sábado,21 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaDigitalizaciónEl Gobierno destina el crédito a los bancos en lugar de a...
La banca española sigue siendo ´vulnerable´, según la CE

El Gobierno destina el crédito a los bancos en lugar de a empresas y familias

Redacción
Las entidades financieras españolas invierten gran parte del crédito en deuda pública en vez de destinarlo a las empresas y las familias, lo que supone un desafío para la recuperación económica. Así lo indica un informe de la Comisión Europea elaborado tras su cuarta misión de inspección a Madrid en relación con el rescate. El análisis de la troika achaca la reducida oferta de crédito no a la falta de demanda solvente, como aducen los bancos, sino a las operaciones de compra de deuda pública.

El cuarto informe de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional sobre el rescate bancario español, publicado ayer, advierte de que el sector financiero en España sigue siendo "vulnerable" y debería reforzar sus reservas de capital para hacer frente a choques externos como nuevas recaídas de la economía a nivel nacional o global. A la recuperación "suave" de la economía no le favorecerá la falta de crédito, algo que preocupa a Bruselas, que considera que la situación "tocará fondo" en 2014.

El informe es el resultado de la visita a la troika a Madrid del pasado septiembre y sirvió de base al Eurogrupo para acordar el pasado jueves poner fin al rescate bancario para España, sin ningún tipo de prórroga o ayuda adicional, cuando concluya a principios de enero.

Los inspectores señalan que España ha cumplido todas las condiciones impuestas en el memorándum de entendimiento del rescate, a falta de concluir la tramitación de la ley de cajas, y que "la reparación de los balances de la parte débil del sistema bancario prácticamente se ha completado". "En estos momentos no hay motivos para prever más desembolsos del programa hasta que España salga", indica el informe.

"Pese a la evolución positiva, el entorno económico sigue pesando en el sector bancario y constituye el principal factor de riesgo en adelante", alertan la Comisión y el BCE. "El sector financiero español y los mercados siguen siendo vulnerables a acontecimientos nacionales e internacionales adversos", subraya el informe.

Casi todos los bancos españoles -destacan dos de las instituciones de la troika- tienen un nivel de solvencia que supera los mínimos fijados por el memorándum, pero en comparación con el resto de entidades europeas, avisan, "no están entre los que tienen las mayores ratios de capital".

"Por ello, los bancos deben mantener niveles de capital cómodos que soporten el crédito a la economía real y constituyan un colchón para mitigar los riesgos de la todavía débil situación económica", apunta el informe, que avisa de que las entidades tendrán difícil lograr una rentabilidad sostenible debido a esta mala situación económica y al entorno de bajos tipos de interés.

Las entidades españolas, insiste otro pasaje del estudio, "deben seguir políticas prudentes para mantener o aumentar sus ratios de capital", en particular "reteniendo la mayor porción posible de beneficios". El informe señala que "un área de preocupación" se refiere a los activos fiscales diferidos, y pide al Gobierno que cualquier iniciativa para resolver esta cuestión tenga en cuenta tanto el impacto fiscal como el respeto de las normas de competencia.

Revisar el plan de negocios del Sareb

La troika avisa además de que el plan de negocios del banco malo que gestiona los activos inmobiliarios problemáticos (Sareb) podría ser "demasiado optimista", ya que el ajuste del sector inmobiliario "está constando más de lo que se esperaba" y "no hay signos de una recuperación rápida".

"En particular, los precios de la vivienda han continuado cayendo e incluso acelerando su declive durante la primera mitad de 2013. Además, la inversión en construcción continúa cayendo", señala el informe.

En este contexto, "Sareb podría tener que revisar su plan de negocios para tener en cuenta estos acontecimientos recientes y preparar estrategias para responder a estas nuevas condiciones del mercado", sugieren la Comisión y el BCE.

Al igual que ya hizo la Comisión la semana pasada, el informe avisa de que el presupuesto de 2014 no garantiza el cumplimiento del objetivo de reducir el déficit hasta el 5,8% del PIB fijado por la UE y pide al Gobierno que tome más medidas de ajuste, algo que el ministro de Economía, Luis de Guindos, ya ha rechazado.

Finalmente, el Ejecutivo comunitario y el BCE piden al Gobierno que mantenga el impulso de las reformas y avisa de que "muchas de ellas están todavía en el proceso de adopción o de ser plenamente aplicadas".

La troika viajará por última vez a Madrid antes del fin del rescate bancario el próximo 2 de diciembre. A partir de entonces, España estará sujeta a dos revisiones al año por parte de la Comisión hasta que haya devuelto el 75% de los 41.300 millones de euros utilizados para reestructurar la banca.

Editoriales de los periódicos

El País: La banca española está en condiciones de pasar los exámenes europeos, pese a la morosidad

"El espectacular aumento de la morosidad bancaria en septiembre señala de forma clara una de las debilidades de la banca española, castigada por años de recesión y desempleo". "Es evidente que España pondrá a examen ante el BCE al 95% de su sistema bancario, mientras que Alemania, por decisión política propia, sólo llevará al examen en torno al 50% de su sistema". "La pregunta adecuada es si la banca española está en condiciones de superar los exámenes".

"El aumento de la morosidad, el bajo crecimiento económico y la hipótesis de que el BCE endurezca las exigencias por el abultado volumen de deuda pública en los balances son elementos que cuestionarían la solvencia, pero las entidades han sido sometidas a una recapitalización intensiva cuyo final acaba de decretar la Comisión Europea". "Es muy dudoso que un examen de calidad de activos revele dificultades a corto plazo". "La condición para sostener la solvencia bancaria es que haya crecimiento; y como buen argumento dialéctico, resulta que ese crecimiento depende de varios factores, entre los que se cuenta precisamente que los bancos presenten dinero o estén en disposición de hacerlo".

La Vanguardia: Toque de atención a la banca

El Gobierno y la banca deben tener muy en cuenta el análisis que la Comisión Europea, el BCE y el FMI, conocidos como la troika comunitaria, han realizado en su informe sobre el fin del rescate bancario español". "Tras los parabienes por el éxito logrado, por el fortalecimiento del conjunto de bancos y por el cumplimiento de casi todas las condiciones exigidas a cambio de un crédito, hay un importante toque de atención. "El ministro de Economía, Luis de Guindos, tiene razón al destacar que se ha recuperado la confianza en la banca española". "Sin embargo, el tirón de orejas de la troika es contundente".

"Advierte que la banca española, pese a las ayudas recibidas, mantiene cerrado el grifo del crédito y a la economía productiva". "La troika recalca la necesidad de que el Gobierno mantenga con intensidad su programa de reformas y que reduzca su endeudamiento, al tiempo que aconseja a los bancos que mejoren más sus niveles de solvencia y de capitalización". "La economía española ha salido airosa de la UVI bancaria europea, pero aún se halla en plena convalecencia y debe perseverar".

Cinco Días: La banca sigue constribuyendo poco al crecimiento

"El fin del rescate bancario español, pese a su éxito públicamente reconocido, no parece colmar las ambiciones de nadie, ni siquiera de quienes han vigilado el proceso". "La troika sigue considerando que aunque se ha cumplido de forma bastante aceptable cada una de las exigencias impuestas, la banca sigue siendo aún hoy el agente menos activo para el crecimiento de la economía". "Puesto que persiste en la dosificación, cuando no en la contracción, del crédito nuevo". "La recomposición del crédito es lenta, y seguramente no será plena hasta que las pruebas de resistencia se superen y la unión bancaria y la supervisión estén en marcha, y con ellas se produzca el descenso de un nuevo y definitivo escalón en los tipos de la deuda pública".

El Economísta: Los bancos están mejor pero todavía no están bien

"La Comisión y el BCE hicieron ayer una seria advertencia sobre la contracción del crédito en España". "El dinero no llega a la economía real porque las necesidades de liquidez del sector público para cubrir el déficit y la deuda copan la financiación que hay en el mercado". "La acumulación de deuda publica en manos del sector financiero evitan que la liquidez del BCE llegue a las empresas". "Sin duda los bancos están mejor que hace un año, pero todavía no están bien. Lo prueba que no haya crédito y que no baje el paro". "Mientras esto suceda seguimos en crisis, con el problema de que los desequilibrios de las cuentas públicas se conviertan en un freno para la recuperación".

La Razón: Una banca solvente, pero seca de créditos

"A la pequeña y mediana empresa aún le queda una larga travesía sin créditos, sobre todo mientras no baje la alta tasa de morosidad. El Gobierno debe impulsar medidas paliativas".

De interés

Artículos Relacionados