Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Versión Española Versión Mexicana Ibercampus English Version Version française Versione italiana

lunes, 20 de septiembre de 2021  
    en Ibercampus en  | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | Suscribirse | RSS RSS
I+D+i
Capital humano
Economía
Cultura
Estrategias verdes
Salud
Sociedad
Deportes
Debates y firmas invitadas
Entrevistas
Educación
Becas & prácticas
Empleo y Formación
Iberoamérica
Tendencias
Empresas y RSC
Universidades
Convocatorias
Ranking Wanabis
Denuncias de los consumidores
Consumo
El Tiempo
EMPRESAS Y RSC Ampliar +  
El vapeo de Juul, de virtual monopolio a la muerte, al conocerse que compró una revista académica
Los emprendedores españoles se rebelan contra el mito del unicornio
MiCampus,en paraíso fiscal y de un hijo de la presidenta del Santander,aporta jóvenes a Centro Botin
ABENGOA
ABERTIS
ACCIONA
ACERINOX
ACNUR
ACS
ADECCO
AMADEUS
ARCELORMITTAL
ASIFIN
BANCO POPULAR
BANCO SABADELL
BANCO SANTANDER
BANKIA
BANKINTER
BBVA
BME
CAIXABANK
DIA
EBRO
ENAGAS
ENDESA
FCC
FERROVIAL
GAMESA
GAS NATURAL
GRIFOLS
IAG (IBERIA)
IBERDROLA
INDITEX
INDRA
JAZZTEL
MAPFRE
MEDIASET
OHL
REE
REPSOL
SACYR
SOLIDARIOS
TÉCNICAS REUNIDAS
TELEFÓNICA
VISCOFAN
UNIVERSIDADES Ampliar +  
Satisfacción en los campus ante la ley de Convivencia contra acoso, novatada, plagio y falsificación
Los rectores piden a Castells un plan para acoger a los académicos y estudiantes afganos evacuados
La Ley Castells recorta la temporalidad y prevé "acciones positivas" de género en la selección
 Universidades




















ENTREVISTAS Ampliar +  
"Fusionar varios rankings web permitiría integrarlos con otras herramientas de Ciencia Abierta"
"Debemos aprovechar la presidencia de Joe Biden para dar gran impulso a la gobernanza multilateral"
Escario: "Con un mínimo global del 15% se corta en seco la carrera a la baja en Sociedades"
EMPLEO Y FORMACIÓN Ampliar +  
Los sueldos suben 17 veces menos que los precios de la electricidad en lo que va de 2021
El Gobierno quiere proteger más a las empleadas de hogar pero sin reconocerles aún el derecho a paro
La apuesta de cada vez más empresas por la semana de 4 días añade presión sobre la reforma laboral
IBEROAMÉRICA Ampliar +  
Escepticismo ante el cambio de especialización productiva y comercial de LatinoAmérica con la Covid
Sólo del 16% al 1% de los investigadores iberoamericanos optan por publicar en español o portugués
La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) pide la libertad de la corresponsal de ABC en Cuba
TENDENCIAS Ampliar +  
UPM lidera la standarización mundial de la Seda de Araña (S3I), artrópodo con 40.000 especies
Nace en Valladolid, eEvents, pionera de eventos audiovisuales
La producción constante necesita la automatización


SOCIEDAD
Juicio clave para los derechos humanos y la justicia global

Amnistía Internacional entrega 70.000 firmas a EEUU en Madrid por liberar a Assange y a la prensa

Olatz Cacho, responsable de la campaña en defensa de Julian Assange, ante la Embajada de EEUU en Madrid

Olatz Cacho, responsable de campañas de Amnistía Internacional, ha entregado una caja con 70.000 firmas a la Embajada de Estados Unidos de Madrid, en defensa de Julian Assange, acusado de haber publicado documentos clasificados a los que tuvo acceso como parte de su trabajo periodístico con Wikileaks y que informaban de posibles crímenes de guerra cometidos por el ejército de EEUU.El juicio en Londres para la extradición según sus defensores es clave también para liberar a la prensa del poder.
Redacción 17 de septiembre de 2020 Enviar a un amigo
Comparte esta noticia en LinkedInComparte esta noticia en FacebookComparte esta noticia en TwitterEnviar a MeneaméAñadir a del.icio.usAñadir a YahooRSS


 Noticias relacionadas
 Más de 130 años de cárcel al exmilitar Montano por la Matanza de Estado de jesuitas en El Salvador
 Europa resiste a que la detención de Assange deje a denunciantes de ilegalidad con menos protección
 La ONU juzga arbitraria la detención de Julian Assange, fundador de WikiLeaks
 Despedida de Facebook denuncia cómo los Gobiernos engañan con la plataforma a sus ciudadanos
El pasado 7 de septiembre, se reanudó la vista en la que se decidirá si se acepta la solicitud que ha hecho la administración Trump de extraditarlo a EEUU. Y no dejaron asistir por videollamada a Amnistía Internacional para observarla. 

Si Julian Assange es extraditado a EEUU, puede ser condenado a hasta 175 años de prisión, aunque asegura Amnistía Internacional que no cometió ningún delito y su actividad está amparada por la libertad de prensa. 

Esta vista, clave para asegurar que se respetan los derechos humanos y garantizar el derecho a un juicio justo, se espera que dure varias semanas. 

Amnistía Internacional ha dicho “no a la extradición” y también ha pedido “la retirada de los cargos de espionaje” contra Assange, así como otros cargos “derivados de sus actividades periodísticas y de investigación”. Para esa ONG estas actividades las realizan los periodistas de forma habitual “en el ejercicio de su profesión”. Y consortiumnews.com ha manifestado que los medios de comunicación no están cubriendo el caso de Assange como es debido.

En un articulo titulado La farsa kafkiana del juicio político de Julian Assange, el profesor de la Universidad e Almeria Juan José Torres Núñez asegura que en este juicio político no se busca el encarcelamiento de los criminales, sino la condena del periodismo y de la libertad de prensa por haber sacado a la luz los crímenes de guerra que Assange ha expuesto al mundo en WikiLeaks. Esa preocupación por los ataques a la prensa por parte de Trump, Bolsonaro y otros gobernantes fue este miércoles reiterada por diversos oradores, entre ellos Rosental Alves, del Centro Knight para el Periodismo en las Américas, en el XV Congreso de Editores Españoles. Pero el periodismo corporativo, el periodismo mainstream [tradicional, dominante, mayoritario] ya casi no habla de Assange, ahora que según el autor estamos viendo al capitalismo liberal encaminarse hacia “una dictadura corporativa”, como ha expresado el periodista australiano John Pilger.

En las vistas orales presencia´das estos días en el juiio de Londres vemos a un Assange enjaulado en una cabina de cristal a prueba de bala –como en el juicio anterior–, humillado, demacrado, con aspecto cadavérico y abandonado por la prensa internacional. El hombre que quiso que el mundo conociera la verdad, quieren presentarlo como un terrorista. En la parodia de este juicio político sobre la posible extradición de Assange a Estados Unidos, parece que asistimos a la negación de la Justicia, según han advertido varias organizaciones internacionales, como Amnistía Internacional (A I) y periodistas y académicos de todo el mundo. Aquí lo que de verdad está en peligro es la libertad de prensa. Han criticado la peligrosa gestión del gobierno estadounidense en este caso, “por criminalizar las actividades básicas de los periodistas”. Al constatar las “muchas violaciones de los derechos humanos, políticos y civiles”, han pedido su “puesta en libertad inmediatamente”. Inciden en que Assange se encuentra en la prisión de Belmarsh de alta seguridad, en el Reino Unido, con criminales y terroristas, simplemente por “exponer los crímenes de guerra y los abusos de los EE UU y sus aliados”.

Añade José Torres Núñez que su extradición a EE UU no permitiría que Assange tuviera un juicio justo, pero sí una posible sentencia de 175 años en una prisión, confinado, incomunicado, sin conocimiento del mundo exterior y sujeto a las Special Administrative Measures del sistema carcelario estadounidense, el SAMs, conocido como uno de los rincones más oscuros del sistema federal. Si todos mostramos nuestra más enérgica repulsa a esta posible extradición, quizá podamos poner fin a la acusación ilegal de Assange.

The Washington Post publicó una breve reseña al final de la última página de la sección de noticias internacionales sobre el primer testigo de la defensa de Assange, Mark Feldstein, quizá porque es profesor de periodismo en la Universidad de Maryland. Aunque “la democracia y la libertad de prensa están en peligro” no creemos que “el NYT o el Post o cualquier medio mainstrem vayan a dar detalles, noticias diarias, análisis o comentarios sobre el juicio”, advierte consortiumnews.com.

El profesor Feldstein expresó su testimonio en un documento de 26 páginas que entregó a los periodistas, titulado US vs Julian Assange, dividido en 11 apartados. El apartado 2, La campaña de Trump sobre la prensa, comienza así: “Desde que el Presidente Donald Trump tomó posesión de su cargo, él y su Administración han hecho una campaña despiadada contra los periodistas y los medios de comunicación, como una institución que no tiene precedentes en la historia de América”. En sus ataques, Trump ha tildado a los periodistas de “enemigos de la gente” y “proveedores de noticias falsas”, y ha denunciado públicamente a los medios de comunicación, acusándolos de “enfermos”, “deshonestos”, “antipatrióticos” y “totalmente corruptos”. Trump ha amenazado a algunos medios que lo han criticado, con “una suspensión de la licencia de emisión”. Y presionó al director del FBI para parar las filtraciones a la prensa, “metiendo a los periodistas en la cárcel”, mostrando así “un desprecio a la libertad de prensa”. Según el documento de Feldstein, la Administración de Trump ha aumentado el número de investigaciones criminales sobre filtraciones de periodistas y ha indicado que “los periodistas pueden ser procesados”. Este juicio de Assange forma parte de una campaña contra los medios de comunicación, que “puede tener un efecto trascendental”, afirma Feldstein. Y termina su declaración resaltando que Assange es un editor protegido por la Constitución estadounidense. Según él, la Enmienda primera protege a Assange de “la criminalidad y el abuso de poder del gobierno”.

Al contrario de Trump, “Assange cree que los periodistas son los agentes de las personas”, escribe Pilger en su artículo The Stalinist Trial of Julian Assange. Nos cuenta que en los cincuenta años que ha trabajado como periodista nunca ha visto una campaña tan sucia como la que se ha orquestado contra Assange. Y todo porque “cree que el periodismo es un servicio para el público”. Hoy, en esta farsa kafkiana que estamos presenciando, “el Reino Unido se distingue por el abandono de su propia soberanía al permitir que un poder extranjero maligno manipule la justicia [por medio de un proceso] vicioso de tortura psicológica a Assange –una forma de tortura, como ha subrayado el experto de la ONU, Nils Mezer, que fue refinado por los nazis porque era muy efectivo para destruir a las víctimas”, observa Pilger. Y termina su artículo exhortándonos a defender a “un verdadero periodista con un coraje que debe ser una inspiración para todos los que creemos que la libertad es posible”.

 
Trump ordenó detenerle tras beneficiarse de sus denuncias

La plataforma Wikileaks nació en 2006, pero no se convirtió en un fenómeno global hasta 2010, cuando llevó a cabo la mayor filtración de documentos clasificados de la historia de Estados Unidos, según informó Amanda Mars EL PAIS, si bien es sabido que en este caso se juega no solo la relación de Trump sino la batalla por el derecho a la información. como recogió hace varios años la entrevista realizada por Iñaki Gabilonso a Assange, cuyo vídeo enlazamos a continuación. Se trataba de un arsenal de cables militares y diplomáticos que destaparon miserias sobre las guerras de Afganistán e Irak, además de todo tipo de detalles inconvenientes sobre lo que los funcionarios estadounidenses pensaban o escribían del resto de líderes internacionales, desde el interés por la salud mental de Cristina Fernández de Kirchner hasta la peculiar guardia femenina de Gadafi.
Con semejantes mimbres, costaría imaginar que un candidato a la presidencia de Estados Unidos se atreviese a decir la más mínima palabra exculpatoria sobre la web de Julian Assange. Pero cuando una criatura política como Donald Trump entra en escena, todo es posible, y durante aquel 2016 en que pugnaba por llegar a la Casa Blanca, el magnate neoyorquino se deshizo en elogios: “Wikileaks, amo Wikileaks”, dijo en un mitin en Pensilvania. “Wikileaks es como un tesoro escondido”, se despachó en Michigan. “Ay, chico, me encanta leer Wikileaks”, compartió en Ohio.

Entrevista realizada hace varios años a Assange por Iñaki Gabilondo

La plataforma había publicado una tonelada de correos electrónicos pirateados del Partido Demócrata que habían dejado en mal lugar a Hillary Clinton y la formación, en lo que los servicios de inteligencia identificarían más tarde como una de las grandes patas de la trama rusa, la injerencia electoral de Moscú con el fin de favorecer la victoria del republicano en los comicios. Y Trump se mostraba exultante. Pero este jueves, cuando la policía británica arrestó a Julian Assange en la Embajada ecuatoriana de Londres, tras la petición de extradición por parte de Estados Unidos, el hoy presidente parecía otro. “No sé nada de Wikileaks”, respondió a la prensa.

Atrás ha quedado la época en la que bromeó pidiendo a Vladímir Putin que robase los correos de Clinton —“Rusia, si nos están oyendo, espero puedas encontrar los 30.000 emails de Hillary Clinton”— o cuando concedía más crédito a Assange que a los propios servicios de inteligencia estadounidenses. Eso ocurrió en enero de 2017, ya como presidente electo, al poner en duda la acusación de las agencias, que señalaban al Kremlin como responsable de las filtraciones, algo que Wikileaks negaba. “Julian Assange dice que ‘un chaval de 14 años podría haber hackeado a [John] Podesta [exjefe de campaña de Clinton]’. ¿Por qué tuvo tan poco cuidado el Partido Demócrata? ¡Además dijo que los rusos no le dieron la información!”, tuiteó Trump.
Las simpatías hacia el universo Wikileaks iban más allá de las barrabasadas en Twitter al calor de un mitin a las que acostumbraba el neoyorquino. Su hijo mayor, Donald júnior, intercambió mensajes privados con la plataforma en plena campaña. En aquella correspondencia, que trascendió en noviembre de 2017 en la revista The Atlantic como parte de la investigación en el Congreso de la trama rusa, la web de Assange animaba al joven a difundir las filtraciones y le aconsejaba estrategias. Además, uno de los asesores de Trump, Roger Stone, fue una de las piezas clave de la investigación de la trama por sus contactos con la plataforma.
Este tipo de aproximaciones alimentaron las sospechas sobre la posible connivencia de Trump o su círculo con el Kremlin en la injerencia electoral. El informe final del fiscal especial Robert S. Mueller, a cargo del caso, ha exonerado al presidente y este, ahora, marca todas las distancias posibles de Wikileaks. Mientras se daban los últimos compases de la investigación de Mueller, un gran jurado estaba investigando a Assange. La Justicia estadounidense lo acusa de conspiración criminal para infiltrarse en sistemas del Gobierno y de haber ayudado al entonces soldado Chelsea Manning a hackear ordenadores con información clasificada de la Administración norteamericana en 2010. Podría ser condenado a hasta cinco años de cárcel, pero los abogados de Assange temen que los cargos se amplíen y le pidan una pena de décadas. El gran filtrador vuelve a ser un enemigo de Estados Unidos.

Otros asuntos de Sociedad
Más asuntos de Sociedad
La ONU juzga arbitraria la inhabilitación de Garzón por el caso Gürtel y el juez pedirá su reingreso
Avalancha de nombramientos en las academias vaticanas, para intentar reconciliar ciencia y religión
Doble preocupación española en Europa por paro y salud y menor en educación, IPC, vivienda o clima
Hallan sesgo de género en los algoritmos de recomendación musical desde la UPF
Retroceso global de las grandes fortunas hispanas ante el escandaloso salto de nuevos ricos Forbes
Legionarios de Cristo publica abusos de 27 sacerdotes a 170 menores tras la pauta jesuita
La Comisión Europea anuncia medidas de apoyo a los medios y protección a los periodistas de ataques
Los editores piden incluir a la prensa en las ayudas extras de 11.000 millones por la crisis COVID
Un 37,78% menos de personas desaparecidas en 2020 con las restricciones a la movilidad en pandemia
La pandemia llama al periodismo como servicio público, según el debate de las asociaciones de prensa
Cifuentes, absuelta de falsificar su máster, cuyo tribunal condena a su asesora y a una profesora
Cómo educar a la heredera, tercera de las decisiones que afectan al futuro de la Monarquía española
Una bacteria mata a los 61 años a Ángel Suárez ´Casper´, líder del crimen de cuello blanco en España
Llegan a Madrid los participantes en el Programa de Acogida Periodistas de América Latina de RSF
Los jesuitas rompen silencio eclesial y piden perdón por abusos en sexo de 96 religiosos desde 1929
Un tribunal de Perú alienta la conspiranoia al acusar a Gates, Soros y Rockefeller de crear la COVID
Coronavirus, elegido neologismo del año 2020 por el IEC y la UPF
La pandemia pasa factura emocional especialmente a las mujeres emprendedoras, según estudio de UPO
Medio millón de españoles, atrapados por el internet compulsivo y el juego de dinero online
Noviembre alcanza tras abril el mayor número de muertos por COVID en España, que acumula 45.069

Suscríbete gratis a nuestro boletín
LIBROS
Reindustrialización y digitalización van a comprometer el futuro de muchos países en este Siglo
La Inteligencia Artificial transformará drásticamente uno de cada cinco empleos actuales
Guía para ayudarse contra las invasiones a la privacidad en las relaciones laborales
La educación destaca en las demandas de más de 20 expertos para preparar el nuevo contrato social
Censura y autocensura de prensa y universidad ocultaron la corrupción del Rey, según el nuevo libro
Capitalismo progresista. La respuesta a la era del malestar
TESIS Y TESINAS
Listo el primer implante corneal trifocal para corregir vista cansada, presbicia o usos digitales
´Las redes de poder en España´ hacen que Podemos caiga en la ´jaula de hierro estatal´
Solo un 11% de las tesis publicadas en las 22 universidades de Red Vives utilizan lengua catalana
La factura de agua de grandes ciudades será reducida por riegos inteligentes aunque suba en bolsa
La lucha contra la pandemia, menos eficaz por la polarización política y social
Un documento prueba que Junta de Andalucía desvía 11 millones del COVID para salvar Canal Sur
1 Dialéctica de la Religión y la Ilustración
2 Lamentables caídas
3 La ley de Universidades que estudia el Gobierno admite que voten al rector agentes sociales externos
4 Capitalismo académico precario: la ´Ubersidad´ neoliberal
5 Las empresas más innovadoras en lo tecnológica y lo social liderarán la creación de empleo en España
6 El BCE pone freno a los estímulos monetarios, ante los que urgen mejorar cálculo económico y social
7 Freud y la interiorización
8 KKR, el fondo buitre que compró Master y ITP, suma por otros 200 millones a Medac, líder en FP
9 El negocio de la digitalización de las universidades sigue disparándose en 2021
10 El Gobierno plantea subir el salario mínimo la mitad de lo que se dispara la inflación
RANKING WANABIS Ampliar +  
"La evolución del e-learning: de "sólo ante el peligro" al aprendizaje interactivo"
"Los profesionales con formación online están mejor preparados para la economía global"
El big data, la robótica y el Mobile Learning, principales tendencias del e-learning
DEBATES Y FIRMAS Ampliar +  
Capitalismo académico precario: la ´Ubersidad´ neoliberal
Ibercampus abre debate sobre el secuestro del Consejo de Responsabilidad Social de las Empresas
El nuevo paradigma de la fiscalidad internacional: los pilares 1 y 2 de la OCDE
Aviso Legal | Política de Privacidad | Consejo Editorial | Quienes Somos | Ideario | Contacto | Tarifas Publicitarias | RSS RSS