domingo,5 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaEspaña se alinea con Alemania para diluir la unión bancaria y fiscal...
Intentan evitar en ambas la solidaridad fiscal entre países

España se alinea con Alemania para diluir la unión bancaria y fiscal propuestas por Francia

Redacción
España ha renunciado a los eurobonos, presupuesto propio y seguro de paro de la zona euro ante la reforma de la eurozona, negociada para que sea aprobada en la cumbre de la Unión Europea de junio. España se alinea así a Alemania para diluir la unión bancaria y aún más la fiscal propuestas por Francia. Intentan limitar las reformas a crear un fondo de garantía de depósitos a partir de los nacionales y mantener un Mecanismo de Estabilización sin transferencias fiscales entre países

El documento de Posición española sobre el fortalecimiento de la UEM hecho público este lunes por el Ministerio de Economía es resaltado por la mayoría de los mdios no por las concreciones ni propuestas, sino por las ausencias. No se citan los eurobonos, tampoco  el presupuesto del euro y el seguro de paro trasnacional, algunas de las posiciones comunenes de Francia y España en los últimos años, asumidas los últimos meses por el presidente francés Emmanuel Macron, y parcialmente por la Comisión Europea.

El nuevo gobierno de Berlín no ha dado señales, hasta el momento, de estar más abierto a las propuestas iniciales francesas, asumidas parcialmente a finales del pasado año por la Comisión Europea, e incluso por la cumbre de jefes de Estado y Gobierno de diciembre. Y ahora España pasa a apoyar a Alemania en ese descuelgue de medidas, que antes consideraba imprescindibles para acometer futuras crisis de confianza en las instituciones del euro.

Estas ausencias han sido consideradas llamativas por los principales medios si se comparan con las declaraciones del presidente español, Mariano Rajoy, todavía en diciembre último , cuando afirmaba contundente que “la posición española es bien conocida. Mi gobierno siempre ha defendido construir en el largo plazo una Unión fiscal con un presupuesto común (para la Eurozona)…y eurobonos…..No podemos quedarnos en ningún caso en medio camino”, según recuerda LA VANGUARDIA.

Ahora se recuerda al respecto la crucial importancia que pudo tener en este giro de la posición europea española, no negociado ni comunicado a los euoparlamentarios de la oposición, el pacto para el nombramiento de Luis de Guindios, como vicepresidente del Banco Central Europeo gracias al apoyo alemán, presentado así por Ibercamous.es el,pasado 20 de febrero: Ministro de Economia del Gobierno Rajoy tras dirigir en España la americana Lehman Brothers, será vicepresidente desde junio del Banco Central Europeo, que gracias a un presidente italiano y un vicepresidente portugués ha sacado a Europa de la crisis precipitada hace 10 años por las subprime y la quiebra de aquella entidad neoyorquina. A cambio, España apoyará a Berlín para asegurarse la presidencia de un BCE así más político que hasta ahora, pese a su teórica independencia.

Según fuentes de Economía, ocupado ahora por Escolano como sucesor de Guindos y que presenta así su primera gran decisión, la finalidad es "desbloquear una situación que está encallada" a través de fórmulas que pueden ser asumidas tanto por Alemania como por Francia, cuyas discrepancias sobre el futuro de la moneda única dificultan el avance. Posteriormente "una mayor unión económica allanará el camino para nuevos instrumentos fiscales".

El plan, resumido en un documento de 11 páginas, exige "una fecha concreta y final" para la creación de un fondo mutualizado de garantía de depósitos, con un periodo transitorio en el que el actual Mecanismo de ayuda (Mede) se convierta en el respaldo fiscal del fondo de resolución y así acelerar el sistema bancario paneuropeo. Por otra parte, España aboga por un fondo anticrisis acompañado de un mecanismo de protección de inversiones avalado por el Banco Europeo de Inversiones (BEI) en caso de shocks asimétricos. El Gobierno español tratará de que los líderes europeos se pronuncien "con claridad" por "una meta y un calendario concretos".

Los diarios destacan que esta propuesta no incluye mención a los eurobonos ni al seguro de paro común. Tampoco hace referencia a un presupuesto anticrisis del euro o al superministro de finanzas europeo, peticiones que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido en varias ocasiones:"España sacrifica los eurobonos en su plan para la próxima reforma del euro", titula EL PAÍS. "España corrige su reforma para la eurozona", dice EL MUNDO. "España centra el objetivo común en la unión bancaria y pospone los eurobonos", indica ABC."España renuncia a los eurobonos y al Tesoro único", destaca LA RAZÓN. También LA VANGUARDIA resalta la renuncia a los eurobonos y al presupuesto de la zona euro. Según CINCO DÍAS, "España se conforma con crear en fases el fondo europeo de garantía de depósitos". EL ECONOMISTA indica que "España olvida por ahora los eurobonos y el Presupuesto conjunto europeo

Ahora se comprueba que los obstáculos son mayores que los previstos, y se busca desatascar una discusión que parece tan en punto muerto que ni el empuje del presidente francés, Emmanuel Macron, consigue hacer avanzar. Fuentes del Ministerio de Economía niegan que la ausencia de dichos temas en su propuesta suponga ninguna renuncia, pero al no aparecer en el papel donde España expone sus posiciones en la UEM sí que parece indicar, como mínimo, que ya no forman parte de sus grandes prioridades.

El documento presentado por España este lunes si plantea conseguir un Fondo de Garantía de Depósitos Europeo a varias velocidades, aunque también sin concretar plazos ni indicadores de riesgo, de forma que que los países vayan incorporándose a esta garantía a medida que cumplan los requisitos exigidos, básicamente el saneamiento de sus sistemas bancarios.

El objetivo final, según las  citadas fuentes de Economía, es dotarse de un mecanismo práctico que asegure que en un plazo razonable, se de el mismo nivel de seguridad a todos los depositantes de la zona euro. 

 

De interés

Artículos Relacionados