domingo,22 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadLas empresas seguirán deduciéndose el I+D tras la reforma fiscal
Desoyen a la comisión de expertos

Las empresas seguirán deduciéndose el I+D tras la reforma fiscal

Marga Peñafiel
El ejecutivo no eliminará deducciones en el impuesto de sociedades de las empresas a cambio de invertir en I+D. Lo desmiente el secretario de Estado, Miguel Ferre, quien confirma que el Gobierno hará caso omiso a las 125 recomendaciones de la comisión de expertos para la reforma fiscal. Éstos elaboraron un informe en el que abogaban por suprimir la práctica totalidad de beneficios fiscales en el impuesto sobre sociedades.

Entre esas deducciones se encuentran el I+D+i, la reinversión, la creación de empleo, las producciones cinematográficas y las inversiones medioambientales. “La evidencia empírica disponible para España sobre su efectividad no es concluyente pero permite identificar importantes deficiencias y su falta de eficiencia no parece justificar su coste fiscal”, opinan los expertos sobre la deducción en I+D, según publica Cinco Días. Hasta ahora, este beneficio les ahorraba a las empresas unos 250 millones de euros.

Sin embargo, Ferre aseguró que en la próxima reforma fiscal se potenciará la actividad investigadora. Asimismo, la ley de emprendedores ya incorporó más ventajas tributarias para mejorar la actividad económica. De esta forma, las empresas que no pueden deducirse el I+D por falta de beneficios, lo podrán hacer a posteriori en las desgravación. Esto es de suma importancia para que no se desmantelen los proyectos ya empezados. Además, ayudará a nuevas investigaciones que incentivarán la creación de empleo. Para Hacienda, los beneficios fiscales en I+D son un elemento importante para fomentar el cambio de modelo productivo.

Manuel Lagares, el presidente de la comisión de expertos, aseguran que la subvención pública es más eficiente que las deducciones, ya que se define como gasto público y, por lo tanto, se somete al control parlamentario. La desgravación supone también un coste para las arcas públicas, pero no sufre la misma vigilancia.

Por otra parte, Ferre también garantizó que se mantendrá el Patent Box, es decir, el actual régimen de beneficios fiscales para la cesión de activos intangibles. Esta figura existe en muchos países de la Unión Europea, pero en España ha sido poco desarrollada.

Lo que si apoya Hacienda es la opinión de los expertos en cuanto al impuesto de sociedades. Éstos apuestan por eliminar beneficios fiscales y rebajar el tipo general del impuesto, actualmente en el 30%. Así, explican que sería mejor bajarlo hasta el 25% y, posteriormente, disminuirlo hasta 20%.

 

De interés

Artículos Relacionados