martes,26 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaEspaña, con el doble de becarios que Europa y peor pagador
El Día del Becario se extienden las denuncias en la prensa

España, con el doble de becarios que Europa y peor pagador

Redacción
Este 8 de mayo se celebró el Día del Becario en plena polémica porque el 58% no recibe ningún salario, la mayoría de los que cobran no cubren sus necesidades básicas, y apenas un 36% sigue en la empresa cuando acaba ese periodo. Aunque para la mayoría de los afectados pesa más que todo ello el currículum, la inserción laboral y aprender nuevas tareas, en la prensa, donde proliferan, se han extendido estas denuncias y que España tiene el doble de becarios que la media europea y por menos coste.

En los periodicos impresos se destaca que España es el segundo país de la Unión Europea, solo por detrás de Eslovenia, con mayor porcentaje de titulados que han hecho prácticas al finalizar sus estudios, según el informe Jóvenes y empleabilidad 2015, de la OCDE. Es el doble que la media europea (33%). También que oficialmente este mes hay 81.737 becarios afiliados a la Seguridad Social, dato similae al ya publicado en Ibercampus hace dos años. Pero esto, según los sindicatos, es tan solo la punta de un iceberg que oculta a otros varios miles de jóvenes que son víctimas del uso fraudulento de las becas por parte de muchas empresas para encubrir puestos de trabajo.Becarios por 140 euros, titula LA SER junto a la foto que sigue, mientras diversos digitales añaden a las extendidas informaciones sobre los abusos por parte de los afamados cocineros que en concreto los 16 becarios del chef Ángel León viven hacinados en un 'piso patera'Los 'falsos becarios', la ilegalidad que se asienta en el mundo laboral LA VANGUARDIA

Además, entre los aproximadamente 10.000 contratos de prácticas y de formación que se firman de media cada mes, cientos de ellos corresponden también a becarios, según han confirmado distintas fuentes. Por lo tanto, es prácticamente imposible conocer ni siquiera el número exacto de becarios que están trabajando legalmente, ya que además el marco legislativo es muy amplio y existen una decena de becas distintas, como las de investigación, convenios de cooperación educativa, colaboración, unilaterales de empresas privadas, de administraciones públicas, de formación profesional, etc…

El número de becarios afiliados a la Seguridad Social ha crecido casi un 14% en 2017 y un 78% desde que una sentencia del Tribunal Supremo de junio de 2013 obligó a las empresas a dar de alta a sus becarios. Sin embargo, no existe una relación laboral entre ambas partes y tampoco están amparados por el Estatuto de los Trabajadores. Hace un mes, la comisión de Empleo del Congreso tramitó una propuesta para revisar aquellas leyes que regulan las prácticas en las empresas y los contratos de las becas con el objetivo de limitar el número de horas de trabajo y mejorar las retribuciones que reciben. Este alto número de becarios demuestra que las empresas españolas acuden a los trabajadores en prácticas para ahorrar costes salariales y cubrir bajas de trabajadores más experimentados. "Con esta práctica se destruyen puestos de trabajo reales y se precariza el mercado laboral", según la profesora de la Universitat Oberta de Catalunya, Ana Gálvez.

El 58% no cobra por las prácticas. El caso más extremo es el de los becarios que realizan un trabajo para la empresa pero no reciben ninguna remuneración: solo el 42% de los empleados en prácticas españoles cobran un sueldo, según el informe La experiencia de los becarios en la Unión Europea, de la Comisión Europea. En muchos casos se les compensa con dietas o alojamiento (algo común entre los becarios que hacen prácticas en hoteles) o con dinero para el transporte. "Me pagaban solo 20 euros para el abono transporte, por media jornada de trabajo, que es prácticamente como si no te dieran nada", recuerda Shelia, que fue becaria en una empresa de audiovisuales.  Otros datos destacados por la prensa son los que siguen:

País europeo con más becarios mal pagados. Una cosa es cobrar un salario y otra muy diferente es que ese dinero te llegue para sobrevivir. De los becarios que recibieron una remuneración, sólo el 29% pudieron cubrir sus necesidades básicas (comida y vivienda) con ese sueldo. De hecho, España es el país europeo donde menos becarios reciben un salario suficiente para subsistir por sí mismos, según la OCDE.

El 13% llevan cafés y hacen fotocopias. El estereotipo de becario haciendo fotocopias para los compañeros y llevando cafés al jefe se cumple en el 13% de los casos, según una encuesta realizada por la plataforma Becatester. Es mucho más habitual el caso contrario: el 40,4% de encuestados se siente explotado, ya que desempeña las mismas funciones que el resto de sus compañeros, pero sin tener la misma formación ni el mismo sueldo.

Solo el 36% continúa en la empresa.Muchos jóvenes que entran como becarios a una empresa tienen la esperanza de continuar trabajando allí cuando finalice su periodo de prácticas. Pero solo logra quedarse el 36,2%. "Contrataron a otro becario para sustituirme una o dos semanas antes de que acabara yo", recuerda Sheila. "En el hotel ponían a un becario detrás de otro. Y en otra empresa en la que estuve, una constructora, había becarios que llevaban tres años allí", apunta Lucía.

La mayoría se siente uno más del equipo.Pese a los escasos sueldos y a la elevada carga de trabajo, la mayoría de los trabajadores en prácticas acaban con una sensación positiva. El 53,1% aseguran que se sintieron como uno más del equipo y el 24,3% dicen que sus compañeros eran amables y le brindaban su ayuda. Los que se sintieron maltratados son una minoría, aunque relatan situaciones desagradables: al 18,1% le trataron con indiferencia y como un empleado de segunda, e incluso un 4,5% aseguran que sus jefes ni siquiera se sabían sus nombres. "He tenido experiencias muy positivas:  buen ambiente, nada de becas de fotocopias y café. Me han hecho sentir parte del equipo y he aprendido mucho", afirma Cristina, que lleva un poco menos de dos años como becaria.

Aceptan las becas por el currículum y por aprender.La ingratitud de ser becario y cobrar poco se compensa con otras ventajas que les llevan a buscar esos puestos de trabajo. Por ejemplo, el 81% de los encuestados por Becatester aseguran que su motivación es mejorar su currículum. Por orden de prioridades, los estudiantes buscan en una beca que se realicen tareas interesantes, sentirse valorados, tener un buen ambiente de trabajo, hacer currículum y tener una oportunidad de empleo posterior. Los dos aspectos que menos les importa son la remuneración y la flexibilidad de la jornada.

De interés

Artículos Relacionados