viernes,19 agosto 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPolíticas y ODSLos centros jesuitas piden regenerar la democracia española
Manifiesto de todas sus universidades

Los centros jesuitas piden regenerar la democracia española

Redacción
Tras las palabras en Brasil del Papa Francisco contra la corrupción, las universidades y centros jesuitas han publicado una declaración conjunta "Por la regeneración democrática de la vida pública en España". Piden actitudes honestas, actuaciones decididas y compromisos duraderos.

La federación de los centros universitarios jesuitas en España (UNIJES) ha hecho pública la declaración en un acto celebrado en la Universidad Pontificia de Comillas, "ante una situación social y política que preocupa profundamente a una parte importante de la ciudadanía", y con la intención de "contribuir al diálogo común desde nuestra aportación específica".

La declaración incluye una serie de propuestas y líneas de trabajo con el fin de mejorar el funcionamiento de nuestra vida pública y ordenamiento institucional en beneficio de los ciudadanos y la sociedad.

Las universidades jesuitas asumen así su "responsabilidad de ser instrumentos a la vanguardia en la formación superior, la creación y difusión del conocimiento y el diálogo social, conscientes de la urgencia de responder a lo que la sociedad tiene derecho a esperar de la universidad". Por eso apuntan que "nuestro compromiso radica en que todos los miembros de nuestras comunidades, además de ser competentes y buenos profesionales, sean también ciudadanos conscientes y comprometidos en la construcción de una sociedad más libre, más democrática, más próspera, más solidaria y fundamentalmente más justa".  

Los centros de UNIJES afirman: "Queremos que nuestras energías e iniciativas contribuyan más decididamente a inspirar y a promover la regeneración de nuestra vida pública, en especial de la acción política y del compromiso ciudadano". "En estos tiempos difíciles, en que no abundan los análisis certeros ni las ideas creativas, nos resistimos a aceptar como algo inevitable que no existan valores y criterios éticos, o a resignarnos y desinteresarnos por la vida común".

Reflexión y propuestas

La declaración, inspirada por una concepción de la política al servicio del bien común, subraya que "vivir juntos como sociedad que comparte espacios, tradiciones e intercambios exige que rehabilitemos la política y su dignidad, como servicio a la vida común, a la vida de todos, y no como mera lucha por el poder, por conquistarlo y ejercerlo. Por eso, la política debe orientarse a promover la justicia en la sociedad, en una sociedad que siempre es plural y donde abundan las desigualdades".

La declaración parte del análisis de la situación actual y plantea la necesidad de acometer "algunas tareas que nos parecen urgentes y prioritarias para devolver la dignidad a la política y para recuperar la confianza ciudadana". Presume que sus propuestas y líneas de trabajo pueden estar en sintonía con muchos otros actores sociales, por lo que señala que "cabría impulsar un gran pacto cívico que nos reanime y vincule a todos en un proyecto de alcance para mejorar nuestra vida pública y nuestra convivencia".

De cara a fortalecer la democracia, la vida institucional y la corresponsabilidad social, se relacionan varias propuestas, enumeradas por Carlos Losada en la presentación, entre las que cabe citar: una separación de poderes más efectiva y real, una mayor transparencia de la vida pública, un reforma electoral que refuerce la participación ciudadana y un mayor protagonismo de la vida parlamentaria, la recuperación de los consensos en torno a la organización territorial del Estado, el fortalecimiento y profesionalización de las administraciones públicas o la reforma del sistema fiscal, para que gane en equidad y transparencia. Con estas propuestas se busca avanzar en la imperiosa necesidad de más y mejor calidad democrática como premisa básica para regenerar democráticamente la vida pública. 

En este sentido, UNIJES adquiere un firme compromiso de colaborar en el estudio y el debate necesarios para la realización de estas propuestas, desde la actuación de sus diversos centros, desarrollando iniciativas de formación, de investigación y de debate social, como el Fórum Unijes, vinculadas al contenido de la declaración. Esto responde a cómo entendemos la misión de nuestras universidades, dijo Oraá. "Queremos formar profesionales competentes y excelentes, a la vez que ciudadanos responsables que pongan su saber al servicio de los demás y del bien común", afirmó. 

El Rector de Comillas apostilló que Unijes no pretende establecerse como alternativa o plataforma política. "Nos situamos en el nivel prepolítico o de la dimensión ética, como instituciones que pertenecemos a la sociedad civil". "Nuestra preocupación es fortalecer las instituciones básicas del Estado, porque creemos que sin ellas no existe ni la libertad", señaló. 

La declaración fue presentada por el Presidente de UNIJES, Jaime Oraá, SJ, y el Director General, Carlos Losada, acompañados por el Rector, Julio L. Martinez, SJ, en representación de los rectores y directores de las universidades y centros de la Compañía de Jesús (Deusto, Comillas, IQS, ESADE, LOYOLA Andalucía, INEA, CESTE, SAFA, TSI, etc.).

Debate

La presentación contó con la participación de personalidades de la vida pública española, que unen a su papel de referentes en sus distintos campos de actividad profesional, académica y empresarial, una estrecha relación con las universidades jesuitas. Entre ellas estaban Javier Solana, Presidente de ESADEgeo; Josep Piqué, Presidente de Vueling, y Daniel Innerarity, filósofo y Director del Instituto de Gobernanza Democrática, que intervinieron en un debate coloquio moderado por el periodista José Antonio Zarzalejos. 

El primero en intervenir fue Javier Solana, quien advirtió que estamos muy centrados en los problemas de nuestro país, y tratamos de resolverlos pensando solo en nuestro país. "Si no somos capaces de mirar hacia fuera, mirar al mundo, y adaptarnos a lo que está sucediendo, no saldremos de la situación en la que estamos". Según Solana, todas las universidades y, en particular, las de la Compañía de Jesús, tienen la obligación de producir los líderes que el mundo de hoy demanda. 

Josep Piqué hizo un diagnóstico sobre los problemas que presenta el modelo territorial de España. La crítica es doble, dijo, por un lado se expresa una demanda de recentralización y, por otro, reclamaciones soberanistas y secesionistas. "El consenso se ha destruido", afirmó. A su juicio, habría que racionalizar el sistema autonómico, un instrumento que puede ser adecuado, aunque deba pasar por una reforma constitucional o cambios en el modelo de financiación. 

"Creo que esta crisis tiene que ver con el cambio de época", aseguró Daniel Innerarity. Para el filósofo, hasta ahora habíamos vivido una época en la que las instituciones se situaban en contenedores, compartimentos estancos y contextos estables; sin embargo, el mundo es hoy más volátil, imprevisible. "Esto nos plantea un horizonte de desintermediación. La gente siente que los medios, los partidos, las iglesias y las instituciones no son absolutamente necesarios para la construcción de la voluntad política". 

Interpelados por el público, los participantes en el coloquio se pronunciaron sobre la situación de la denominada "clase política" en España. Solana retrocedió hasta la transición para recordar la pujanza de los políticos en aquella etapa y cómo ha cambiado su valoración. Además, añadió, la gestión de lo público está muy mal pagada, lo que dificulta la llegada de los mejores. La remuneración es un concepto muy importante, concedió Piqué, pero el problema es que ha desaparecido la puerta giratoria que permitía a los mejores profesionales transitar entre lo público y lo privado. "Mientras que no recuperemos el prestigio de la política, no llegarán los mejores", señaló. Innerarity reconoció que en la transición hubo una irrupción en la política de personas con gran ambición y deseos de transformación, pero en un contexto en el que era más fácil gobernar. "Desde principios de la década de 2000, el panorama se ha complicado, el liderazgo se ejerce en un contexto más limitante, con menos margen de maniobra. No es bueno juzgar a la actual clase política con los condicionantes de otras épocas", aseguró.

Solana, Piqué e Innerarity respondieron también a otras preguntas de los asistentes, en las que se plantearon temas como la reforma constitucional, una posibilidad admitida por todos; el modelo autonómico y los nacionalismos, los casos concretos de corrupción política o la reforma educativa.

 

La declaración "Por la regeneración democrática de la vida pública en España" está disponible en la web de UNIJES.  

De interés

Artículos Relacionados