lunes,23 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLas bacterias resistentes a los antibióticos ya matan a 1,2 millones de...
De las 23 analizadas, sólo hay vacuna para 1 y las muertes se multiplicarán por 10 hacia 2050, el triple que por Covid en 2020, según '0The Lancet'

Las bacterias resistentes a los antibióticos ya matan a 1,2 millones de personas-año directas y casi 5 millones indirectas

Hasta 1,27 millones de muertes directos en 2019 y casi 5 millones i directas  provocaron las bacterias resistentes a los antibióticos (ARM), ya más fallecimientos que el sida o la malaria juntas. Son una amenaza para personas de todas las edades, aunque la población infantil corre un riesgo especialmente elevado: una de cada cinco muertes atribuibles se produce en niños o niñas menores de cinco años. La mayor prevalencia se da en países pobres de África, Ametica y Adiw,

Si no se atajan esas infecciones causadas por bacterias resistentes a antibióticos, los 10 millones de muertes que causarán al año hacia 2050 serían tres veces más que lo estimado para la covid en 2020, según los estudios publicados en la revista médica The Lancet con datos de 204 países, la mayor cobertura alcanzada hasta ahora, sobre todo en los paíss pobres de Así, África e Unión Europeas

Se estima que las muertes causadas directamente por la AMR son más altas en el África subsahariana y en el sur de Asia, con 24 y 22 fallecimientos por cada 100.000 habitantes, respectivamente. Además, se asoció a 99 muertes por cada 100.000 habitantes en el África subsahariana y a 77 por cada 100.000 habitantes en el sur de Asia.

Si no se atajan esas infecciones causadas por bacterias resistentes a antibióticos, los 10 millones de muertes que causarán al año hacia 2050 serían tres veces más que lo estimado para la covid en 2020, según los estudios publicados en la revista médica The Lancet con datos de 204 países, la mayor cobertura alcanzada hasta ahora

De momento solo hay una vacuna para uno de estos patógenos. En el resto de los casos, los médicos se ven a menudo impotentes, pues las bacterias se han vuelto inmunes a todos los antibióticos de primera línea, como la penicilina. El estudio ha analizado hasta 23 patógenos diferentes y casi 90 combinaciones de infecciones y fármacos usados para tratarlas sin éxito. De todos los microbios incluidos en la investigación, tan solo seis  (E. coli, S. aureus, K. pneumoniae, S. pneumoniae, A. baumannii, y P. aeruginosa)  son responsables de la mayor parte de las defunciones (920.000).

La principal causa de esta “enorme amenaza para la salud global”, según los autores del megaestudio, es el uso indiscriminado y descuidado de antibióticos desde la segunda mitad del siglo pasado, tanto en humanos como para engordar el ganado.

Estas infecciones por y con bacterias resistentes a antibióticos habrian sido la tercera causa de muerte a nivel global en 2019, año analizado, solo por detrás de las enfermedades coronarias y los ictus, destaca el estudio. Las infecciones respiratorias, como la neumonía, causadas por estas bacterias son las que más mortalidad causan: 400.000 defunciones al año. Le siguen las infecciones sanguíneas,  que pueden desembocar en sepsis  (370.000 muertes) y las abdominales (otras 210.000).

Tenían menos de 5 años el 20% de los 1,2 millones de personas muertas por bacterias resistentes a antibióticos

El 20% de los fallecidos tenían menos de 5 años, según el estudio, que no detalla las muertes en otros tramos de edad. Los niños de corta edad son más vulnerables a estas infecciones porque su sistema inmune aún no está entrenado y están en contacto con más patógenos debido a que pasan mucho tiempo en el suelo y se llevan a la boca muchos objetos. Unicef calcula que hasta el 40% de todas las muertes en estas edades se deben a infecciones resistentes.

Una de las grandes aportaciones de este trabajo es considerar el exceso de mortandad entre los infectados; es decir, tanto las muertes por infecciones resistentes como las personas que murieron con una infección de este tipo aunque esta no fuese la causa principal de la defunción.

1,27 millones de personas muertas en 2019 en el mundo por infecciones bacterianas resistentes a los antibióticos, segun The Lancet. / EFE/ Jeffrey Arguedas

Chris Murray, del Instituto de Métrica y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington (EE UU) y coautor del trabajo, señala que “estos nuevos datos revelan la verdadera magnitud de la resistencia a los antimicrobianos en todo el mundo, y son una clara señal de que debemos actuar ya para combatir la amenaza”.

“Las estimaciones anteriores preveían 10 millones de muertes anuales por resistencia a los antimicrobianos para 2050, pero ahora sabemos con certeza que ya estamos mucho más cerca de esa cifra de lo que pensábamos”, añade el experto.

Mayor estudio realizado hasta el momento

La nueva investigación global sobre la resistencia antimicrobiana, el mayor estudio de este tipo llevado acabo hasta ahora, estima las muertes relacionadas con 23 patógenos y 88 combinaciones patógeno-fármaco en 204 países y territorios en el año 2019.

Las infecciones farmacorresistentes que más muertes causaron fueron las respiratorias, las del torrente sanguíneo y las intraabdominales

Para ello, los autores utilizaron 471 millones de historiales individuales obtenidos a partir de diferentes fuentes de datos. Además, dividieron los fallecimientos en dos tipos: muertes causadas directamente por AMR, es decir, aquellas que no se habrían producido si las infecciones fueran susceptibles a los medicamentos; y las vinculadas a AMR, que son las que produjeron por una infección farmacorresistente, pero que no se tiene la certeza de si fue la causa directa de la muerte.

Según los resultados del análisis, en 2019 la AMR provocó de forma directa 1,27 millones de muertes en todo el mundo, y se asoció con aproximadamente 4,95 millones de fallecimientos. Se estima que el sida y la malaria causaron 860.000 y 640.000 muertes, respectivamente, ese mismo año.

Las infecciones farmacorresistentes que más muertes causaron fueron las respiratorias –como la neumonía–, con más de 400.000 directas y vinculada a más de 1,5 millones; las del torrente sanguíneo, que provocaron alrededor de 370.000 muertes y se asociaron a casi 1,5 millones de fallecimientos; y las intraabdominales –como la apendicitis–, que produjeron directamente unas 210.000 defunciones y se relacionaron con otras 800.000.

Una de cada cinco muertes atribuibles a la resistencia a los antimicrobianos se produce en niños menores de cinco años

En los países de ingresos altos, la AMR provocó directamente 13 muertes por cada 100.000 habitantes y se asoció a 56 muertes por cada 100.000 habitantes.

De los 23 patógenos estudiados, la farmacorresistencia de seis de ellos (E. coliS. aureusK. pneumoniaeS. pneumoniaeA. baumannii y P. aeruginosa) provocó directamente 929.000 muertes y se asoció a 3,57 millones.

Sin embargo, el impacto de estos patógenos varía según el lugar. Las defunciones en África subsahariana fueron causadas con mayor frecuencia por S. pneumonia (16 %) o K. pneumonia (20 %), mientras que alrededor de la mitad de las muertes atribuibles a la ARM en los países de ingresos altos fueron causadas por S. aureus (26 %) o E. coli (23 %).

Necesidad de actuar frente a esta amenaza

“Dado que la resistencia varía tan sustancialmente según el país y la región, es esencial mejorar la recopilación de datos en todo el mundo para ayudarnos a hacer un mejor seguimiento de los niveles de resistencia y dotar a los médicos y a los responsables políticos de la información que necesitan para abordar los retos más acuciantes que plantea la resistencia a los antimicrobianos”, afirma la coautora del estudio, Christiane Dolecek, del Centro de Medicina Tropical y Salud Global de la Universidad de Oxford y la Unidad de Investigación de Medicina Tropical de Mahidol Oxford.

Las muertes causadas directamente por la AMR son más altas en África subsahariana y en el sur de Asia, con 24 y 22 muertes por cada 100.000 habitantes, respectivamente

“Incluso la cifra más baja de 911.000 muertes estimada por Murray y sus colegas es superior a la del VIH, que atrae cerca de 50.000 millones de dólares al año. Sin embargo, el gasto mundial para hacer frente a la AMR es probablemente mucho más bajo que eso”, señala en un comentario vinculado al estudio Ramanan Laxminarayan, del Center for Disease Dynamics, Economics & Policy (EE UU).

La inversión rápida en nuevos tratamientos, la mejora de las medidas de control de las infecciones y la optimización del uso de los antibióticos son algunas de las medidas que pueden ayudar a los países a proteger sus sistemas sanitarios contra la amenaza de la AMR.

“Los líderes sanitarios y políticos a escala local, nacional e internacional deben tomarse en serio la importancia de abordar la AMR y el reto que supone el escaso acceso a antibióticos asequibles y eficaces”, concluye el experto.

Referencia: 

Murray et al. “Global burden of bacterial antimicrobial resistance in 2019: a systematic analysis”. The Lancet.

De interés

Artículos Relacionados