martes,7 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaLas empresas iberoamericanas del "cuarto sector", claves en cumplir los ODS 2030
Aportan más del 6% del PIB y suman 10 millones de empleos

Las empresas iberoamericanas del «cuarto sector», claves en cumplir los ODS 2030

Redacción
Aliado clave para lograr los ODS 2030 serán las empresas cuyo propósito es un impacto social o medioambienta (cuarto sector, adicional al público, privado y ONGs. Operan con diversos tipos jurídicos: cooperativas, mutuas, empresas de comercio justo, corporaciones B, banca ética o financiamiento de impacto.En Iberoamérica hay más de 170.000 y superan los 10 millones de trabajadores en distintos sectores, según el Estudio «Las empresas con propósito y el auge del cuarto sector en Iberoamérica»

El Estudio «Las empresas con propósito y el auge del cuarto sector en Iberoamérica» ha sido  elaborado  por la Secretaría General Iberoamericana y el Center for the Governance of Change del IE University. Mantiene que Iberoamérica está siendo escenario del surgimiento de una nueva generación de empresas cuyo propósito va mucho más allá del mero beneficio económico. Estas empresas adoptan fórmulas jurídicas diversas (desde cooperativas a empresas BIC) y se enmarcan dentro de distintas corrientes (como el emprendimiento social, la economía circular, la banca responsable o el comercio justo). Sin embargo, todas comparten un mismo objetivo: atajar los problemas medioambientales y sociales de nuestro tiempo valiéndose de la fuerza del mercado.

Al igual que las empresas tradicionales, las empresas con propósito o del cuarto sector obtienen el grueso de sus ingresos a través de actividades comerciales que les permiten ser autosuficientes, crecer y producir un impacto a gran escala.

No obstante y como ocurre con las organizaciones sin ánimo de lucro y los gobiernos, su objetivo principal es generar un impacto positivo en el mundo gracias a sus productos, servicios, prácticas y/o beneficios; al tiempo que reducen al mínimo sus externalidades negativas. Las características de estas empresas con propósito las convierten en uno de los mejores aliados con que cuentan gobiernos, ONG y sociedades para alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible en 2030 que siguen pautas e indicadores de la Cumbre de Río de la ONU en 1992.

El Estudio analiza el estado actual de las empresas con propósito en siete países iberoamericanos: Argentina, Brasil, Colombia, Chile, España, México y Portugal; que, en conjunto, representan más del 87% del PIB total de la región. Los datos recabados sugieren que en ellos existen al menos 170.000 empresas con propósito, las cuales generan en torno al 6% del PIB iberoamericano y emplean a casi 10 millones de personas.

Existen diferencias notables entre países, debidas principalmente al peso de las cooperativas, que todavía constituyen el grueso del sector. No obstante, en todos ellos se observa un aumento significativo de nuevas fórmulas empresariales y de negocios orientados a abordar problemas como la pobreza, la desigualdad o el cambio climático.

Los gobiernos son cada vez más conscientes de la necesidad de apoyar a las empresas con propósito. En los últimos años, once países iberoamericanos han adoptado o sometido a debate nuevas leyes y marcos legales destinados a tipificar y apoyar a aquellas entidades que combinan la actividad comercial con el impacto medioambiental y social, generalmente conceptualizadas como empresas sociales o empresas de beneficio e interés colectivo (BIC). En algunos países, el reconocimiento jurídico ha ido acompañado, a su vez, de incentivos fiscales y ayudas en los procesos de contratación pública.

A pesar de estos avances, las empresas con propósito carecen todavía de un ecosistema adecuado que les permita crecer haciendo efectiva su triple voluntad de impacto. Para resolver este problema, este estudio propone pautas para la creación de un cuarto sector y ofrece recomendaciones específicas para cada uno de estos siete países.

“No es un tipo de empresas, sino una tipología, que tiene como eje común su vocación no solo por las utilidades sino porque estas vengan de la mano de la sostenibilidad”, señaló Grynspan

Un aliado clave para la consecución de los ODS serán las empresas diseñadas para tener un impacto social o medioambiental, que operan desde diversos tipos jurídicos: cooperativas, mutuas, empresas de comercio justo, corporaciones B, banca ética o financiamiento de impacto.

El estudio muestra que en Iberoamérica existen más de 170.000 empresas de este tipo, que emplean a más de 10 millones de trabajadores en distintos sectores, desde el agroalimentario al tecnológico, y que compaginan su actividad comercial con medidas destinadas a combatir el cambio climático, mitigar la pobreza y reducir la desigualdad. Representan ya más del 6% del PIB iberoamericano.

Sin embargo, la mayoría de estas empresas no logra alcanzar la escala suficiente para tener el impacto que el mundo necesita. Eso significa que carecen de marcos regulatorios adaptados a sus necesidades, marcos jurídicos, herramientas de financiación, programas de innovación, asociaciones comerciales, patronales, canales de marketing, etc.

La aparición de estas empresas nuevas que llevan la voluntad de impacto positivo en el ADN, pero que quieren utilizar la fuerza del mercado (tienen en cuenta el resultado, invierten) para resolver algunos de los problemas sociales o medioambientales de nuestro tiempo “se ha traducido en un doble movimiento convergente hacia el impacto”, afirmó Rubio. Porque junto a estas empresas, “las empresas for profit tradicionales están cada vez más concienciadas y están transformando sus modelos organizativos y formas de producción para cumplir esas expectativas de sostenibilidad y de equidad social que le están transmitiendo consumidores, reguladores, inversores y los propios empresarios”.

Investigadores y cita recomendada 

Carlos Azevedo (IES-Social Business School) Adrián Blanco Estévez (ICEX)

Mildred Daniela Berrelleza Rendón

(Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey)

Sybil Caballero (ASHOKA Región Andina) Sandro Cabral (Insper)

María Eugenia Castelao Caruana (CONICET) Pedro M. de Godoy (Insper)

Diana Carolina Gutiérrez (La Salle University)

Paula Miranda (Pontificia Universidad Católica de Chile) Filipa Pires de Almeida (IES-Social Business School)

César Sánchez Álvarez (La Salle University)

Ígia Vasconcellos (Insper)

Ricardo Zózimo (Nova School of Business and Economics)

CITA 

CGC, Las empresas con propósito y el auge del cuarto sector en Iberoamérica, Madrid: Center for the Governance of Change, IE University, 2019

De interés

Artículos Relacionados