Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

lunes, 23 de abril de 2018  
    en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad
Deportes
Debates y firmas invitadas
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias
Empresas y RSC
Universidades
Convocatorias
Ranking Wanabis
Denuncias de los consumidores
Consumo
El Tiempo
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
Caixabank, investigada por el blanqueo de100 millones procedentes de mafias chinas
Los consumidores europeos, facultados como los americanos a sumar demandas de diversos países
58 consejeros de empresas Ibex superaron el millón de euros en 2017, casi un 18% más que en 2016
ABENGOA
ABERTIS
ACCIONA
ACERINOX
ACNUR
ACS
ADECCO
AMADEUS
ARCELORMITTAL
ASIFIN
BANCO POPULAR
BANCO SABADELL
BANCO SANTANDER
BANKIA
BANKINTER
BBVA
BME
CAIXABANK
DIA
EBRO
ENAGAS
ENDESA
FCC
FERROVIAL
GAMESA
GAS NATURAL
GRIFOLS
IAG (IBERIA)
IBERDROLA
INDITEX
INDRA
JAZZTEL
MAPFRE
MEDIASET
OHL
REE
REPSOL
SACYR
SOLIDARIOS
TÉCNICAS REUNIDAS
TELEFÓNICA
VISCOFAN
UNIVERSIDADES Ampliar +  
Nuevas "anomalías" en el máster de Cifuentes al empezar las negociaciones políticas para su dimisión
Cifuentes renuncia al máster tras mentir sobre su obtención y PP pide ceses en otros partidos
Rajoy apoya a Cifuentes en su devaluación de la Universidad y desafía a Cs :"ha dado explicaciones"
 Universidades





















ENTREVISTAS Ampliar +  
"El trading es la profesión más democrática del mundo"
"El escándalo de Facebook era absolutamente previsible"
"El 90% de los delitos de falsedad documental es en lo público, pero no todos se denuncian"
EMPLEO Y FORMACIÓN Ampliar +  
Bono Formación Garantía Juvenil ofrecerá formación y empleo a casi 100.000 jóvenes en Cataluña
Báñez dice que la nueva FP se adapta mejor a cada sector dinamizando la negociación colectiva
El Gobierno presenta máximas afiliaciones y empleo en marzo cuando el mundo bate récord de 4 décadas
IBEROAMÉRICA Ampliar +  
El rector de la UCA, reelegido presidente de la Asociación Universitaria Iberoamericana de Postgrado
El proyecto ´El español, lengua global´ pasa por convertir 2019 en ´Año Internacional del Español´
Casi un 40% de América Latina gasta menos del 1% de su presupuesto educativo en alfabetizar adultos
TENDENCIAS Ampliar +  
Telefónica lanza Aura, asistente virtual para el hogar que operará con Google y Facebook
La corrupción sube en España hasta casi el doble que en Reino Unido y los EE.UU sin consecuencias
Leches humanas: cuando los bancos salvan vidas
ENTREVISTAS
Alfonso Piñeiro, de Comunidades Online y sus Profesionales

"El escándalo de Facebook era absolutamente previsible"


Alfonso Piñeiro Pérez se presenta en redes como ocupado en estar libre y poniendo cerebro a la parte social de Internet desde su empresa @socialbrainsES. Comunicador en Beta Permanente, adicto a la transformación digital, ex-periodista, representa en Barcelona la Asociación Española de Responsables de Comunidades Online y Profesionales del Social Media (AERCO&PSM). Responde a preguntas de Ibercampus.es como la brecha de privacidad de Facebook, los bulos de salud en internet, sus plataformas, etc
Redacción 6 de abril de 2018 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en LinkedInComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterEnviar a MeneaméAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS


Alfonso Pireiro Pérez
 Noticias relacionadas
 Zuckerberg agranda y se culpa del escándalo Facebook para evitar la ruina por crecientes críticas
 Facebook afronta la mayor crisis de una digital con promesas de impedir otras fugas masivas de datos
 Duro golpe a las criptomonedas al prohibirse su publicidad y ser descalificadas por el G-20
 Telefónica lanza Aura, asistente virtual para el hogar que operará con Google y Facebook
 Enlaces relacionados
 Los estudios superiores alargan la vida y buena salud
 Hallan cómo protejer neuronas de ictus, infarto y degeneración
 Las científicas prestan más atención a sexo y género que ellos

¿Como ve el impacto de la crisis reputacional de Facebook tras extenderse el escándalo que denunciamos hace más de 6 meses en Ibercampus de invasión de la política por propaganda y violaciones a la privacidad?

Cuando tuve noticia del escándalo en torno a los sucesos de Cambridge Analytica me pareció vivirlo como quien escucha los ecos de algo absolutamente previsible. Mi percepción no casa necesariamente con la de cierto entorno de amistades y conocidos, que parecían despertar violentamente de un apacible sueño, en algunos casos, o señalar con el dedo acusador, el colmillo afilado y una expresión de suficiencia que decía “¿lo ves, lo ves? Si ya sabía yo…”

Considero que la crisis hay que estimarla en su justa medida. Primero, a estas alturas de la partida, a nadie le debería sorprender que el usuario es la moneda de pago de todas, de absolutamente todas, las plataformas de Internet que ofrecen sus servicios de forma gratuita; solo se puede sorprender quien voluntariamente ha decidido permanecer en la ignorancia durante todos estos años. Segundo, el tráfico y la interpretación de datos agregados, es decir, sobre los que no se pueden establecer vínculos que permitan identificar usuarios con nombres y apellidos, es algo completamente legítimo; como legítimo es oponerse a ello, y establecer los sistemas individuales, comunitarios o legales que se estimen oportunos para evitarlo. Y tercero, hablamos de un robo de información, mediante el uso ilegítimo de aplicaciones vinculadas a una red social, que es una posibilidad de la que nadie está a salvo; el mayor favor que nos podemos hacer a nosotros mismos es ser conscientes de una vez de que la seguridad al 100% no existe, y que allí donde exista un tesoro de información que se pueda atacar, allí estarán los expertos para extraer petróleo. Es un comportamiento tan humano que hasta avergüenza tener que explicarlo: si puedes obtener beneficio por lo que sabes, irás a donde puedas hacer caja.

Dicho lo cual, ¿tiene sentido cargar toda la responsabilidad sobre Facebook? Es tanto como echar la culpa a un fabricante de coches por las muertes producidas en carretera por la circulación irresponsable de los conductores que manejaban vehículos de dicha marca. Nuestros datos en redes sociales son vulnerables, como lo son nuestros reflejos al volante; y los gestores de las plataformas no son ángeles del buen custodio (nunca mejor dicho), al igual que los fabricantes de coches no son enviados de San Cristóbal (ídem), pero es responsabilidad de cada cual las aplicaciones que instala en sus dispositivos y en su entorno cibernético, como lo es de cumplir o no las normas de circulación. La educación es una herramienta mucho más poderosa que la combinación de multas ejemplarizantes y escarnio público y mediático. Siempre mejor una vacuna, si existe, que un cóctel de medicamentos. Y aquí existen vacunas. Cosa distinta es que resulte más fácil, más acrítico, más cómodo, hundir la reputación de un grande.

¿Tienen futuro autónomo plataformas sanitarias como las presentes este fin de semana en el Congreso de los periodistas y comunicadores de ANIS, que vinculan servicios con información,  o terminarán absorbidas por las gigantes digitales (Google, Amazon, Alibaba, Apple, Uber, Airbnb, etc.), como se dice sucederá con las finanzas, el comercio, los transportes o la educación por sólo citar grandes sectores?

Considero que en la propia pregunta está preconfigurada la respuesta más esperable. A pesar de los “sustos” como el de Facebook con Cambridge Analytica, si algo han demostrado los gigantes digitales como los que se mencionan es su ingente capacidad para generar sistemas de economía a partir de la interpretación de los datos de sus usuarios. Lo que cabe exigir a todas esas plataformas es que tengan capacidad para salvaguardar, proteger y no consentir usos ilegítimos de dichos datos, de forma que se eviten violaciones a la privacidad, especialmente en un ámbito tan sensible y susceptible como el sanitario. En ese sentido es en el que a priori apunta la inminente entrada en vigor de la Global Data Protection Regulation (GDPR), pero es de locos o de ingenuos pensar que una legislación específica hará que los ciberdelincuentes se conviertan en gente honrada, y se dediquen a respetar dichos datos. Si hay negocio, habrá intentos por explotarlo. Y las regulaciones no serán las que pongan a disposición de las plataformas un 100% de infalibilidad, confiabilidad y resiliencia ante las ciber-amenazas.

¿Qué alternativa tenemos? ¿Oponernos a ser “deglutidos” por los grandes players? Pues tengamos presente una lección: si ellos son vulnerables, mejor no imaginar las vulnerabilidades de nuevos actores no especialistas en la materia. Pretender ir por libre es tan irresponsable, sino más, como ir de la mano con empresas de ese calibre. Cabe una tercera opción: estudiar, comprender, aprender y proponer herramientas que sobre las que ya existen generen mayores y mejores capacidades. Ir de la mano de la nueva economía y crecer sobre ella. Eso es, por ejemplo, lo que está sucediendo con el entorno de las criptomonedas: cada una aprende de las virtudes de la anterior y sugiere un escenario más competitivo y eficaz. 

¿Cómo cambiarán el negocio de todas ellas y en concreto de la sanidad las tendencias de privacidad en el uso de datos?

Obligándoles a lo que per se ya están obligadas por las regulaciones al respecto, y por los usos y costumbres generalmente aceptados en la relación entre usuarios y plataformas: a tratar los datos únicamente para optimizar y mejorar la relación con el paciente, y en el caso de terceras partes que pudieran cooperar en su sostenimiento económico o en su monetización, mediante su tratamiento de forma agregada y desinvidualizada para salvaguardar la privacidad y la intimidad del usuario.

Oponerse a ello es como si nuestros antepasados se hubieran opuesto al negocio de los fósforos porque suponían acabar con milenios de conocimiento sobre el origen del fuego. Hoy casi nadie sabe hacer fuego frotando dos piedras o dos palos, pero nos basta un pequeño gesto con un encendedor para obtener una llama. Que es más lógico, eficaz y económico. No podemos hacer frente a un presente digital que, por muchos riesgos y amenazas que suponga, ofrece toda una suerte de beneficios completamente inimaginables hace solo 10 años. Y esto es solo el principio. Los retos para las próximas décadas son incalculables, y llevan aparejado un incremento en los niveles de conocimientos, habilidades y eficiencia como especie inteligente que apenas hoy somos capaces de concebir.

¿Qué opina de la experiencia para terminar con los bulos sanitarios en Internet?

Con los autores de bulos sanitarios tengo una reacción que difícilmente sería compatible con lo que entendemos como un comportamiento cívico en una sociedad democrática. Como no es plan de dar salida por escrito a lo que soy capaz de imaginar para las sanguijuelas que juegan con las esperanzas de cientos de miles de personas, trataré de convertir esa rabia en una actitud más constructiva.

Toda la experiencia digital se asienta sobre el principio de la confianza. La construcción del discurso entre iguales con las mismas capacidades de interacción, influencia y generación de vínculos experienciales, es justamente lo que pone en jaque a las empresas y organizaciones que no son capaces de vislumbrar ese cambio y adaptarse a él. Por ponerlo en palabras más llanas: es más confiable lo que nos dice por WhatsApp un miembro de un foro que hemos conocido en Internet y con el que sentimos afinidad, que lo que nos dice en la televisión el directivo de una compañía sobre los beneficios de su producto. Eso no es nuevo en el comportamiento humano: lo nuevo es que hoy podemos establecer esos vínculos con personas que hasta hace solo unos años habrían sido perfectas desconocidas durante todas nuestras vidas. 

La debilidad de ese principio es que es terriblemente vulnerable, o dicho en términos técnicos, “explotable” por quienes se amparan en él para generar confianza a partir de identidades falsas, ingeniería social, ingeniería inversa, hacktivismo, generación de fake news y un largo etcétera, entre el que cabe incluir, con mayúsculas y en negrita, los bulos sanitarios. Así que la única forma que hay de hacer frente a estos bulos, como a casi cualquier amenaza digital, es educación, educación y más educación. Regulaciones y multas cuando procedan, pero sobre todo educación, alfabetización digital. Porque los “malos” van por delante, y a mucha, mucha distancia.

Por tanto: vives en una sociedad digital. Tu entorno es de confianza, sin la cual no existiría dicha sociedad. Pero tu obligación es saber desconfiar cuando sea preciso. En definitiva: sentido común. Los milagros, en Internet o en la vida, a Lourdes. Para todo lo demás, y especialmente para la salud, ciencia. ¿Es usted una científica, un científico? ¿No? Pues largo.

¿Qué nivel comparado tiene la transformación digital de la sanidad en España y en Europa, y por qué ustedes y su competencia se centran tanto en Iberoamerica?

Temo no poder dar respuesta a esta pregunta, dado que en un ámbito tan especializado, y nunca mejor dicho de nuevo, me siento un aprendiz entre tanto galeno. Me limito solo a reseñar lo que es moneda de cambio habitual entre las y los profesionales que componemos el ámbito de la Asociación Española de Responsables de Comunidades Online y Profesionales del Social Media (AERCO&PSM): la transformación digital no tiene que ver con los esfuerzos de una “marca” (empresa, organización, entidad, país, sector) para ser más “tecnológico”, sino para adaptarse a una realidad que está en la calle y que da pasos de gigante, como es la construcción paulatina, imparable, a todos los niveles y sin parangón, de una nueva sociedad: la sociedad digital.


Otros asuntos de Entrevistas
Más asuntos de Entrevistas
Inés G. Labarta: "En el Reino Unido encontré inspiración para escribir literatura gótica"
"Quizá estemos ante otro duro ajuste bursátil norteamericano y global"
"El sueño puede restaurar la actividad cerebral, reforzar el aprendizaje, o aún no sabemos qué"
"Los MOOC no son una innovación disruptiva sobre el modelo tradicional de universidad"
"Mi nombramiento es un triunfo de toda la sociedad"
"El magnetismo del grafeno se puede controlar con átomos de hidrógeno"
"Podríamos salvar a los animales que aún tenemos y mantenerlos durante algo más de tiempo"
"Por resistencia a la movilidad, muchas familias ni se plantean que sus hijos dejen la provincia"
Mirando el futuro de frente con José Luis Cordeiro
"Alumnos que buscan saber y profesores que aman compartir inventan cada mañana la universidad"
"La edición genética de humanos va a ocurrir y mi nombre estará ligado a ella, para bien o para mal"
"En un mundo sin Einstein no existirían ni los móviles ni los ordenadores"
"Los muros de la felicidad se construyen con los ladrillos de la alegría "
"A pesar de Trump, la sociedad estadounidense no se ha desligado de los problemas del clima"
"´Lo digital´ necesita reglas que equilibren cómo participa en el valor la propiedad intelectual"
"La universidad en Túnez será femenina en la próxima generación"
"El´compliance´se crea para recuperar la confianza en el sistema, pero los todopoderosos incumplen"
"Espero tratar enfermedades causadas por bacterias resistentes a antibióticos"
"Hay que olvidarse de las grandes reforestaciones y favorecer la regeneración natural"
"En España el acceso a la Justicia está garantizado y hay que cumplir con la Ley"

Suscríbete gratis a nuestro boletín
Lecturas de un viejo profesor
El viejo y el mar. Ernest Hemingway, Nobel de literatura
José Carlos García-Fajardo Lecturas
Futurolandia
La falacia de McNamara y los intangibles
Antonio Pulido
Your international partner on-line
Mystery Shopper
Ángel Luis Vazquez Torres
Neuronas del alma. El intangible del cambio
"El fin de la muerte" es posible, según José Luis Cordeiro y David Wood
Mar Souto Romero
Vanity Fea
Y de repente, Putschdemón sale libre
José Ángel García Landa
El Envés
¿Galgos o podencos?
José Carlos García Fajardo
Universidad y futuro
Fanny Rubio, perfil de una profesora universitaria
Eva Aladro Vico
Desde mi trastorno bipolar
El consentimiento informado de los pacientes de Salud Mental
Beatriz Tarancón Sánchez
Transitar por Eurolandia
El contubernio catalán (III): El desenlace del Procés y el futuro de Cataluña
Donato Fernández Navarrete
Sociedad Inteligente
AÑO 2025. Hacia la Sociedad Inteligente (8)
Rafael Martinez-Cortiña y Mar Souto Romero
Inclusión financiera
Situar las finanzas al servicio de la sostenibilidad
Carlos Trias
Desde China
La ciudad china de Hangzhou gestiona su tráfico con inteligencia artificial
Di Wang
Miss Controversias
Las matemáticas en el desarrollo económico actual
Ana González
¿Hay derecho?
Segunda oportunidad, crédito público y ayudas de Estado.
Matilde Cuena Casas
Infolítico
2ª renovación histórica del PSOE: hacia el Mercado posible y el Estado necesario
Gustavo Matías
Solidarios
El arte alivia y puede curar dolencias mentales
Carlos Miguélez Monroy
Cuestión de estilo
El lenguaje oscuro también puede ser una "jerga de rufianes"
Javier Badía
Economía sin dirigir
La Comunidad de Madrid, líder en creación de empleo de calidad
Iván Campuzano
Vueltas al conocimiento
El caso Asunta, la violencia simbólica contra las mujeres en los medios
Fátima Arranz
Gobierno y bien común
España será el epicentro de la nueva economía
Diego Isabel
Al otro lado del marketing
Facebook, YouTube, Twitter y Microsoft se unen para frenar el terrorismo en Internet
Clemente Ferrer
Goliardos s.XXI
Suicidio de la democracia
J. A. Ventín Pereira
Economía Zen
Digamos no al miedo
Miguel Aguado Arnáez
Luces de Bruselas
Fondos Estructurales y Fondos de Inversión Europeos
Raúl Muriel Carrasco
¿Quiere un blog propio y leído en todas las universidades?
Infórmese aquí
LIBROS
¿Quién alimenta realmente al mundo?Fracaso de la agricultura industrial ypromesa de la agroecologia
Guía de la negociación colectiva 2018
Pan y fútbol. El deporte rey, espejo de la economía global
La Asignación Óptima de los Recursos.
Inferior. "Nada en nuestra biología permite decir que la igualdad de género es imposible"
La muerte de la muerte: La posibilidad científica de la inmortalidad física y su defensa moral
TESIS Y TESINAS
Las mentiras tienen un 70% más probabilidades de ser retuiteadas que la verdad
Diversión y comodidad, principales principios orientadores de las TICs en la universidad
Cuando los estudiantes usan las herramientas tecnológicas sin fines educativos
Hasta en África SubSahariana la lucha contra la corrupción pasa por el gobierno electrónico
Naufraga la comunicación corporativa en las redes
Cómo reducir el enorme desperdicio agroalimentario en el mundo
1 Helping Cancer Tv y Brainguard, ganadores del "I Concurso de Emprendedores ANIS by Emprende inHealth
2 Ciudadanos, opción contra la corrupción de PP y PSOE, solo podrá gobernar con uno u otro
3 "El fin de la muerte" es posible, según José Luis Cordeiro y David Wood
4 Fanny Rubio, perfil de una profesora universitaria
5 Mystery Shopper
6 Los humanos tragamos como los peces cada día más plásticos: 10 partículas por litro
7 El teatro Real absorbe a Zarzuela, con déficit de 18 millones anuales y denuncias de privatización
8 ¿Galgos o podencos?
9 Y de repente, Putschdemón sale libre
10 La falacia de McNamara y los intangibles
RANKING WANABIS Ampliar +  
"La evolución del e-learning: de "sólo ante el peligro" al aprendizaje interactivo"
"Los profesionales con formación online están mejor preparados para la economía global"
El big data, la robótica y el Mobile Learning, principales tendencias del e-learning
DEBATES Y FIRMAS Ampliar +  
Es obligación de todos "tirar de la manta" para una mejor Universidad
La Coordinadora de Universidades Públicas da por muerta la Ley de Universidades de Madrid
De la sociedad del conocimiento al consentimiento: el escándalo de Facebook y Cambridge Analytica  
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS