lunes,29 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaLos 36,7 millones de ocupados (18) y pensionistas (8,7) españoles, más empobrecidos...
Y Banco de España augura un alza en la inflación subyacente

Los 36,7 millones de ocupados (18) y pensionistas (8,7) españoles, más empobrecidos con el nuevo IPC

Redacción
Los casi 37 millones de trabajadores y jubilados españoles (18 millones de ocupados y 8,7 de pensionistas,según las estadísticas), están empobreciéndose los dos últimos años de recuperación económica por la diferencia entre subidas de precios y rentas. Así lo indicó la variación media del IPC oficial 2017. Mermó el poder adquisitivo de los pensionistas casi el 1,8% y de los trabajadores en otro 1,5%. Pero el fenómeno tiende a repetirse este año, a la luz de las últimas estimaciones oficiales.

El Banco de España elevó este martes desde el 2,4% al 2,7% sus previsiones de crecimiento para el 2018, y para 2019 y 2020 hasta el 2,3% y el 2,1%, respectivamente, tres y dos décimas más que lo pronosticado a finales de año. Pero mantiene sus predicciones de inflación a final de año (en 2017 más baja que la media anual como fuente de deterioro del poder adquisitivo) en el 1,2% este año, 1,4% el próximo y 1,7% en 2020, pese a que los economistas españoles esperan que en el 2018 la inflación vuelva a alcanzar el 1,7% y no el 1,2% que ofrece ahora el Banco de España, lo que volvería a mermar el poder de compra de los pensionistas otro 1,5%.

El propio Banco de España espera un aumento progresivo de la inflación subyacente (hasta cerca del 2%) a finales del presente año, en consonancia con la ampliación de la brecha positiva de producción y un ascenso paulatino de los costes laborales unitarios, a pesar de que tambien espera la bajada del precio del petróleo. Eso significa que espera alzas mucho mayores en los precios alimenticios, los que más influyen en la cesta de la compra de las personas con menores ingresos (caso de la mayoria de los pensionistas y de los empleos de jóvenes y mujeres), pues esa llamada inflacion subyacente se compone de alimentos y energía.

Estas revisiones al alza se deben según el Banco de España al desendeudamiento sostenido de los hogares y empresas y el tirón del empleo, a la rebaja de la tensión en Cataluña y las buenas perspectivas de la economía global y del sector exportador en España.

Asimismo, el banco emisor señaló que es "altamente probable" cumplir el objetivo de déficit de 2017 del 3,1% del PIB, si bien apuntó que existen "riesgos de desviación" para los siguientes ejercicios. En este sentido alertó del riesgo de incumplir el objetivo de déficit para este año, que prevé que alcance el 2,5% del PIB, tres décimas por encima de los pactado con Bruselas, en un entorno sin Presupuestos y tras contabilizar el incremento salarial de los empleados públicos, según explicó Pablo Hernández de Cox, director general de Economía y Estadística del Banco de España.

El empleo, según el banco emisor, seguirá creciendo a tasas elevadas, aunque a ritmos más moderados que los del último trienio. Así las cosas, el paro descenderá hasta situarse cerca del 11% a finales de 2020.

En cuanto a las pensiones,  Pablo Hernández de Cox, director general de Economía y Estadística del Banco de España, auguró que se revalorizarán un 0,25% "prácticamente todos los años en las próximas décadas", y apuntó que las reformas de 2011 y 2013 serían suficientes para garantizar la sostenibilidad del sistema a medio plazo siempre que se mantenga en un "contexto económico boyante".

SIn embargo, la reacción ante la merma de su poder adquisitivo en casi el 1,8 solo en 2017 por parte de los pensionistas, principal cantera de votos del PP y que en las últimas semanas cientos de miles han salido a las calles, preocupa en el partido del Gobierno. El vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, Javier Maroto, adelantó este martes que el Gobierno quiere eximir del pago del IRPF a los pensionistas que cobran menos de 17.000 euros al año. El objetivo, dijo "es hacer que más pensionistas ganen poder adquisitivo por la vía de no pagar el impuesto". Maroto también avanzó que la subida de las pensiones de viudedad y las mínimas "será mayor de lo anunciado".

El secretario de Política Económica del PSOE, Manuel Escudero, tildó la propuesta de "incompleta" y "manifiestamente insuficiente".

Según Luis Garicano, de Ciudadanos, la propuesta de la reducción fiscal a los pensionistas ya fue pactada por su partido con el PP durante las negociaciones del techo de gasto para los Presupuestos de 2018.

 En salarios, solo evitaron pérdida de poder adquisitivo en 2017 los sectores de finanzas, comunicación, inmobiliario y comercio,  según las estadísticas oficiales 

En cuanto a los salarios que financian a las pensiones y que afectan al doble de personas que las pensiones, la pasada semana el INE publicó los datos de la encuesta trimestral de salarios, que han empezado a subir en el 0,5% anual el cuarto trimestre del 2017, frente a la inflación media del 2%. Los costes salariales de las empresas subieron 0,7% ya que el Gobierno elevó el techo de la cotización a la Seguridad Social. Pero aun con estas medias (menor por tanto a lo ingresado por los trabajadores) los datos del INE indican que solo en cuatro sectores (finanzas, comunicación, inmobiliario y comercio) se evitó durante el 2017 perder adquisitivo, según el cuadro que ilustra esta información. Las mayores pérdidas se registraron en suministro de energía, actividades extractivas, administraciones públicas, actividades artísticas, hostelería y construcción, donde al 2% de inflación media se sumaron los descensos medios de salarios que indica el citado gráfico.

Por lo tanto, según el economista José Carlos Diez, Rajoy vuelve a subir el impuesto sobre los salarios. Ya lo hizo anteriormente limitando las deducciones que las empresas podían hacerse por cheques de comida y desplazamientos de sus trabajadores. Eso ha permitido que los ingresos de la Seguridad Social creciesen el pasado año algo más y dejara de aumentarse el déficit que se ha generado desde 2011 y que ya alcanza los 19.000 mill de euros. La inflación aumentó próxima al 2% el pasado año.

"Por lo tanto", concluye en su análisis de esta semana el economista José Carlos Diez, "a pesar de la subida salarial, los 18 millones de españoles que reciben un sueldo se han empobrecido. ​Además la desigualdad está aumentando. Los salarios en hostelería siguen cayendo un 2%. Por lo tanto, los trabajadores de ese sector son un 4% más pobres. seguramente los más afectados son los nuevos contratados y la mayoría son jóvenes y mujeres".

Otro foco de desigualdad según Diez es por CCAA y depende de sus estructura productiva y de los sectores donde crean empleo. El Gobierno sistemáticamente ha destacado la bonanza turística que sin duda ha tenido un fuerte impacto en la creación de empleo, una buena noticia para un país que llegó a tener en 2013 un 27% de tasa de paro. Pero ahora que llega la recuperación, las regiones donde el turismo es el principal sector ven cómo sus salarios medios siguen cayendo o están estables. En cambio las regiones con más peso de la industria ven cómo sus salarios comienzan a crecer. Las claves en la era de la tecnología global son: innovación e internacionalización.

Recomendaciones del FMI: menos impuestos al trabajo

La OCDE recomienda a España rebajar más la fiscalidad con bajos salarios y reducir la dualidad entre trabajadores fijos y temporales con "una mayor convergencia" de los costes por despido de unos y otros. En su informe anual publicado ayer, la organización subraya que la desigualdad en España es superior a la media de sus países miembros, por la caída de los ingresos de los segmentos más pobres durante la crisis y por "varios años consecutivos de moderación salarial". Asimismo, la OCDE se pronuncia por eliminar gradualmente las exenciones al impuesto sobre la renta, al impuesto de sociedades, al IVA y a los impuestos medioambientales.

Por otro lado, la OCDE llama al G-20 a impulsar "paquetes" de reformas que dinamicen la economía global. La organización advirtió de que el ritmo de reformas observado en el periodo 2015-2016, "ya moderado de por sí, registró una nueva desaceleración en 2017 y que existen escasos indicios de que vaya a producirse un repunte inmediato".

"Ahora que las principales economías del mundo experimentan una recuperación generalizada, se nos presentan una serie de oportunidades para poner fin al largo periodo de estancamiento que ha registrado el nivel de vida de un amplio porcentaje de la población en muchos de nuestros países", señaló el secretario general de la OCDE, Ángel Gurria. No obstante, apuntó que para que la recuperación mundial "se mantenga y se consiga una mejora duradera de la productividad y de los niveles de vida, serán necesarias estrategias de reforma estructural coherentes y voluntad política para aplicarlas".

De interés

Artículos Relacionados