miércoles,8 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónLa madrastra asesina se quita la careta
Ana Julia Quezada confiesa que mató al pequeño Gabriel

La madrastra asesina se quita la careta

Vanity Fea
Se resuelve de manera espectacular el caso de la desaparición del pequeño Gabriel Cruz, ´el pececito´, al descubrir la Guardia Civil a su madrastra transportando el cadáver en el maletero de su coche para ir a ocultarlo.

La madrastra asesina es la pareja del padre y cuidadora del niño cuando desapareció, Ana Julia Quezada ("inmigrante-negra-dominicana-mujer" por más señas, y con antecedentes de estafa y quién sabe si asesinato en su propio entorno familiar).  Se hizo conocida estos días que llevaba el niño desaparecido por ir llorando en los informativos por su desaparición, e implorar piedad y ayuda a quien supiese dónde estaba Gabriel.

Ahora la madrastra de cuento de terror se quita la careta, y confiesa su autoría. Se la quita un poquito. Aún espera rebajar la condena. Ahora cede terreno y va a por "homicidio en defensa propia sin premeditación y por enajenación mental transitoria", la muy falsa. De paso aún acusa al pobre pequeño de agredirla a ella. Pero no se le tiene junto el chiringuito de su relato, pues hay evidencias claras de que preparó el crimen con antelación. Hay abismos de maldad, y aquí están a la vista.

Es un caso de doblez y maldad, una anagnórisis con arrancamiento de careta realmente espectacular. No es de extrañar la atención que ha despertado.

Sí es de extrañar que haya elementos como el podemoide Ignacio Escolar de El Diario, y las marionetas de Roures en Público, que pretendan convertirla en una víctima, por sus méritos de ser "negra-mujer-inmigrante". Como si en España se abominase de los negros, o de las mujeres, o de los inmigrantes, y no de los asesinos. Tergiversando de modo malvado, siniestro y manipulador la justicia de la indignación con esta monstrua.  Hace falta calaña. Y aún tendrán Público  y El Diario, esos 'informantes críticos', lectores y seguidores, —para que seamos conscientes de qué tipo de gente anda por ahí por la calle sobre dos piernas como si no pasara nada.

Como guinda de justicia poética, en medio de este escándalo, el PSOE propone suprimir la prisión permanente revisable, junto con Podemos, y con otros enemigos del país y frecuentes compañeros del delito.

Ójala de ésta se vayan por el sumidero TODOS. Es lo menos que merecen.

 

—oOo—

 

De interés

Artículos Relacionados