domingo,29 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaEspaña, menos preparada para educar a distancia en las casas (91% de...
El Gobierno publica solo datos de centros en plena polémica

España, menos preparada para educar a distancia en las casas (91% de conexión) que en aulas(96.8%)

Redacción
El Gobierno publicó este viernes que el 96,8% de las aulas españolas contaba con conexión a internet el curso pasado, cuando los alumnos están en sus casas, donde apenas el 91% tiene conexión a internet, según los últimos datos del INE. Además, probablemente en el inicio del próximo curso seguirán las dificultades para acudir normalmente a las aulas, así mejor preparadas que los hogares para educar a distancia. Los expertos urgen a repensar la educación antes de que se acentúen los problemas.

Muchos expertos han planteado la necesidad de una reforma que replantee  la educación tras el COVID no sólo en los términos administrativos de la nueva LOMCE o de las que la han precedido desde la LGE franquista de 1970, sino en los de su adaptación a las nuevas tecnologías y modelos. Antes de que triunfara la idea de repensar la educación tras la pandemia, lanzada por dos profesores de la URJC y asumida por la UNESCO, el colaborador de Ibercampus.es Germán Espinosa confirmaba que el confinamiento ha puesto de manifiesto la incapacidad de muchos centros y de su profesorado para adaptar la gestión académica de las asignaturas que imparten al modo de enseñanza no presencial o "a distancia". Una de las razones son las nuevas tecnologías.

El debate de lo que suponen estas va también mucho más allá de una de sus versiones más frecuentes los ultimos años: si permitir usar o no en las aulas. La Estadística de la Sociedad de la Información y la Comunicación en los centros educativos no universitarios publicada este viernes por el Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP) dice al respecto que el 43% de los centros lo permiten para el alumnado de ESO; el 51,3% para el alumnado de Bachillerato; el 41,7% para FP Básica; el 53,5% para los de Grado Medio y el 58,6% para los de Grado Superior. Por territorios existe una gran variabilidad: desde el 8,3% para ESO en Ceuta, hasta el 100% para FP Superior en Melilla.

En todo el mundo el confinamiento ha planteado cuestiones somo el aumento de las desigualdades por la necesidad de educación a distancia, o a otros no menores: el aprendizaje a distancia está llevando a los padres al límite

 al tratar de hacer su propio trabajo mientras ayudan a los niños mientras los maestros han estado relegados a las pantallas de las computadoras, uno de los mayores desafíos de la pandemia como planteaba Elizabeth (@Liz)_A_Harris en The New York Times. También en este medio se ha defendido la idea de que la educación online debe volver desde una perspectiva económica a un papel de apoyo, idea de David Deming. 

Desde una perspectiva de mera existencia de infraestructuras online para la educacion, en España la citada Estadística de la Sociedad de la Información y la Comunicación en los centros educativos no universitarios se queda en ellos, mientras en los hogares el 91,4% tenía cceso a internet según las últimas estadísticas oficiales del INE publicadas en octubre pasado, frente al 51% de diez años antes. La tasa es considerablemente menor a la de familias con dispositivos útiles para la educación a distancia como el ordenador tipo tablet o el lector de libros electrónicos en caso de que los padres no necesiten para teletrabajar, como puede verse en la ilustración que sigue:

En cambio, los datos publicados este viernes por el Gobierno resaltan que el 96,8% de las aulas habituales de clase contaba con conexión a internet en el curso 2018-2019,  cuando el 60,1% tenía además Sistemas Digitales Interactivos (SDI), como Pizarras Digitales Interactivas, mesas multi-touch, paneles interactivos o TV interactivas. Los datos recogidos por el Ministerio de Educación y Formacion profesional (MEFP) en colaboración con las Comunidades Autónomas muestran el avance de los centros educativos en materia de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

La conectividad en las aulas habituales de clase aumentó 2,2 puntos respecto al curso 2016-2017 -objeto de la anterior estadística-, hasta alcanzar el 96,8% en el curso 2018-2019.El mayor incremento se observa en los centros públicos de Primaria, que pasan del 93,2% al 96,2%, mientras que el porcentaje más alto de aulas conectadas corresponde a centros privados (97,4%) y centros públicos de Secundaria (97,1%). Por CCAA, la Comunidad Valenciana tiene una conectividad plena (99,9%), seguida por Ceuta (99,0%) y Canarias (98,8%), mientras que en el otro extremo se sitúa Aragón (84%), única comunidad que está por debajo del 90%.

El ancho de banda también mejoró de manera significativa en ese periodo: el 76,4% de los centros contaba en 2018-2019 con conexiones superiores a 20 Mb, el triple que en 2015. El porcentaje de centros con un ancho de banda superior a 100 Mb representaba el 27,4%.

Más equipos informáticos y sistemas interactivos
El número de alumnos por equipo informático destinado a tareas de enseñanza y aprendizaje en el aula se sitúa en 2018-2019 en 2,9 estudiantes por dispositivo, una décima menos que dos cursos atrás. En el caso de los centros públicos esta cifra se sitúa en 2,7 y en los privados en el 3,2. Atendiendo al tamaño de municipio, el indicador varía entre 1,5 en los municipios más pequeños y 3,5 en los más poblados.
De los equipos disponibles en los centros educativos, los dispositivos móviles (portátiles y tabletas) representan la mitad (50%). Se observa, además, que el porcentaje de ordenadores ─tanto de mesa como portátiles─ disminuye, mientras que el de tabletas aumenta progresivamente, especialmente en los centros de Primaria y en los privados.
Al margen de los ordenadores, los centros educativos cuentan con Sistemas digitales interactivos (SDI), entre los que se incluyen las Pizarras Digitales Interactivas (PDI), mesas multi-touch, paneles interactivos, TV interactivas, etc. El porcentaje de aulas habituales de clase que cuentan con SDI asciende al 60,1% de los centros (58,2% en los centros públicos y 65,2% en los centros privados). En el caso de los centros públicos, estos sistemas están más presentes en los de Educación Primaria (64,6%), que en los de Secundaria y FP (49,1%).

Centros interactivos y participativos

La mayor parte de los centros educativos en España cuenta con página web (89%), aunque es más frecuente en el caso de los centros públicos de Secundaria y FP (96,6%) y en los privados (96,1%).
Los Entornos Virtuales de Aprendizaje (EVA) son menos habituales y solo el 44,5% de los centros cuenta con uno. Sin embargo, este porcentaje asciende al 74,3% en los centros públicos de Secundaria y FP.
La disponibilidad de servicios en la nube, cuya utilidad principal es el almacenamiento de datos o información accesible desde cualquier lugar a través de una conexión a internet, alcanza el 58,7% de los centros, con una mayor penetración en los centros privados (71,3%) y en los centros públicos de Secundaria y FP (69,4%).
El informe también analiza la participación de los centros en proyectos, convocatorias y experiencias relacionadas con el uso de las tecnologías educativas. En el curso 2018-2019, el 37,5% de los centros había intervenido en experiencias de este tipo a nivel autonómico, nacional o internacional. Por CCAA, destacan Castilla y León (64,1%), La Rioja (62,9) y Ceuta (62,1%), mientras que la Comunidad Valenciana (7,3%), Andalucía (30,3%) y Castilla-La Mancha (30,8%) presentan las cifras más bajas.

De interés

Artículos Relacionados