el confinamiento
La detención de Hasél sube la tensión en los gobiernos español y catalán tras 6 días de disturbios
Más de 20,5 millones de años de vida perdidos en 81 paises por la pandemia, 16 por cada muerte
 Universidades




















ENTREVISTAS Ampliar +  
"Contamos con numerosas `lecciones aprendidas`que ayudarán a mejorar los sexenios de transferencia"
Jeremy Rifkin: Sin infraestructuras para vivir de forma distinta,"vendrán más pandemias y desastres"
"En este siglo habrá humanos como hoy, otros construidos por ingeniería genética y los modificados"
EMPLEO Y FORMACIÓN Ampliar +  
Ciclo de seminarios web sobre la Ley de Formación Profesional cuya redacción empezó hace dos meses
El Supremo unifica doctrina sobre las vacaciones: las empresas no podrán cambiar fechas a sus fijos
Resiliencia, digitalización y formación en el área COVID19 en la formación para el empleo
IBEROAMÉRICA Ampliar +  
La Real Academia supera por la pandemia su crisis y los mil millones de consultas digitales al año
La lengua española vuelve a la Casa Blanca y sus redes sociales tras cuatro años de trolas de Trump
XXVII Conferencia Iberoamericana de Ministros/as de Educación
TENDENCIAS Ampliar +  
La producción constante necesita la automatización
La región cerebral de la que depende el consumo de alcohol es la que regula la respuesta al peligro
UPC reta al estudiantado universitario a diseñar un experimento para volarlo en gravedad cero


El Brexit se ha consumado, pero no para todo el Reino Unido (RU)


Se conoce como Brexit el periodo que media entre la celebración del referéndum para la salida del Reino Unido (RU) de la Unión (23 de junio de 2016) y el abandono real de la misma (31 de diciembre de 2020). Los hechos centrales de este importante acontecimiento histórico son los dos grandes acuerdos que se han alcanzado: el de retirada y el comercial.
Transitar por Eurolandia 1 de febrero de 2021 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en LinkedInComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterEnviar a MeneaméAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS


El título de este artículo expresa el desenlace final del Brexit: el RU, de derecho, ha salido de la Unión, pero no de hecho, ya que Irlanda del Norte, económica y socialmente, continua permaneciendo a la misma (a la unión aduanera y a buena parte del mercado interior). Quien realmente se ha ido (de hecho y de derecho), ha sido la Gran Bretaña (Escocia, Gales e  Inglaterra). Es el arte y la paradoja de la política.

Los orígenes del Brexit tienen un amplio recorrido histórico. En los 47 años de pertenencia a la Unión, el RU nunca se ha sentido cómodo en la misma; como socio, consiguió muchas excepciones que tal vez no se les hubiera permitido a otros. La desregulación económica que inició Margaret Thatcher en los años ochenta del siglo pasado (paralela a la de Reagan en Estados Unidos), desembocó en la crisis económica de 2008. Dicha crisis dio alas a un exacerbado populismo nacionalista que se aprovechó del malestar social provocado por la misma para oponerse a la globalización. Este movimiento, se entendió por otros países (americanos y europeos), de los que son buena muestra, por su especial gravedad para la estabilidad política, el desenlace de la presidencia de Trump en Estados Unidos o el proceso separatista catalán, en España; y también podrían citarse otros casos: Brasil, Italia, Hungría, Polonia, etc.

El Brexit ha originado la dimisión de dos primeros ministros: David Camerón, que convocó el referéndum para la salida, y su sucesora, Theresa May, a la que el Parlamento británico le rechazó en tres ocasiones el acuerdo al que había llegado con la Unión. Los acuerdos sobre el Brexit, tanto el de retirada como el comercial, los ha conseguido Boris Johnson, pero a costa de dejarse muchos jirones en el camino y un país dividido.

Acuerdo de retirada

El Acuerdo de retirada resultó muy difícil de negociar debido a los problemas internos del RU: a la falta de ideas claras de lo que pretendía el Gobierno y a las continuas desavenencias entre éste y el Parlamento. Al RU le ha llevado tres años encontrar la salida y se tuvo que negociar dos veces: la primera, con Theresa May (14 de noviembre de 2018) y, la segunda y definitiva, con Boris Johnson (31 de enero de 2020). Su única diferencia radica en la solución arbitrada al contencioso irlandés, que fue el asunto más complicado.

La finalidad básica de este Acuerdo es la de fijar las condiciones de abandono del acervo común por el RU. Los ejes centrales del mismo son los tres siguientes: en primer lugar, evaluar el coste económico-financiero directo que había de pagar el RU por la salida: el que se derivaba de los compromisos contraídos en el marco financiero de 2014-2020 y de su participación en otros organismos comunitarios; en segundo lugar, había que proporcionar seguridad jurídica a las personas físicas de un área que residan en la otra; y la tercera y más complicada, garantizar la salvaguardia irlandesa, esto es, la ausencia de frontera física entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte, en cumplimiento de lo pactado en el Acuerdo de Viernes Santo de 10 de abril de 1998. Es un acuerdo cerrado con independencia de cómo se desarrollasen, el segundo de los acuerdos: el de las relaciones futuras entre la Unión y el RU.

Acuerdo comercial y de cooperación

Por su parte, este segundo acuerdo, el comercial (técnicamente denominado Acuerdo de Comercio y Cooperación entre la Unión Europea y el Reino Unido) es el que se ha negociado a lo largo de 2020 –durante el año de transición- y que las partes concluyeron el 24 de diciembre de 2020, día de Nochebuena. En este caso, su finalidad ha sido la de fijar las relaciones futuras (post-Brexit) entre la Unión y el RU ya que éste abandonó legalmente la Unión el 31 de enero de 2020. Efectivamente, para evitar un vario legal, el Acuerdo de retirada prevé un periodo transitorio de un año -que podría prorrogarse- para negociar un acuerdo comercial que fijase tales relaciones puesto que el 1 de enero de 2021, cesaban todos los compromisos entre las partes pasando a constituir dos mercados separados y dos áreas jurídicas distintas.

Los puntos más conflictivos de estas nuevas negociaciones han sido los relativos al sector pesquero y al establecimiento de unas reglas claras que garantizasen un juego equilibrado (level playing field).

El sector pesquero representa una parte mínima del PIB del RU (en torno al 0,12%), pero lo ha utilizado como uno de sus principales argumentos para justificar el Brexit: recuperar la soberanía de sus aguas marítimas. La solución acordada ha consistido en la reducción progresiva del valor de las capturas comunitarias en aguas británicas de un 25% en los primeros cinco años y medio y, posteriormente, negociación anual de las capturas.

En cuanto a la segunda cuestión, la de garantizar las condiciones de igualdad competitiva -una línea roja para la UE-, en el Acuerdo se establecen altos niveles de protección para la defensa del medio ambiente, la lucha contra el cambio climático y la tarificación del carbono, los derechos sociales y laborales, la transparencia fiscal y el control de las ayudas estatales. Su incumplimiento por una de las partes puede llevar a la otra a adoptar medidas correctoras.

El Acuerdo comercial entró provisionalmente en  vigor el 1 de enero de 2021. En el momento de escribir este artículo aún está pendiente de ratificación por el Parlamento Europeo y el de los 27 Estados miembros (sí lo ha hecho el Parlamento británico). Su contenido abarca un conjunto de ámbitos que trascienden a los puramente comerciales, pero no es tan ambicioso como pretendía el RU: se ha tratado de salir del paso para evitar un Brexit duro que hubiera tenido unas consecuencias económicas incalculables. Es un documento muy largo y de lectura farragosa, por lo que no resulta fácil de extractar en unos pocos párrafos. Como principales aspectos, son resaltables los siguientes:

- Lo negociado se limita mayormente al comercio de bienes y se basa en el principio de reciprocidad de trato. No contempla aranceles ni cuotas en los intercambios comerciales que cumplan las normas de origen del producto, ni tampoco permite monopolios de importación o de exportación. Pero que no existan gravámenes (que cualquiera de las partes puede imponer si la otra incumple) o cuotas, no evita el efecto frontera: los elevados costes que se derivan de la burocracia y de la supervisión técnica y sanitaria, que son constatables desde su entrada en vigor.

- Del Acuerdo se excluyen  la mayoría de los servicios, sector que supone más de las tres cuartas partes del PIB del RU; y es muy llamativo la de los servicios financieros (bancos, tarjetas de crédito, aseguradoras, bolsa de valores, etc.), que tiene gran incidencia en la City. Los principales servicios que cubre se limitan al transporte, en todas sus modalidades; la energía, en su comercio e interconectividad; las inversiones directas y, en general, las transacciones por cuenta de capital y financiera de la balanza de pagos; y la propiedad intelectual, aunque no en todas sus categorías.

- También contempla la cooperación en unos pocos ámbitos. Estos son los casos de la movilidad de los ciudadanos que, a partir del 1 de enero de 2021, deseen trabajar, residir o estudiar en la otra área (para los ya residentes, el Acuerdo de retirada les garantiza los derechos adquiridos), que son muy restrictivas; de la cooperación policial y judicial en materia civil y penal para perseguir la delincuencia y el terrorismo; y de la participación del RU (con la correspondiente contribución financiera) en algunos de los programas de la Unión, como es el caso del  Horizonte Europa.

- Es un Acuerdo abierto y perfectible, lo que permite que, cualquier negociación bilateral futura –que sin duda la habrá a no tardar-, salvo que se diga lo contrario, pasará formar parte del mismo. Para su gobernanza y seguridad jurídica, se crea un Consejo de Asociación Conjunto con amplios poderes para su aplicación, interpretación y perfeccionamiento y del que dependen los 18 comités especializados por áreas. 

Los efectos reales de la salida del RU de la Unión han comenzado a notarse con toda intensidad a partir del 1 de enero de 2021 y ninguno de ellos ha sido positivo. El balance general que se puede hacer del Brexit es, bajo mi punto de vista, muy negativo, por las siguientes razones:

- Las relaciones económicas entre la UE y el RU, son muy intensas. El RU no puede prescindir de la Unión porque es su primer socio comercial: a la misma destina casi la mitad de sus exportaciones mundiales de bienes y de ella proviene más de la mitad de sus importaciones; para la Unión, el RU, aunque menos, también lo es: sus exportaciones suponen en torno al 13 % de las totales a terceros países. Las relaciones económicas del RU con la Unión no admite parangón posible con las que tiene con Estados Unidos o China.

- Los políticos pro-Brexit minusvaloraron sus consecuencias. Vendieron recetas fáciles que no han sabido gestionar, porque no era posible, pero sí han provocado una fractura social -y política- que puede tener graves consecuencias. Además de sus elevados costes, la principal de ellas ha sido la perder el control económico sobre Irlanda del Norte que ha quedado en la órbita de la Unión, lo que abre paso a la unificación política de la Isla según lo previsto por el Acuerdo de Viernes Santo.

- El gobierno de Johnson calibró mal su fuerza. En las negociaciones de ambos acuerdos el RU ha tratado de echarle un pulso a la Unión. Lo hizo porque en las negociaciones esperaba la división entre los Estados miembros, y también porque Trump le había prometido a Johnson un acuerdo comercial rápido y ambicioso que compensaría las pérdidas de su retirada de aquella. Al ganar las elecciones americanas Joe Biden, con antecedentes familiares irlandeses, se opuso tajantemente a la intención de Johnson de desvirtuar -en su proyecto de ley sobre mercado interior- la cláusula sobre el Ulster, vulnerando un acuerdo internacional; e igualmente enfrió las pretensiones de que sea prioritario y generoso. Este nuevo posicionamiento de Estados Unidos ha sido un elemento clave en la cesión de las pretensiones de Johnson ante la UE.

- Los tratados de retirada y comercial introducen obstáculos, no los quitan. Este proceder es un caso insólito en la historia de las relaciones internacionales que, por lo general, pretenden todo lo contrario. En este extremo, hay que señalar que el pacto conseguido con May en el Acuerdo de retirada (que el RU perteneciera en la unión aduanera común), era mucho más beneficioso para las partes que el conseguido por Johnson, que se ha visto obligado a ceder a la Unión la soberanía económica de Irlanda del Norte (establece una frontera aduanera marítima con Gran Bretaña). De haber continuado el RU en la unión aduanera común, el acuerdo comercial hubiera sido más extenso y menos lesivo que el actual: se hubieran evitado muchos requisitos técnicos y sanitarios mediante la aplicación del principio de reconocimiento mutuo, se habrían ahorrado costes aduaneros y también se vería favorecido el engarce progresivo del RU en el mercado interior de la Unión -al estilo, por ejemplo, del que existe con Suiza- al que, inevitablemente está abocado en un futuro.

- El RU ha incrementado sus problemas internos. Ambos tratados pueden suponer el inicio de la descomposición política del RU que, con toda probabilidad, se irá acrecentando con el tiempo. Como se ha dicho, la isla de Irlanda puede unificarse en un futuro y, Escocia, podría independizarse al salir muy fortalecido el movimiento independentista que ya está reclamando otro referéndum con la intención de  volver a la Unión.

- La UE ha demostrado su fortaleza.  Lo ha hecho a lo largo de las dos negociaciones, manteniendo sus postulados hasta el final: ha sido el RU el que ha tenido que ceder y avenirse a los mismos en las cuestiones en las que había discrepancias. El Brexit, que no deja de ser un trauma económico para la Unión, ha fortalecido el proceso de integración. De haber permanecido el RU como Estado miembro, con toda probabilidad, no se hubiera podido aprobar el Fondo de rescate para luchar contra las consecuencias económicas de la pandemia y, sobre todo,  sus condiciones gestión: la comunitarización de la deuda pública que emitirá la Comisión.

Finalmente cabe preguntarse ¿volverá el RU a solicitar su reingreso en la UE? La respuesta en estos momentos no es fácil, aunque no es probable que lo haga dada la arrogancia británica. Si el proceso de descomposición del RU se acelerase por amenazas reales de unificación de Irlanda y/o la independencia de Escocia, tal vez podría planteárselo. En tal supuesto, sería complicado conseguir la unanimidad de los Estados de la Unión para admitir la solicitud; y de serlo, lo que sí parece claro es que el reingreso sería en unas condiciones muy diferentes a las que tenía cuando era miembro: tendría aceptar todo el acervo de la Unión, incluida su pertenencia a la unión económica y monetaria (adoptar el euro), renunciar al cheque británico y a los otros tantos privilegios de los que fue beneficiaria.

Otros asuntos de Blogs
La coranacrisis: un futuro de incertidumbres
Los duendes financieros de la UE y el coronavirus
La marca pueblo (y VI): lo pequeño puede ser hermoso
Motores del nuevo modelo productivo almeriense (V): la piedra natural y la multinacional Cosentino
Los motores del nuevo modelo productivo almeriense (IV): el turismo y los rentistas
Los motores del nuevo modelo productivo almeriense (III): La revolución verde
Modelo productivo tradicional almeriense (II): autoconsumo, especulación y emigración
Modelo productivo de Almería (I): Cambios estructurales y desequilibrios territoriales
¡Spain is different!
La Unión Europea, tan nuestra como desconocida
El régimen del 78 y el derecho a decidir
La mujer keynesiana
El neoliberalismo, ¿un nuevo paradigma o una estafa científica?
Fermín Alcoba: un almeriense en los organismos internacionales
El contubernio catalán (III): El desenlace del Procés y el futuro de Cataluña
El contubernio catalán (II): La comunión nacionalista.
El contubernio catalán (I): Las tribus y el nacional populismo
Los grandes desafíos de la Unión (y V): Hacia la integración política. ¿Una Europa federal?
Los grandes desafíos de la Unión (IV): Las fronteras de la Unión y el problema turco
Los grandes desafíos de la Unión (III): Sin unión fiscal, no hay unión económica y monetaria real

  AÑADIR UN COMENTARIO  
  Nombre:  
  E-mail (*):  
  Titulo:  
  Comentario:  
 
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen de su izquierda
 
  * El e-mail nunca será visible  
      
  CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Los comentarios del website ibercampus.es tienen caracter divulgativo e informativo y pretenden poner a disposición de cualquier persona la posibilidad de dar su opinión sobre las noticias y los reportajes publicados. No obstante, es preciso puntualizar lo siguiente:
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de ibercampus.es y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
Ibercampus.es declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
 
Suscríbete gratis a nuestro boletín
LIBROS
Los 5 mejores libros sobre los casinos
Discípulos de Piketty narran cómo los ricos contribuyen menos que jubilados y cómo hacerles pagar
La Covid-19 repite el patrón de hace un siglo, según "Una nueva historia de la gripe española"
Una palabra mágica. La primera estrella de la noche. Cuentos solitarios por la seguridad vial
Lanzan en España la tesis de que el trabajo está matando a la gente y a pocos les importa
Tres Cantos y la Universidad Popular, un siglo después de extenderse por España estas instituciones
TESIS Y TESINAS
Solo un 11% de las tesis publicadas en las 22 universidades de Red Vives utilizan lengua catalana
La factura de agua de grandes ciudades será reducida por riegos inteligentes aunque suba en bolsa
La lucha contra la pandemia, menos eficaz por la polarización política y social
Un documento prueba que Junta de Andalucía desvía 11 millones del COVID para salvar Canal Sur
Equilibrio y control postural en la niñez autista, claves para mejorar su integración sensorial
China tiende a elevar su influencia al sur de Panamá y EEUU al norte, geográfica y funcionalmente
1 El Expediente Royuela
2 El Brexit se ha consumado, pero no para todo el Reino Unido (RU)
3 Los periodistas económicos protestan porque Iberdrola, Endesa y Red Eléctrica obstaculizan informar
4 Los bancos deben pagar los gastos de tasación de las hipotecas anteriores a 2019, según el Supremo
5 Tu negocio se hunde y no quieres que te arrastre
6 Cómo educar a la heredera, tercera de las decisiones que afectan al futuro de la Monarquía española
7 Baja al 16% el abandono educativo temprano en 2020, hasta un total de530.000 jóvenes de 18 a 24 años
8 La lucha contra la violencia a mujeres con discapacidad implica a 250 entidades y administraciones
9 Profesores y alumnos, casi todos,creen fundamental cambiar los estudios de economía,pero no lo hacen
10 Los rectores acusan con Madrid al ministro Castells de populismo por aconsejarles exámenes online
RANKING WANABIS Ampliar +  
"La evolución del e-learning: de "sólo ante el peligro" al aprendizaje interactivo"
"Los profesionales con formación online están mejor preparados para la economía global"
El big data, la robótica y el Mobile Learning, principales tendencias del e-learning
DEBATES Y FIRMAS Ampliar +  
Gibraltar, hacia otro acuerdo de mínimos que devalúe lo grande: la soberanía no es local ni virtual
La gobernanza mundial, ya en peligro (mucho antes del asalto al Capitolio de los EE.UU)
La reforma del PDI de Castells: hacia más diferencias salariales y discrecionalidad por autonomías
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS