martes,30 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadEl Gobierno llama a la unidad tras las críticas de Aznar
Iglesias rechaza ir a Venezuela a dar explicaciones

El Gobierno llama a la unidad tras las críticas de Aznar

Redacción
El Gobierno en funciones de Mariano Rajoy hizo este martes un llamamiento a la unidad y la responsabilidad tras las críticas vertidas en el Foro 2016 del Consejo y el Colegio de Economistas de Madrid por el expresidente del Gobierno José María Aznar ante las políticas de menores ajustes y freno en la reducción del déficit público seguidas para cumplir con los objetivos comprometidos ante la Unión Europea. Entre tanto, el líder del PSOE acusó al Ejecutivo de ocultar el multazo por incumplirlos.

En concreto, la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, recordó que tanto a Aznar como a Mariano Rajoy "les tocó" reducir el déficit cuando llegaron a La Moncloa y dijo que ante la crisis "hay que comportarse con unidad y responsabilidad". Preguntada sobre si las declaraciones de Aznar rompían esa unidad, la vicepresidenta respondió: "No, lo que digo es que a Aznar le tocó reducir el déficit, como a nosotros, y que lo hizo con la misma responsabilidad y con la misma unidad de Gobierno".

En la misma línea, el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, dijo que tanto Aznar como Rajoy redujeron el déficit, con la diferencia de que en el caso del segundo hubo una recesión. "No creo que se trate de un tema de críticas o no críticas. Ha habido una política de consolidación fiscal que ha producido resultados positivos y que hay que continuar en un futuro y que está ayudando a que España salga de la crisis", añadió.

Por su parte, el vicesecretario de Sectorial del PP, Javier Maroto, aseguró que en su partido están "todos a una" en reducir el déficit para que "no paguen justos por pecadores".

El artículo de Aznar publicado este martes en ABC, en el que consideraba "errada" la comparación que hizo Rajoy entre sus legislaturas tras las críticas de Aznar ante el Foro del Colegio de Economistas de Madrid ha provocado el "enfado" de dirigentes del PP y del entorno de Rajoy en La Moncloa, según informa el diario. Estos dirigentes consideran inapropiado el momento elegido por el expresidente para "abrir otro fuego" en plena precampaña electoral. Fuentes de Moncloa citadas por ABC consideran que Aznar se equivoca en sus planteamientos ya que con su gobierno se dieron tres circunstancias muy diferentes a las de Rajoy: un sector público que se podía privatizar, menos pensiones y menos transferencias competenciales a las comunidades autónomas.

EL PAÍS apunta que tanto Rajoy como su equipo "no disimulan" su malestar con Aznar. "El Gobierno exige 'responsabilidad' a Aznar ante la 'guerra del déficit'", titula ELMUNDOEL PERIÓDICO señala que Rajoy "ignora a Aznar" y "decreta una campaña 'en positivo'" en el acto de presentación de los cabezas de lista del PP.

El PP como freno a los radicales 

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, presentó ayer en Madrid a los cabezas de lista de los populares para las elecciones del 26-J. En el acto, Rajoy alertó de que "la radicalidad es una realidad en España dentro de la clase política" y que lo peor que le puede pasar al país es "volver a lo que se hizo en los años anteriores a la llegada al Gobierno del PP y que generó una crisis de considerables proporciones". Frente a los riesgos de la radicalidad Rajoy ofreció al PP como "una clara apuesta por la España moderada", una "apuesta por una España en positivo", por "políticas eficaces en beneficio de los ciudadanos". "Estamos en una situación que a poco que hagamos las cosas bien, podremos mirar al futuro con esperanza", añadió. Según dijo, el PP apuesta por "la unidad de España y la soberanía nacional" y sus dos grandes objetivos son la creación de empleo y el mantenimiento y mejora del Estado de bienestar.

Por otro lado, la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, advirtió, en una entrevista en la cadena COPE, del "riesgo real" de que la coalición Podemos-IU supere al PSOE el 26-J y responsabilizó de ello al líder del PSOE, Pedro Sánchez, por no haber sido capaz de evitarlo "sentándose a hablar con el PP y haber formado un gobierno de coalición". "Ese riesgo es muy real. Puede haber dos posibilidades de gobierno y se trata de contraponer dos modelos, el que ha conseguido un cambio radical en la economía con un programa moderado y el programa radical que propone Podemos", dijo.

Sánchez acusa al gobierno de ocultar el multazo 

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, acusó ayer al PP de "agitar banderas para ocultar el multazo", en referencia a la fianza de 1,2 millones de euros que el juez del caso Bárcenas ha impuesto a ese partido para cubrir sus posibles responsabilidades civiles. En un acto en Jaén, Sánchez apuntó que diciendo sí al cambio se pondrá fin a "ese mal Gobierno de Mariano Rajoy", al que tildó de "mentiroso compulsivo", un presidente que es "mentira y corrupción". "Ese es el plebiscito que tenemos el 26 de junio", añadió. El líder socialista advirtió de que si el PSOE no es la primera fuerza política "no habrá cambios". Sánchez instó a no dejar en manos de "intermediarios" el cambio que España necesita, y abogó por un país que "mire con confianza al futuro y no con rencor a los últimos 40 años de democracia", punto en el que resaltó que "afortunadamente estamos en 2016" y no en 1977 "como dijeron un tal Anguita e Iglesias".

En declaraciones a Antena 3, Sánchez apuntó que el PSC ha entrado en el Ayuntamiento de Barcelona para "abandonar las políticas de postureo que la actual alcaldesa ha venido realizando durante estos doce meses".

Por su parte, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, consideró que la campaña electoral tiene "dos caras", la de la "radicalidad" del PP y Podemos, y la de la "moderación" del PSOE.

Por otro lado, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, advirtió en Telecinco de que si el PSOE quedara como tercera fuerza política abordaría una "situación desconocida" que abriría "un debate interno" ya que el partido "en ningún caso se puede resignar a ser el postre en el Parlamento".

Mientras, EL PAÍS informa que si el PSOE gana las elecciones destinará 3.300 millones de euros anuales a un plan contra el desempleo de larga duración. Unos 1.300 millones se emplearían en financiar 217.000 contrataciones temporales en las Administraciones públicas y en entidades sin ánimo de lucro.

Iglesias vuelve a tender la mano al PSOE para gobernar

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, aseguró que sería "imprudente" no tender la mano al PSOE, un partido que considera que siempre va a ser "fundamental" en España. "Para gobernar nosotros solos, yo preferiría que el PSOE gobernara con nosotros, dijo en una entrevista a modo de coloquio organizado por la revista Mongolia. Iglesias admitió que no cree que Podemos logre una mayoría absoluta y dijo que no pedirán a los socialistas "un cheque en blanco", sino que "arrimen el hombro" para "buscar una mayoría de gobierno que permita estabilidad".

Sobre la fianza que ha impuesto el juez al PP como responsable civil subsidiario por el caso Bárcenas, Iglesias señaló que "parece que al final la van a tener que pagar los ciudadanos" y con un juego de palabras dijo que el PP es el partido de la "con fianza" y no el de la "confianza", como expresan los eslóganes de campaña.

Iglesias rechaza ir a Venezuela para da explicaciones 

Iglesias ha rechazado que Podemos acuda a la Asamblea Nacional de Venezuela, controlada por la oposición, que anunció citará a dirigentes de su partido para que informen sobre supuestos dineros recibidos, a través de la Fundación CEPS, de los Gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. La comparecencia, en calidad de invitados, se realizaría ante la Comisión de Contraloría de la Cámara. El anuncio de esta citación fue realizado por el parlamentario Luis Florido durante una sesión especial de la Comisión de Política Exterior del Parlamento en la que intervino el líder de Ciudadanos, Albert Rivera.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Contraloría, Freddy Guevara, señaló que están muy interesados en poder contar con la colaboración, no solamente del Congreso español, sino también de las autoridades españolas para poder encontrar el dinero "que se dice que se envió al financiamiento de Podemos".

Rivera respalda el revocatorio contra Maduro

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, pronunció un discurso en la Asamblea Nacional de Venezuela en el que defendió el diálogo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición, a condición de que se respeten los derechos humanos y las leyes, incluido el referéndum revocatorio. Asimismo, Rivera reclamó una solución para la "crisis humanitaria" que vive Venezuela ante la falta de medicinas y alimentos.

Rivera reiteró que quiere "apoyar" desde su partido y desde su país un diálogo institucional, aunque aclaró que no puede haber este diálogo si no se establecen condiciones, entre las que resaltó la liberación de los "presos políticos", el "respeto" a la Constitución y que se acaben los problemas de escasez de productos básicos.

El líder de Ciudadanos no pudo visitar al alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, en arresto domiciliario acusado de conspirar contra el Gobierno de Nicolás Maduro. Rivera tampoco pudo visitar al exalcalde de San Cristóbal Daniel Ceballos, también en arresto domiciliario. A las puertas de la residencia de Ledezma, Rivera resaltó que impedirle la visita era una muestra de que "no hay democracia" en Venezuela. El líder de Ciudadanos sí pudo conversar por teléfono con el dirigente opositor preso Leopoldo López.

Durante su visita, Rivera arremetió en varias ocasiones contra Podemos, al que reprochó en su intervención en la Asamblea Nacional que se abstuviera en una moción a favor de la liberación de los opositores venezolanos. Posteriormente, en una entrevista en el canal 24Horas de TVE, Rivera acusó desde Caracas al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, de acudir a Venezuela "a cobrar" del Gobierno chavista a través de la Fundación CEPS, así como de pretender "copiar" para España el modelo económico del país sudamericano, que, según el líder de Ciudadanos, es "una ruina humanitaria" y produce "dolor por todos los sitios".

Desde Podemos, Pablo Iglesias criticó que Rivera viajara a Caracas a "gastar un poquito más de dinero en su spot de campaña". De igual modo, Íñigo Errejón, en Twitter, escribió: "Rivera presenta su spot electoral para esta campaña. Será un poco más caro, no hablará de los españoles y se rodará en Caracas".

En otro orden de cosas, la Asamblea Nacional aprobó ayer un proyecto de acuerdo para emplazar al Consejo Nacional Electoral (CNE) a que publique el calendario del referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro. Este calendario debe prever la realización del referéndum en el presente año, y deberá incluir las fechas para la realización de las elecciones, tanto regionales como municipales.

De interés

Artículos Relacionados