sábado,21 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónEntrevistasIñigo Mujika: "El dopaje en ciclismo ya está fuera de lugar y...

Iñigo Mujika: «El dopaje en ciclismo ya está fuera de lugar y la mayoría juega según las reglas»

Redacción
El pasado sábado en Hawái (EE UU) los deportistas de triatlón tuvieron una cita con la prueba más dura de esta disciplina, el Ironman: 3,86 km de natación, 180 km de ciclismo y 42,2 km de carrera. Iñigo Mujika es entrenador superior de ciclismo, triatlón y natación, así como investigador de fisiología del deporte en la Universidad del País Vasco y editor asociado del International Journal of Sports Physiology and Performance.

Ha entrenado a deportistas de triatlón, como Eneko Llanos, que este fin de semana parte como uno de los favoritos para ganar el Ironman. ¿Es habitual que especialistas en fisiología del deporte sean también entrenadores?

No es del todo habitual. Sí que existen profesionales que siendo inicialmente entrenadores se han interesado por la fisiología, o fisiólogos del deporte que para tener un control más directo sobre el rendimiento del deportista deciden obtener la titulación y trabajar con ellos como entrenadores. En mi caso, fui seleccionador australiano de triatlón en 2003 y 2004, soy el entrenador de Ainhoa Murua y durante diez años lo he sido de Eneko Llanos. Además todos los veranos me encargo de traer a Vitoria-Gasteiz a las selecciones júnior y sub-23 de Australia, EE UU y Canadá, que entrenan aquí varios meses.

¿Qué papel tiene la fisiología en el entrenamiento?

Su función es intentar optimizar todos los aspectos que determinan el rendimiento deportivo: el entrenamiento, la nutrición, las recomendaciones sobre la composición corporal, la utilización de estímulos hipóxicos o la altitud para optimizar dicho rendimiento. La fisiología deportiva pretende entender las respuestas y las adaptaciones del organismo, y su objetivo es mejorar, entre otras cosas, la recuperación de los deportistas. En mi caso, hago el diseño de la preparación y las sesiones de entrenamiento, y me ocupo también de todos los aspectos fisiológicos.

¿Cómo se prepara a un deportista ante una prueba tan dura como esta?

Normalmente un triatleta que acude a un Ironman se especializa en esta prueba. Si se trata de deportistas aficionados sí vemos atletas que participan en distintas distancias, y lo mismo corren un triatlón sprint, como una distancia olímpica o un Ironman. Lo que es difícil es que los profesionales bajen de una distancia mayor a una olímpica. Ocurriría lo mismo si un corredor de maratón decidiese correr los 1.500 metros en pista, no se adaptaría. Lo que sí es muy habitual es que triatletas de distancia olímpica, a medida que cumplen años, pasen a distancia Ironman.

¿Cuál es la disciplina más exigente de las que ha sido entrenador?

Siempre digo que es imposible delimitarlo. Cada deporte tiene su dureza específica. En el caso del ciclismo, es muy duro el día a día y la propia competición, porque se prolonga muchas horas. En triatlón es mucho más duro el entrenamiento que la propia prueba. El Ironman es exigente, pero dura un día. Y si hablamos de la natación, la dureza viene determinada sobre todo a la hora de entrenar, porque es un deporte individual y los nadadores se encuentra solos, con la cabeza metida en el agua, muchísimas horas sin poder hablar ni siquiera con el compañero. La prueba de 50 metros dura 25 segundos y si la distancia es de 800 metros son 8 minutos.

¿Qué opinión le merece el tema del dopaje que, sobre todo en ciclismo, es motivo de escándalos de forma continuada?

El ciclismo ha cambiado muchísimo estos últimos años. En estos momentos los casos de dopaje son prácticamente los mismos que se podrían estar dando en otros deportes si la calidad y la cantidad de los controles fueran de la misma magnitud. Está fuera de lugar hoy en día y la gran mayoría de los deportistas juegan según las reglas.

¿Qué tipo de tecnologías emplea en sus entrenamientos?

Hoy todos los triatletas y los ciclistas utilizan distintos potenciómetros para controlar en todo momento el esfuerzo que están realizando tanto en entrenamiento como en competición. Estos van asociados a monitores de carrera y GPS. Por otro lado, para controlar el estado de fatiga de los deportistas se utilizan variables hematológicas, bioquímicas y urinarias, con las que podemos controlar cómo se va recuperando el deportista en el día a día.

Y en investigación, ¿qué estudia en la actualidad?

En este momento estoy trabajando con un grupo australiano y un grupo noruego sobre los métodos de valoración de las capacidades y el rendimiento de futbolistas júnior. Por otro lado, siempre presto un interés especial a los métodos de análisis y adaptación al entrenamiento, y predicción del rendimiento.

De interés

Artículos Relacionados