sábado,16 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEl europeista Macron gobernará Francia con mayoría absoluta
Logra 341 de los 577 escaños que forman la Asamblea Nacional

El europeista Macron gobernará Francia con mayoría absoluta

Redacción
La República en Marcha, el partido del presidente francés, Emmanuel Macron, logró este domingo 341 de los 577 escaños que forman la Asamblea Nacional, tras su abrumadora victoria en la segunda vuelta de las elecciones legislativas. Los Republicanos fueron por la derecha la segunda fuerza más votada, y sentarán a 135 diputados en el parlamento, 68 menos de los que sumaban. El gran derrotado fue el Partido Socialista, que baja a 43 de los 284 alcanzados en 2012 aliados con los ecologistas.

La izquierdista Francia Insumisa consigue 27 diputados, mientras que el ultraderechista Frente Nacional que tantas expectativas y temores ahora esfumados generó en las presidenciales de mayo suma ocho escaños, entre ellos el de su líder, Marine Le Pen, que entra en la Asamblea Nacional por primera vez. La abstención alcanzó la cifra récord del 56,83% del censo.

Los diarios españoles destacan que, con su clara victoria electoral, Emmanuel Macron consigue poner fin al tradicional dominio de las instituciones francesas por parte de conservadores y socialistas. "Macron se corona como el presidente francés más poderoso desde De Gaulle", resume EL MUNDO en su titular de portada. La holgada mayoría absoluta lograda por el centrista La República en Marcha permitirá al presidente francés iniciar el ambicioso paquete de reformas anunciado durante la campaña electoral. "Los franceses han preferido la esperanza a la cólera", afirmó anoche el primer ministro Edouard Philippe.

Dimite el líder del Partido Socialista

El líder del Partido Socialista, Jean-Christophe Cambadélis, anunció su dimisión tras reconocer la "derrota incuestionable" de su partido. "Hay que construir una nueva oferta política de izquierdas para contrarrestar el neoliberalismo y el nacionalismo", declaró Cambadélis, que anunció que una dirección colectiva se hará cargo del partido temporalmente. "La izquierda", añadió, "tiene que cambiar de forma y fondo, ideas y organizaciones; abrir un nuevo ciclo. Hay que volver a pensar en las raíces del progresismo, que son el Estado del bienestar y la extensión constante de los derechos".

François Baroin, coordinador de la campaña de Los Republicanos, segunda fuerza más votada, anunció una "oposición firme" a las políticas de Macron, principalmente el capítulo fiscal. El líder de La Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, destacó la cifra récord de abstención registrada -"una huelga general cívica"-, en la que ve "una energía disponible" para la izquierda en futuras citas electorales. Por su parte, la presidenta del Frente Nacional, Jean Marine Le Pen, aseguró que trabajará en la Asamblea Nacional para "combatir con todas nuestras fuerzas los proyectos del Gobierno dictados desde Bruselas", citando como principales enemigos a batir la subida de impuestos, la política migratoria y los tratados internacionales de libre cambio.

Sobre España, el presidente francés, Emmanuel Macron, aseguró el viernes, durante una rueda de prensa conjunta en el Elíseo con su homólogo español, Mariano Rajoy, que el referéndum catalán de independencia es un "tema interno" de España, y añadió que "sólo" conoce "un socio y un amigo, que es España, España toda entera". "Conozco a un interlocutor, a quien tengo aquí a mi lado y que se llama Mariano Rajoy. El resto no me concierne", apuntó. Macron y Rajoy mantuvieron ayer una reunión para analizar las relaciones entre Francia y España, la agenda del Consejo Europeo de la próxima semana en Bruselas y los pasos que ha de dar la Unión Europea para recuperar la confianza ciudadana.

Valoraciones editoriales en los diarios españoles 

Macron, imparable (EL PAÍS): Imparable, la ola Macron se ha impuesto en las elecciones legislativas francesas. El programa socioliberal centrista de su partido, La República en Marcha, va a poder abrirse camino sin oposición real en el Parlamento. En el camino se queda el Partido Socialista, víctima de su propia división interna. Y también se han frustrado las ambiciones de la extrema derecha de Le Pen y, en menor medida, las de la extrema derecha de Mélenchon, castigadas por sus propuestas antieuropeas y los errores de sus dirigentes. Ahora llega el momento de gobernar. Las primeras propuestas están listas para cumplir con un programa que intenta conciliar medidas de la derecha, especialmente en economía, y de izquierda, en el terreno social. Es un proyecto relativamente novedoso del que los franceses esperan respuestas con premura.

Un cheque en blanco para Macron (ABC): Francia le ha dado un cheque en blanco a Emmanuel Macron, alguien que hace menos de dos años era una personalidad apenas conocida y ha enviado al desván a los partidos que han gestionado alternativamente la V República. La Francia que debe gobernar Macron necesita una renovación profunda, porque los gobiernos que se han sucedido en las últimas dos décadas no han logrado poner en marcha reformas de calado. También la UE necesita al país galo en plena forma. El problema es que, hasta ahora, Macron ha explicado pocas cosas de lo que piensa hacer en concreto, y es posible que los franceses hayan creído, por eso mismo, que es capaz de hacer milagros.

El tsunami Macron acaba con el bipartidismo francés (LA VANGUARDIA): El tsunami Macron ha barrido a los dos partidos tradicionales de la V República francesa, hasta el punto de que conservadores y socialistas deberán reflexionar a fondo sobre su futuro. El joven presidente francés ha removido las bases de la vida política de su país y ha situado a su partido en lo más alto. La pregunta es si puede salir airoso del reto. Desde que asumió la presidencia de la República, se ha preocupado por encima de todo de hacer visible la gran concentración de poder que ostenta para convencer a todos de que es posible llevar adelante su proyecto de futuro. Ahora se trata de pasar a la acción.

Macron remata su carrera triunfal (EL PERIÓDICO): Con un partido hecho a su imagen y semejanza, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha culminado en un tiempo récord la demolición del tradicional sistema de partidos de la Quinta República. Con la mayoría absoluta en la Asamblea Nacional lograda en las elecciones de ayer, Macron tendrá las manos libres para gestionar su programa político de carácter liberal, que deberá aplicar a temas tan sensibles como la reforma laboral, la corrupción o la lacra del terrorismo. El presidente francés tiene su rodillo a punto, las expectativas que genera son muy altas, tanto como sería el precio a pagar si no las cumple.

Macron ya está en marcha (Puntazos LA RAZÓN): El refrendo abrumador conseguido por el presidente francés en las elecciones legislativas le deja las manos libres para acometer las reformas y ajustes tantas veces retrasados por socialistas y conservadores.

De interés

Artículos Relacionados