lunes,29 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónEl videotrabajo, una nueva realidad organizacional que impacta positivamente en...
CASO TIXEO

El videotrabajo, una nueva realidad organizacional que impacta positivamente en los empleados

Neuronas del alma. El intangible del cambio
Podemos decir que el videotrabajo consiste en dotar al teletrabajador de la tecnología necesaria para que pueda trabajar en equipo y estar videoconectado con el resto de compañeros a lo largo de la jornada laboral
Esto no sería posible sin un software dotado de funciones avanzadas de colaboración que faciliten el trabajo en equipo y que sea “secure by design” y garantice la confidencialidad de las comunicaciones, cifrando todos los flujos de audio, vídeo y datos de punto a punto pasando por el servidor, independientemente del número de personas conectadas.

 

Tixeo lleva 15 años desarrollando soluciones seguras de videoconferencia, videocolaboración y videopresencia, y a día de hoy es el único software capaz de ofrecer este tipo de cifrado multipunto. Hace 4 años decidió utilizar su propia tecnología para “videotrabajar” pasando de tener oficinas físicas a oficinas virtuales e implementando el teletrabajo en toda la plantilla todos los días laborables.

Dicho cambio implicó una serie de ventajas que se analizan a continuación:

 

Reducción de costes tanto para la empresa que dejó de pagar alquileres, como para los empleados que dejaron de asumir los gastos de desplazamiento a una oficina física.

 

Ahorro de tiempo para los empleados y conciliación de vida personal y profesional, pues al trabajar desde casa pueden cuidar a sus hijos enfermos o bebés, pueden atender a un técnico que venga a reparar algo, etc. Incluso para los adictos al trabajo es bueno ver que al terminar la jornada laboral sus compañeros se desconectan, pues eso ayuda a cumplir con un horario y no alargar la jornada laboral más de lo necesario que suele pasarle al teletrabajador “workaholic” que está solo.

 

Atracción y deslocalización del talento, ampliando el abanico de opciones a la hora de contratar personal, contratando al mejor y no al que vive más cerca. Esto hace que la plantilla de Tixeo esté repartida por distintos países y ciudades. Eso sí, cada 3 meses toda la plantilla se junta y durante 2 días organizan actividades varias (outdoors, turismo, gastronomía, deporte, etc.)

 

Aumento de la productividad, pues al estar videoconectados las respuestas son inmediatas y en tiempo real y las funciones de colaboración hacen que el trabajo en equipo sea mucho más ágil. Además se evitan interrupciones, falta de privacidad, conversaciones cruzadas, ruido, etc, situaciones que se dan al compartir un espacio físico. Las funciones avanzadas de colaboración permiten hacer subgrupos y se puede jugar con el audio, lo que aumenta la concentración, teniendo al resto del equipo al alcance de un clic.

 

Beneficio para el medio ambiente al reducir las emisiones de CO2 de los desplazamientos en coche.

 

Aumento de la flexibilidad y movilidad pues el trabajador se puede conectar desde donde quiera, sólo necesita una buena conexión a internet.

 

Aumento de la motivación, felicidad, compromiso, sentimiento de pertenencia al equipo y a la empresa por parte de los trabajadores, con la consecuente mejora del ambiente laboral y retención del talento. Además la videocolaboración humaniza mucho más las relaciones laborales pues se acaba conociendo más a la persona que hay detrás del profesional, y el hecho de tener esa sensación de cercanía a pesar de la distancia mejora mucho las relaciones humanas.

 

Disminución de las bajas médicas y del absentismo laboral. Por ejemplo, si un compañero está incubando una gripe no hay riesgo de que contagie al resto y las bajas por depresión o burnout son inexistentes.

 

Mejora la imagen de marca de la empresa (visionaria, innovadora, ecológica, vanguardista, digital, humana, socialmente responsable)

 

Está claro que con el videotrabajo se evitan los inconvenientes del teletrabajo: soledad del teletrabajador, aislamiento, falta de disciplina y escaqueo, falta de foco en el trabajo, menor productividad, falta de pertenencia al equipo, desvinculación con la empresa, falta de soporte/ayuda en tiempo real, etc, por lo que podemos decir que el videotrabajo aúna lo mejor de ambos mundos (trabajo en remoto y trabajo en las instalaciones de la empresa) sin sus inconvenientes.

 

Aunque el videotrabajo no se puede aplicar a todos los trabajos ,sí a una gran mayoría, el 75% de los trabajadores no necesitan ir a una oficina para realizar su trabajo.

 

A pesar de las múltiples ventajas, el videotrabajo todavía es una modalidad de trabajo poco extendida, quizá porque las empresas nos saben que existe esta forma de trabajar. No obstante la transformación digital del puesto de trabajo y la creciente tendencia a conciliar y a mejorar la vida de los trabajadores por parte de las empresa es algo imparable, por lo que en el futuro seguro que muchas más empresas se suben a la filosofia del videotrabajo como ya hizo Tixeo hace unos años.

 

 

Maribel Poyato

Country Manager Iberia / Latam

mpoyato@tixeo.com

 

 

Mar Souto Romero

Profesora Doctora Universidad

Consultora de Empresas

Dirige Querer Comprender en 107.3Fm radio.

Consejo Editorial Ibercampus

De interés

Artículos Relacionados