sábado,28 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLas empresas hacen negocio con el Nobel de Física
Los LED son la iluminación ecológica del futuro

Las empresas hacen negocio con el Nobel de Física

Redacción
Los científicos japoneses Isamu Akasaki, Hiroshi Amano y Shuji Nakamura (nacionalizado estadounidense) recibirán el Premio Nobel de Física por el desarrollo del LED "una nueva luz para iluminar el mundo" que combina la eficiencia energética y el respeto al medio ambiente, según la Real Academia de las Ciencias de Suecia. Los LED eran hasta hace unos pocos años esas pequeñas luces del teléfono móvil y de los semáforos o las que avisaban de que un aparato electrónico estaba encendido.

En la actualidad, los nuevos desarrollos los convierten en la iluminación del futuro y en un negocio para las empresas tecnológicas por su variedad

de aplicaciones, que abarcan desde el hogar a la industria. Dos grupos europeos, la holandesa Philips y la alemana Osram, son las líderes de un mercado, en el que también están presentes Panasonic, Toshiba, LG o Samsung.

Los gigantes asiáticos han introducido durante los últimos años su gama de productos en occidente, especialmente en Europa, aprovechando los cambios de legislación. Desde septiembre de 2012, la normativa europea prohíbe la fabricación y venta de bombillas incandescentes en la UE, impulsando al mismo tiempo tecnologías de luz más eficientes energéticamente y menos contaminantes, lo que se ha traducido en nuevos ingresos para los fabricantes.

De esta forma, el crecimiento exponencial de esta tecnología lleva a Philips a estimar que, en 2015, la mitad de las ventas de iluminación serán soluciones LED. Entre sus ventajas, destacan su bajo consumo (hasta un 80% inferior a la iluminación incandescente), su larga vida útil (pueden durar más de 20 años o 50.000 horas), emiten diez veces menos de C02, no contienen mercurio y los materiales con los que están fabricados facilitan su reciclaje.

Unas ventajas que contribuyen a reducir el impacto de la iluminación, que supone el 19% del consumo energético mundial. Se calcula que, si toda el alumbrado mundial se sustituye por LED, se ahorrarían 128.000 millones de euros al año y se evitaría la emisión de 670 toneladas de C02. Si empezó a emplearse en señalización en la década de los sesenta, los noventa supuso el comienzo de su despegue.

Hoy, su potencial está siendo aprovechado por todos los sectores, dada su contribución al ahorro de la factura energética. La industria de automoción fue de las primeras en advertir las ventajas de su uso (con ahorros de hasta el 80%), el comercio descubrió su potencial para proporcionar atractivo y dinamismo a escaparates y mostradores (la combinación de colores es infinita y abarca toda la gama) y su presencia es cada vez más habitual en el resto de industrias y en oficinas.

Su uso se extiende, además, a los hogares y las ciudades. Los ayuntamientos están invirtiendo en esta tecnología para potenciar sus monumentos y alumbrar sus calles, que se convierten en más eficientes, pero también en más seguras para los ciudadanos. La salud es otra de sus aplicaciones, ya que se emplean en los hospitales para, por ejemplo, reducir la ansiedad durante las pruebas médicas o estimular la recuperación de personas en cuidados intensivos.

Shuji Nakamura.

La Torre Eiffel, pionera

La estructura de hierro diseñada por Gustave Eiffel para la Exposición Universal de 1889 luce iluminación LED desde la pasada década. Philips sustituyó entonces los 352 proyectores por iluminación de bajo consumo, un proyecto que se realizó durante tres meses sin que fuera percibido por los turistas. Con el cambio, se ha reducido un 30% el gasto de energía.

El Vaticano ahorra un 60% en luz

Osram y el Vaticano han firmado un acuerdo para

buscar nuevas tecnologías que garanticen el patrimonio artístico de los Museos Vaticanos. El primer paso ha sido instalar 7.000 luces LED en la Capilla Sixtina. El cambio permitirá al Vaticano consumir un 60% menos de energía y contemplar con mayor precisión los frescos que decoran la bóveda, pintados por Miguel Ángel a principios del siglo XVI.

Fuente: Expansión

De interés

Artículos Relacionados