Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

lunes, 25 de junio de 2018  
    en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad
Deportes
Debates y firmas invitadas
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias
Empresas y RSC
Universidades
Convocatorias
Ranking Wanabis
Denuncias de los consumidores
Consumo
El Tiempo
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
Las grandes empresas españolas, en más riesgo de corrupción
Nuevo Observatorio Español de Economía Circular
El 70% de las empresas evita informar de RSC
ABENGOA
ABERTIS
ACCIONA
ACERINOX
ACNUR
ACS
ADECCO
AMADEUS
ARCELORMITTAL
ASIFIN
BANCO POPULAR
BANCO SABADELL
BANCO SANTANDER
BANKIA
BANKINTER
BBVA
BME
CAIXABANK
DIA
EBRO
ENAGAS
ENDESA
FCC
FERROVIAL
GAMESA
GAS NATURAL
GRIFOLS
IAG (IBERIA)
IBERDROLA
INDITEX
INDRA
JAZZTEL
MAPFRE
MEDIASET
OHL
REE
REPSOL
SACYR
SOLIDARIOS
TÉCNICAS REUNIDAS
TELEFÓNICA
VISCOFAN
UNIVERSIDADES Ampliar +  
Montón anuncia el fin del copago sanitario al dar posesión a altos cargos, una con discapacidad
Tres profesores imputados por irregularidades en el máster de Casado, quien aspira a liderar el PP
Los estudiantes desean incluir a compañeros con discapacidad en el deporte
 Universidades





















ENTREVISTAS Ampliar +  
"La idea de que la sostenibilidad es un coste está desapareciendo rápidamente"
"Retrasar la atención temprana pone en riesgo la autonomía del niño"
"Dicen que seremos inmortales: solo hablan por hablar"
EMPLEO Y FORMACIÓN Ampliar +  
El paro registrado vuelve a niveles "precrisis" aunque con varios millones menos de ocupados
Empleo lanza otro balance triunfal con sus datos del paro y convoca cursos de formación digital
Feminismo, pensiones y exigencias de mejor reparto de la renta protagonizaron el 1 de Mayo 2018
IBEROAMÉRICA Ampliar +  
España organiza elV Centenario de la primera vuelta al mundo de Magallanes y Elcano
Latinos gastan 6 millones de dólares anuales en juegos de azar
El rector de la UCA, reelegido presidente de la Asociación Universitaria Iberoamericana de Postgrado
TENDENCIAS Ampliar +  
Taxis voladores a probar por Audi y Airbus en Alemania
"La inteligencia artificial estará en todas partes en unos años"
La ruleta online como una de las opciones para ganar dinero fácil
ENTREVISTAS
Luciano Marraffini, pionero de CRISPR, junto a Fco. Mójica:

"La edición genética de humanos va a ocurrir y mi nombre estará ligado a ella, para bien o para mal"

Marraffini en una imagen de su centro de investigación. / The Rockefeller University

La ´tijera molecular´ que promete corregir enfermedades, CRISPR-Cas9, no es única: existen otras versiones menos conocidas. "Quizá alguna sea más eficiente para editar genéticamente las células humanas", explica el argentino Luciano Marraffini, quien descubrió cómo las bacterias utilizan CRISPR en defensa propia, cortando el ADN de sus invasores. "Sin los trabajos de Mojica y mis investigaciones básicas, el boom de la edición genética no existiría", declara también.
Federico Kukso / Sinc 28 de octubre de 2017 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en LinkedInComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterEnviar a MeneaméAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS


 Noticias relacionadas
 La polémica creación de embriones humanos no se podría haber realizado en España por ilegal
 Mogica y Paz-Ares, premios a las últimas aportaciones españolas a la genética y contra el cáncer
 La epigenética frenará el dolor de las quemaduras graves
 Las neuronas estiman el éxito o fracaso de nuestras decisiones

Luciano Marraffini ama las bacterias. Las adora: las observa con cariño, juega con ellas, cambia proteínas, modifica genes. “Son organismos fascinantes. Son ideales para aprender y hacer lo que uno quiere con ellas”, cuenta entusiasmado este microbiólogo argentino, jefe del Laboratorio de Bacteriología de la Universidad Rockefeller, en Estados Unidos.

En especial, a Marraffini, nacido en 1974, le fascinan dos especies de bacterias, dos de los patógenos humanos más comunes: Staphylococcus epidermidis, presente en la piel; y Streptococcus pyogenes, responsable de la faringitis bacteriana y otitis media. Las utiliza como modelo para estudiar el curioso sistema inmune bacterial del que habla todo el mundo: CRISPR.

“Es un mecanismo de evolución único. Cuando una bacteria es invadida por el ADN viral, su sistema CRISPR captura información genética de los virus presentes en su ambiente y los usa para desarrollar una resistencia a la infección”, explica a Sinc este científico, recientemente galardonado con el prestigioso Premio del Centro Médico Albany en Medicina y Investigación Biomédica 2017.

El premio lo recibió por su papel en la creación del sistema de edición genética que ha sido llamado el “descubrimiento del siglo”. Lo comparte con Emmanuelle Charpentier, Jennifer Doudna, Feng Zhang y Francisco Mojica. ¿Cuál fue su aportación?

Básicamente, dos. CRISPR se descubrió en el año 2000 y hasta 2007 no hubo ningún experimento. Los primeros estudios se hicieron en computadoras. Francisco Mojica fue un pionero en el estudio de CRISPR porque descubrió estas secuencias repetitivas en el ADN de bacterias y formuló la hipótesis de que CRISPR era un sistema inmune adaptativo. En marzo de 2007, científicos de la empresa de yogures Danisco realizaron la primera demostración experimental de esta inmunidad. Y en diciembre de 2008 descubrí qué hace CRISPR para defender a las bacterias: corta el ADN de los invasores. Fue un hallazgo fundamental. Cuando Mojica descubrió CRISPR, propuso que cortaba ARN. Hoy con CRISPR se puede hacer edición genética porque sabemos que corta de manera precisa una secuencia de ADN.

Dijo que fueron dos aportaciones. ¿Cuál fue la segunda?

En 2013, colaboré con Feng Zhang del Broad Institute del MIT y Harvard, y fuimos los primeros en transferir juntos el sistema CRISPR de las bacterias Streptococcus pyogenes a células humanas. Fue uno de los primeros trabajos que demostró que podía usarse para cortar el ADN humano y que creó la revolución CRISPR.

Su nombre no suele aparecer tanto en los medios como los de Jennifer Doudna y Feng Zhang. ¿Le molesta?

Hay una realidad innegable: los avances e implicaciones de CRISPR en la sociedad vienen del lado de la aplicación. CRISPR tiene un gran potencial para corregir enfermedades genéticas. Por eso, los científicos implicados en estas investigaciones, como Doudna y Zhang, suelen tener mayor visibilidad mediática. Pero no se puede negar que todo esto procede del estudio de CRISPR en bacterias. Sin los trabajos pioneros de Mojica y mis investigaciones básicas, las tecnologías actuales y el boom de la edición genética no existirían.

¿Cree que alguno de los científicos responsables de CRISPR va a ganar el Premio Nobel?

Sí. Yo creo que en algún momento va a suceder. El comité del Nobel se caracteriza por hurgar hasta llegar al punto de partida de un descubrimiento. El tema es que no sé a quién se lo van a dar porque solo pueden premiar a tres.

¿Y ahora qué está investigando en su laboratorio?

Estoy interesado en el intercambio de material genético entre las bacterias y cómo afecta a su capacidad para evolucionar. La enzima Cas9, la tijera molecular especializada en cortar ADN, es solo uno de los varios sistemas de CRISPR que existen. Hay seis tipos que utilizan distintas maquinarias. Algunos sabemos cómo funcionan pero de los otros no tenemos ni idea. En mi laboratorio estamos tratando de entenderlos, de saber cómo funcionan las bacterias en la intimidad. Es ciencia básica, pero eso no quiere decir que algún día no llegue a tener una aplicación. Tal vez estos otros sistemas alternativos sean más eficientes para editar genéticamente las células humanas.

Usted se licenció en biotecnología en la Universidad Nacional de Rosario y emigró en 2002 a EE UU para realizar su doctorado en la Universidad de Chicago. ¿Cómo se decidió a estudiar CRISPR?

Al fin de mi doctorado no encontraba lugar para hacer mi posdoctorado. Me rechazaron de varios laboratorios y aquellos que me aceptaron no me convencían. No sabía que hacer. Estaba muy preocupado. Entonces, mi esposa Marcela me recomendó que me enfocara en algo para entonces nuevo, distinto y que pocos habían explorado: CRISPR. Por esa época, era como dar un salto al vacío. Claro que había un riesgo. Y lo tomé. Ella tuvo un rol muy importante en mis descubrimientos y merece parte del premio que me dieron.

¿No cree que muchas de las afirmaciones que hacen los científicos sobre las futuras aplicaciones de CRISPR son algo exageradas?  

Los científicos nos entusiasmamos con el potencial que tiene CRISPR. Pero hay que ser cautos. Yo recibo con frecuencia mails de padres que tienen hijos con problemas genéticos. Me preguntan si conozco alguna forma de usar CRISPR para curarlos. Es duro. Por respeto a esa gente, creo que es irresponsable afirmar que en un año con CRISPR se van a desarrollar terapias génicas para distintas enfermedades genéticas. Creo que en algún momento será posible, pero lamentablemente no va a ser tan rápido como algunos pacientes necesitan. La investigación lleva tiempo.

Algunas afirmaciones parecen sacadas de películas de ciencia ficción…

La expectativa y el entusiasmo por CRISPR entre los científicos es real, pero puede conducir a una tremenda desilusión. Si pasan cinco o diez años sin terapias génicas con CRISPR, la gente se va a olvidar. A mí mucho no me va a impactar. Yo estudio CRISPR en bacterias y las bacterias siempre van a tener CRISPR.

¿Cómo imagina el avance de la ingeniería genética en cinco años?

La terapia génica está lejos, pero el uso de CRISPR parar modificar embriones está mucho más cerca. Lo que se puede hacer hoy, y ya se está haciendo, es usar CRISPR después de la fecundación para corregir los genes del embrión, cuando es una única célula. Es mucho más complicado hacer esto cuando el individuo ya está desarrollado. Por ejemplo, es muy difícil tratar con CRISPR un hígado ya formado.

Usted es fanático del fútbol, la historia de antiguas civilizaciones y de directores de cine como Visconti, Fellini, Haneke, Antonioni, Spielberg y Kubrick. Y también de las bacterias. ¿Qué tienen de interesante?

Todo. Las bacterias conviven con nosotros, o nosotros convivimos con ellas, y no sabemos ni el 1% de lo que hacen. En nuestros cuerpos hay poblaciones enteras de bacterias que no vemos. Hay estudios que indican que ciertos comportamientos humanos tienen que ver con las bacterias que habitan en nuestros intestinos, que tiene miles de terminaciones nerviosas. Genéticamente, somos inferiores a las bacterias: el genoma de los seres humanos tiene 25 mil genes; las bacterias que tenemos en el intestino tienen 250.000.

En La Guerra de los Mundos de H.G. Wells son las bacterias y no los humanos las que vencen a los aliens…

Así es. Y ahora con CRISPR las bacterias nos enseñan a modificar nuestra propia especie. A fines de los 70, se consiguió producir insulina idéntica a la elaborada por el cuerpo humano a partir de una bacteria común, en uno de los grandes avances en el tratamiento de la diabetes. Y también creó un dilema ético: se temía un desastre ecológico si a las bacterias les poníamos genes humanos. Ahora el debate de CRISPR es parecido: ¿qué va a ocurrir si empezamos a jugar con los genes humanos? Por entonces, estas preocupaciones derivaron en la conferencia de Asilomar en 1975. Ahora se está imitando su modelo para poner barreras al uso de CRISPR hasta que no se sepa más o menos bien cómo hay que usarlo o cuáles son los peligros.

Filósofos como la canadiense Françoise Baylis remarcan que los discursos y afirmaciones de los científicos sobre la edición genética están marcados por un fuerte determinismo tecnológico, es decir, que la edición genética humana es inevitable. ¿Es así?

Me parece que el uso de tecnología genética para modificar el ser humano tarde o temprano, dentro de 50 o 100 años, va a ocurrir. No es que esté de acuerdo. Cuando llegue ese futuro, si es que llega, probablemente será a través de CRISPR. Y mi nombre va a estar ligado a eso, para bien o para mal.


Otros asuntos de Entrevistas
Más asuntos de Entrevistas
"La Olimpiada Matemática Española ha ayudado a formar a una generación de grandes matemáticos"
Aprender idiomas es fundamental para la movilidad de personas y profesionales
"La sensación de desinformación se ve acrecentada por el hecho de que la gente no puede decidir"
´La ciencia, derecho humano e instrumento para disfrutar otros: agua,salud,alimento,conocimiento...´
Inés G. Labarta: "En el Reino Unido encontré inspiración para escribir literatura gótica"
"Quizá estemos ante otro duro ajuste bursátil norteamericano y global"
"El sueño puede restaurar la actividad cerebral, reforzar el aprendizaje, o aún no sabemos qué"
"Los MOOC no son una innovación disruptiva sobre el modelo tradicional de universidad"
"Mi nombramiento es un triunfo de toda la sociedad"
"El magnetismo del grafeno se puede controlar con átomos de hidrógeno"
"Podríamos salvar a los animales que aún tenemos y mantenerlos durante algo más de tiempo"
"Por resistencia a la movilidad, muchas familias ni se plantean que sus hijos dejen la provincia"
Mirando el futuro de frente con José Luis Cordeiro
"Alumnos que buscan saber y profesores que aman compartir inventan cada mañana la universidad"
"En un mundo sin Einstein no existirían ni los móviles ni los ordenadores"
"Los muros de la felicidad se construyen con los ladrillos de la alegría "
"A pesar de Trump, la sociedad estadounidense no se ha desligado de los problemas del clima"
"´Lo digital´ necesita reglas que equilibren cómo participa en el valor la propiedad intelectual"
"La universidad en Túnez será femenina en la próxima generación"
"El´compliance´se crea para recuperar la confianza en el sistema, pero los todopoderosos incumplen"

Suscríbete gratis a nuestro boletín
¿Hay derecho?
¿Por qué es bueno para el consumidor que los bancos compartan datos positivos de solvencia?
Matilde Cuena Casas
Lecturas de un viejo profesor
El anticuario de Teherán. Historias de una vida diplomática. Jorge Dezcallar
José Carlos García-Fajardo Lecturas
Vanity Fea
Potocki: Formalización del trayecto vital
José Ángel García Landa
El Envés
Mueren más del corazón
José Carlos García Fajardo
Futurolandia
33 cambios tecnológicos que pueden afectarte
Antonio Pulido
Transitar por Eurolandia
El neoliberalismo, ¿un nuevo paradigma o una estafa científica?
Donato Fernández Navarrete
Sociedad Inteligente
Presentación del libro "2025: Bienvenidos a la Sociedad Inteligente"
Rafael Martinez-Cortiña y Mar Souto Romero
Neuronas del alma. El intangible del cambio
La computación afectiva ya conoce tus emociones
Mar Souto Romero
Your international partner on-line
Blockchain: la tecnología de moda
Ángel Luis Vazquez Torres
Infolítico
El peligro de Trump para la supremacía de EEUU
Gustavo Matías
Universidad y futuro
Fanny Rubio, perfil de una profesora universitaria
Eva Aladro Vico
Desde mi trastorno bipolar
El consentimiento informado de los pacientes de Salud Mental
Beatriz Tarancón Sánchez
Inclusión financiera
Situar las finanzas al servicio de la sostenibilidad
Carlos Trias
Desde China
La ciudad china de Hangzhou gestiona su tráfico con inteligencia artificial
Di Wang
Miss Controversias
Las matemáticas en el desarrollo económico actual
Ana González
Solidarios
El arte alivia y puede curar dolencias mentales
Carlos Miguélez Monroy
Cuestión de estilo
El lenguaje oscuro también puede ser una "jerga de rufianes"
Javier Badía
Economía sin dirigir
La Comunidad de Madrid, líder en creación de empleo de calidad
Iván Campuzano
Vueltas al conocimiento
El caso Asunta, la violencia simbólica contra las mujeres en los medios
Fátima Arranz
Gobierno y bien común
España será el epicentro de la nueva economía
Diego Isabel
Al otro lado del marketing
Facebook, YouTube, Twitter y Microsoft se unen para frenar el terrorismo en Internet
Clemente Ferrer
Goliardos s.XXI
Suicidio de la democracia
J. A. Ventín Pereira
Economía Zen
Digamos no al miedo
Miguel Aguado Arnáez
Luces de Bruselas
Fondos Estructurales y Fondos de Inversión Europeos
Raúl Muriel Carrasco
¿Quiere un blog propio y leído en todas las universidades?
Infórmese aquí
LIBROS
El Gobierno de la empresa
Antisistema. Desigualdad económica y precariado político
Migraciones Internacionales
La ineficacia de la desigualdad
Qué está pasando con tu Sanidad
Libro
TESIS Y TESINAS
España, 10º país en investigación en salud
cambio en Venezuela
Las mentiras tienen un 70% más probabilidades de ser retuiteadas que la verdad
Diversión y comodidad, principales principios orientadores de las TICs en la universidad
Cuando los estudiantes usan las herramientas tecnológicas sin fines educativos
Hasta en África SubSahariana la lucha contra la corrupción pasa por el gobierno electrónico
1 El anticuario de Teherán. Historias de una vida diplomática. Jorge Dezcallar
2 Potocki: Formalización del trayecto vital
3 33 cambios tecnológicos que pueden afectarte
4 ¿Por qué es bueno para el consumidor que los bancos compartan datos positivos de solvencia?
5 Mueren más del corazón
6 Desafío multiétnico
7 Presentación del libro "2025: Bienvenidos a la Sociedad Inteligente"
8 El neoliberalismo, ¿un nuevo paradigma o una estafa científica?
9 Sánchez anuncia planes contra explotación laboral, pobreza infantil y contención de inmigrantes
10 Montón anuncia el fin del copago sanitario al dar posesión a altos cargos, una con discapacidad
RANKING WANABIS Ampliar +  
"La evolución del e-learning: de "sólo ante el peligro" al aprendizaje interactivo"
"Los profesionales con formación online están mejor preparados para la economía global"
El big data, la robótica y el Mobile Learning, principales tendencias del e-learning
DEBATES Y FIRMAS Ampliar +  
Robotización, neofeudalismo y renta ciudadana
Selectos extremeños
El Gobierno de Sánchez, sus coaliciones y la corrupción
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS