domingo,28 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaEspaña estudiará cómo le afecta la nueva restricción laboral de Alemania
Afirman que la UE seguirá siendo un espacio de movilidad

España estudiará cómo le afecta la nueva restricción laboral de Alemania

Redacción
La noticia estrella de Alemania de esta semana está levantando ampollas por toda Europa. Y es que el país de Merkel quiere limitar la estancia de aquellos rumanos y búlgaros que estén seis meses en paro. La noticia viene cerca de un mes después de que Suiza limitase la entrada de ciudadanos europeos a su mercado laboral. Ahora, el Gobierno de Mariano Rajoy estudia cómo la nueva medida de la canciller puede afectar a los españoles.

  El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ha explicado que el Ministerio de Empleo estudiará cómo afectarán a los españoles los cambios en la política de inmigración que el Gobierno alemán está barajando, pero en cualquier caso confía en que no afectarán al espacio de movilidad que constituye la Unión Europea.

"No me corresponde a mí hacer valoración alguna. Conozco la información por los medios de comunicación y entiendo que tenemos la obligación de estudiar esa medida. Si tuviera algún efecto en el ámbito de la UE lo valoraremos y el Ministerio, en el ámbito de sus competencias, tomará las posturas adecuadas", ha comentado Burgos en declaraciones a los medios en los pasillos del Congreso.

Europa Press informa que Burgos ha recordado que hace falta "conocer con precisión la medida" antes de valorarla, ya que "los aspectos de Seguridad Social en lo que afecta a los derechos de los trabajadores en movilidad en la UE son extremadamente complejos" y hay que estudiarlos "más allá de los grandes titulares".

"Pero lo que creemos es que la Unión Europea seguirá siendo un espacio de movilidad y lo que tenemos que conseguir es que se ajuste a las necesidades y posibilidades de todos los países, tanto los emisores de emigrantes como los que los reciben", ha zanjado Burgos.

Valoración de los medios

El País: Estrategia equivocada de Berlín

El Gobierno alemán prepara la inclusión en su arsenal político de las peligrosas armas del populismo para disuadir a los europeos de viajar a su país en busca de empleo y prestaciones sociales. Si el planteamiento de expulsar a ciudadanos europeos que no encuentren trabajo en un plazo de tres a seis meses se lleva a término "habría que preguntarse por la voluntad alemana de blindar las fronteras, indiferente a los problemas económicos de sus vecinos, si quiere forzar también una marcha atrás en la política europea". "Es evidente que el fraude debe perseguirse, ya sea cometido por nacionales o extranjeros: pero esto no puede servir de pretexto para las actividades hostiles a la libre movilidad que ya se han manifestado en Reino Unido, Holanda o Francia y que ahora encuentran una réplica espectacular en Alemania". Asistimos a la tentación de restablecer las fronteras entre europeos, "lo cual consolida tendencias nacionalistas indeseables". Alemania "se equivoca de estrategia, porque el pretexto de luchar contra los abusos del sistema social abre un ancho bulevar a políticas populistas que violan la libre circulación entre países de la UE".

El Mundo: políticas migratorias en Europa tan legales como demagógicas

El anuncio de un estudio del Gobierno de coalición alemán que plantea expulsar a ciudadanos comunitarios que no logren empleo en seis meses es el penúltimo episodio de un relato esbozado antes por otros países europeos. El caso alemán "es paradigmático porque permite valorar hasta qué punto el debate sobre la inmigración como amenaza está prendiendo en el corazón de Europa". El objetivo electoral del estudio anunciado "es indudable". Alemania es la primera potencia de la UE, su desempleo apenas llega al 6%, tradicionalmente ha sido un país de acogida, no existe un problema de saturación de su amplio sistema asistencial y, en realidad, las restricciones previstas están más bien dirigidas contra la inmigración de origen búlgaro y rumano. "No deja de ser hipócrita que las mismas autoridades que ponen el grito en el cielo e incoan investigaciones cuando se trata de enjuiciar el modo en que España trata de contener la inmigración ilegal, se apresten a justificar amagos políticos y discursos que, aun siendo legales, tensan y alteran de raíz la idea y el espíritu de Europa".

EL MUNDO 3. Editorial


De interés

Artículos Relacionados