domingo,24 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaEl Nobel de Economía rompe más moldes del poder, al ir a...
David Card, Joshua D Angrist y Guido W. Imben lo recibirán un premio revaluado con los de Fisica y La Paz 2021

El Nobel de Economía rompe más moldes del poder, al ir a quienes probaron que la subida del salario mínimo no eleva el paro

Los economistas David Card, Joshua D Angrist y Guido W. Imbens han recibido este lunes el Nobel de Economía por "sacar conclusiones de experimentos inesperados" y aplicarlos al análisis del mercado laboral, además de probar que la subida del salario mínimo no implica un incremento del paro. Como sucedió días atrás con los galardones de la Paz y Fisica, es lo contrario de lo que suelen defender los intereses y las ideas más poderosas. Asi lo acaba de vivir tambien España los ultimos meses con un SMI, solo aprobado por Gobierno y sindicatos.

Es lo contrario de lo que suelen defender los economistas en quienes prefieren apoyarse las organizaciones empresariales y las fuerzas políticas conservadoras, como ha ocurrido con diversos colegios profesionales de Economistas como Madrid durante el debate del SMI, cuando también PP y Vox no soló se opusieron al salario mínimo en España, sino que votaron en contra del mismo en el Parlamento Europeo al aprobarse la Resolución sobre Reducción de las desigualdades, con especial atención a la pobreza de los trabajadores.

El asunto ha sido muy debatido en España los últimos años y meses, hasta el punto de que la última subida a 965 euros mensuales por 14 pagas, con efectos desde el 1 de septiembre, solo la suscribieron Gobierno y sindicatos CCOO y UGT, sin CEOE y CEPYME. La vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz,reivindicó por ello en Twitter el fallo del jurado, mientras que algunos economistas conservadores como Daniel Lacalle y Juan Ramón Rallo apuntaron que una metodología similar a la premiada ofrece resultados diferentes en estudios amparados incluso por el Banco de España.

El galardón es el último de los Premios Nobel 2021 anunciado y será entregado, como los demás, el próximo 10 de diciembre. Con el Nobel de Economía, que se concede desde 1969, termina la ronda de anuncios de estos galardones, que comenzó hace una semana con el de Medicina y al que siguieron los de Física, Química, Literatura y de la Paz.

Los tres economistas galardonados fueron coautores de diversos artículos con Alan Krueger, economista norteamericano especializado en educación, además de en mercados laborales y distribución del ingreso, fallecido en 2019 a los 59 años, por lo que no cumple la condición de estar vivo para recibir el premio. Además de interesarse los tres por el salario mínimo, han investigado los retornos de la escolarización y los determinantes del aprendizaje de los estudiantes, entre otros temas. 

El canadiense David Card, quien en 2014 ya recibido en España el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en Economía, se lleva la mitad de este Nobel «por sus contribuciones empíricas a la economía del trabajo«. Es autor de uno de los primeros papers demostrativos de la falacia de los supuestos efectos negativos de los incrementos del salario mínimo sobre el empleo. Junto a Krueger investigó cómo el aumento del salario mínimo desde 4,25 a 5,05 dólares en el Estado de New Jersey no afectó al empleo, tras analizar los casos de 410 fast-food locales y del Estado cercano de Pennsylvania (Burger King, KFC, Wendy’s, Roy Rogers chain). Su trabajo Minimum Wages and Employment: A Case Study of the Fast-Food Industry in New Jersey and Pennsylvania.

La otra mitad de las 10 millones de coronas suecas del premio (988.113 euros) ha sido para el estadounidense Joshua D. Angrist y y el holandés Guido W. Imbens, quienes también escribieron numerosos artículos con Alan Krueguer, «por sus contribuciones metodológicas al análisis de las relaciones causales«.

Angrist ha realizado importantes contribuciones a la econometría, especialmente en el uso de estimaciones de variables instrumentales. Junto con Guido Imbens, desarrolló el concepto de efectos de tratamiento promedio local y mostró cómo identificarlos y estimarlos. Angrist argumentó en 2010 en respuesta a la crítica de la econometría de Edward Leamer de 1983, que la microeconomía había experimentado desde entonces una «revolución de la credibilidad», gracias a mejoras sustanciales en los diseños de investigación empírica y una atención renovada a las relaciones causales.

David Card es un economista laboral canadiense y profesor de Economía en la Universidad de California en Berkeley. Card se doctoró en Economía en 1983 en la Universidad de Princeton (EEUU). David Card ha hecho contribuciones fundamentales a la investigación en materia de inmigración, educación, formación profesional y desigualdad. David Card ha sido galardonado con el premio 2021 de ciencias económicas «por sus contribuciones empíricas a la economía laboral»

Joshua David Angrist es un economista israelí-estadounidense y profesor de economía de Ford en el Instituto de Tecnología de Massachusetts. Guido Wilhelmus Imbens es un economista holandés-estadounidense. Es profesor de economía en la Stanford Graduate School of Business desde 2012. El jurado les concede el galardón «por sus contribuciones metodológicas al análisis de las relaciones causales».

Los galardonados en ciencias económicas de este año «han demostrado que se pueden responder muchas de las grandes preguntas de la sociedad. Su solución es utilizar experimentos naturales, situaciones que surgen en la vida real que se asemejan a experimentos aleatorios», explicó la academia.

«Su enfoque se ha extendido a otros campos y ha revolucionado la investigación empírica», valoró la Academia.

«Utilizando experimentos naturales, David Card ha analizado los efectos del salario mínimo, la inmigración y la educación en el mercado laboral», precisaron los miembros de la institución.

 

De interés

Artículos Relacionados