domingo,28 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaLa pérdida del Estado por rescatar a la banca, 40.078 millones hasta...
El vínculo de cajas con poder local, obstáculo según BdE

La pérdida del Estado por rescatar a la banca, 40.078 millones hasta finales de 2016

Redacción
La pérdida para el Estado por el rescate a la banca ascendía a 40.078 millones al terminar 2016, aunque esta cifra puede variar en función de lo que se ingrese tras la privatización de Bankia y BMN, que el supervisor calcula en 9.798 millones (un 44% de lo que recibió). Así lo declara el Banco de España en el último balance actualizado del coste de la crisis financiera, con datos hasta el 31 de diciembre de 2016. Su exsubgobernador Viñals reconoció que el supervisor "podría haberlo hecho mejor".

Hasta esa fecha un total de 14 entidades financieras recibieron 54.353 millones de euros para su rescate o recapitalización a través del FROB, de los cuales se han recuperado 3.873 millones que ya figuran en el balance. De otras operaciones pendientes o no computadas – venta del 7,5% de Bankia en febrero de 2014, los 604 millones inyectados en Ceiss, ahora parte de Unicaja, o la privatización conjunta de Bankia y BMN – el supervisor prevé recuperar otros 10.402 millones.Según cálculos de los diarios, la cuantía recuperada se sitúa entre el 7,1% y el 11,6% del total, y señalan que el Banco de España ve recuperables unos 14.275 millones, el 26,3% del total de ayudas concedidas. 

El exsubgobernador del Banco de España José Viñals compareció en la comisión de investigación de la crisis financiera y admitió que "podían haberse hecho mejor algunas cosas en las labores de supervisión". Indicó que "era impensable" que la crisis tuviera el alcance y la duración que tuvo y que resultó "muy equivocado" estimar que los desequilibrios acumulados durante los años de bonanza económica se irían corrigiendo "de forma paulatina y no abrupta". "Hubiera resultado necesario hacer más en el ámbito regulatorio y supervisor", reconoció, aunque consideró que la capacidad de persuasión del Banco de España "habría sido limitada frente a los elevados estímulos que tenían los bancos para dar crédito", lo que alimentó la burbuja. Defendió que el Banco de España "no hizo dejación de funciones". "Tratamos de hacerlo lo mejor posible con el marco legal, las recomendaciones y exigencias emitidas, pero los instrumentos se quedaron cortos", señaló.

También apuntó que el vínculo de las cajas con los poderes públicos autonómicos y locales fueron un obstáculo para mejorar su gobernanza y que faltó "mayor profesionalización de sus órganos de gobierno y de gestión".

En cuanto a las ayudas públicas, desde mayo de 2009, las comprometidas en diversas formas de capital han ascendido a 54.353 millones de euros aportados por el FROB. A fecha 31-12-16 se habían recuperado 3.873 millones , importe que se incrementará con la venta de las participaciones del FROB en BFA (Bankia) y BMN, y la amortización de las obligaciones obligatoriamente convertibles de Banco CEISS por 604 millones de euros . Incluyendo esta última operación, el importe recuperable en este apartado se estima a finales de 2016 en 10.402 millones de euros.

Por lo que respecta a los apoyos del propio sector financiero, concedidos a través del FGDEC, en el periodo mencionado se han elevado a 7.942 millones de euros. Además, en 2009, el FGDEC aportó capital al FROB por 2.250 millones. En segundo lugar, el FGDEC estableció un procedimiento para adquirir las acciones no cotizadas de entidades controladas por el FROB, que los tenedores minoristas habían recibido en el marco de los procesos de conversión de instrumentos híbridos en capital, dotándolas así de liquidez. Los fondos comprometidos por el FGDEC en esta actuación fueron 1.803 millones de euros. El FGDEC ha vendido la totalidad de estas acciones, recibiendo por ellas un importe de 673 millones de euros.

El tercer grupo de ayudas hace referencia a los avales concedidos por el Estado a entidades de crédito y a las garantías otorgadas al comprador, en las ventas de entidades, fundamentalmente en forma de esquemas de protección de activos (EPA). Este importe se desglosa de la siguiente manera:

– 977 millones de euros devueltos por CaixaBank en abril de 2013, procedentes de las ayudas recibidas por Banca Cívica antes de su integración en CaixaBank.

– 800 millones de una emisión de mayo de 2010 de cuotas participativas de CajaSur que se reintegraron en el mismo año al aprobarse el plan de reestructuración

– 782 millones obtenidos por la venta de su participación en Catalunya Banc

– 783 millones obtenidos por ventas de la participación en NCG.

– 407 millones amortizados anticipadamente por Ibercaja Banco de una emisión de obligaciones obligatoriamente convertibles realizada por Caja 3

– 124 millones amortizados anticipadamente por Liberbank de una emisión de obligaciones obligatoriamente convertibles.

Unicaja anunció a través de un Hecho Relevante a la CNMV el 1 de septiembre la devolución íntegra de estas ayudas al FROB, formalizada el día anterior. El FGDEC participaba en el capital del FROB con 2.250 millones de euros. Esta inversión la tuvo que sanear en su totalidad cuando el FROB redujo su capital a cero en el ejercicio 2012 atendiendo al patrimonio neto resultante de las cuentas del FROB en 2011. Por tanto, parte de las ayudas otorgadas por el FROB se han financiado con fondos aportados por FGDEC. Estas entidades son NCG (Nova Galicia Banco) y CX (Catalunya Banc).

Respecto a los avales concedidos por el Estado a las entidades por un importe total de 110.895 millones de euros, actualmente, tras los vencimientos de las correspondientes emisiones, se encuentran cancelados en su totalidad. No se ha producido ninguna pérdida para el Estado derivada de estos avales, habiendo percibido por los mismos ingresos vía comisiones. Los EPA concedidos en algunos procesos de integración, que implican menores necesidades de provisiones para las entidades bancarias beneficiarias de tales esquemas, han supuesto otorgar garantías sobre determinadas carteras crediticias e inmuebles adjudicados que pueden dar lugar, en determinados casos, a pérdidas que no se podrán determinar con precisión hasta el final del período de vigencia de cada uno de los citados esquemas (la estimación de pérdida esperada se revisa anualmente y se encuentra provisionada9 en los balances del FROB y del FGDEC). A 31 de diciembre de 2016, la pérdida agregada estimada de los EPA concedidos por el FROB alcanzaban los 883 millones de euros (392 millones correspondientes a CajaSur que ya ha sido desembolsado y liquidado; y 491 millones a Banco Valencia que aún no ha requerido ningún desembolso por parte del FROB).

Por su parte, el FGDEC concedió EPAs por 10.008 millones de euros (5.844 millones en Banco CAM, 2.475 millones en Caja Castilla-La Mancha –CCM- y 1.689 millones en Unnim Banc). Hasta la fecha estas garantías han supuesto desembolsos de fondos por importe de 4.283 millones (2.475 millones en el EPA concedido a CCM, en el que se anticipó el importe total de la garantía concedida a expensas de su liquidación final, y 1.808 millones en el EPA concedido a Banco CAM). Debe indicarse, además, que dentro de los procesos de desinversión en entidades se han concedido otras garantías a las entidades adquirentes. La finalidad de estas coberturas, habituales en este tipo de operaciones, es limitar la responsabilidad del nuevo adquirente sobre determinadas contingencias previamente identificadas. En caso de materializarse la contingencia cubierta debería producirse un desembolso por el FROB o el FGDEC.

El valor total estimado de estas contingencias es de 1.629 millones de euros en el caso del FROB11 , que han supuesto desembolsos por 979 millones, y en el caso del FGDEC de 389 millones, habiendo desembolsado 246 millones. Si se suman las aportaciones de capital netas, EPAs y garantías enumeradas hasta aquí, la estimación provisional de los recursos netos destinados al apoyo del sistema financiero se sitúa en 41.150 millones por parte del FROB y 21.604 millones por parte del sector 9 Cifra estimada al 31.12.2016, se obtiene de las auditorías anuales específicas a la que se someten los EPA por expertos independientes contratados por el FGDEC y el FROB (distintos de los auditores externos de estos organismo), salvo en un caso, que es contratado por la propia entidad beneficiaria del EPA, y que cuenta con el visto bueno de sus auditores.

Estas contingencias son variadas, siendo las más significativas la cobertura de futuras reclamaciones por incorrecta comercialización de híbridos, garantías relacionadas con la venta de la cartea Hércules dentro del proceso de desinversión en Catalunya Banc o los errores producidos en el traspaso a la Sareb, entre otros. 11 Además de dicho importe, el FROB tiene concedida una garantía al FGDEC, por 115 millones, en relación con la compra de acciones detallada en el punto 2 de esta nota. 4/4 bancario, a través del FGDEC. El cálculo definitivo de estas aportaciones netas no podrá realizarse hasta la liquidación final de todos los activos.

En cuarto lugar, se incluyen los créditos extraordinarios que se otorgaron a las entidades en algunos de los procesos de reestructuración entre los años 2009 y 2013. Estos créditos fueron otorgados como provisión urgente y transitoria de liquidez, bien por el Banco de España (9.800 millones), a través del mecanismo de provisión urgente de liquidez, garantizados con aval del Estado o con activos de la propia entidad receptora, o bien por el FROB (6.500 millones). Todos los saldos dispuestos de estos créditos han sido ya amortizados y las líneas canceladas tras la recapitalización o, en su caso, la venta de las entidades beneficiarias.

Finalmente, hay que hacer constar la aportación de fondos públicos a Sareb a través del FROB que ascendió a 2.192 millones de euros12, así como los avales públicos concedidos por el Estado a la deuda emitida por la Sareb por un importe, al 31 de diciembre de 2016, de 40.925 millones de euros.

De interés

Artículos Relacionados