domingo,22 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaEmpresas y RSCLos estándares IFRS del reporting de sostenibilidad abiertos a consulta pública
Visión económica de triple impacto

Los estándares IFRS del reporting de sostenibilidad abiertos a consulta pública

En paralelo pero en coordinación con la contabilidad, las Normas Internacionales del Reporting de Sostenbilidad proponen mecanismos de reporting similares a los llevados a cabo con éxito para la contabilidad. El organismo encargado de formular esta normativa ha abierto a consulta pública los dos primeros estándar relativos a la información financiera derivada del impacto de la sostenibilidad y a la información relativa al clima con efecto sobre el valor de las compañías.

Ana González, Ibercampus

Los mercados de capitales globales demandan mejor información sobre asuntos relacionados con la sostenibilidad para permitir a los inversores tener en cuenta los riesgos y oportunidades en su evaluación completa del valor empresarial, así como obtener información homogénea y comparable.

En este sentido, la Fundación IFRS, organización establecida en principio para desarrollar estándares de reporting de contabilidad, creó en noviembre de 2021 el Consejo de Normas Internacionales de Sostenibilidad (ISSB), como un órgano independiente del Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB).

El objetivo es que el IASB y el ISSB trabajen en estrecha cooperación para garantizar que sus normas se complementen entre sí para proporcionar información transparente y confiable sobre la posición financiera y el desempeño de una empresa, así como información sobre los factores de sostenibilidad que podrían crear o erosionar su valor empresarial en el corto, medio y largo plazo. El trabajo de ambos consejos es supervisado por la Fundación IFRS, quien a su vez es responsables ante un Consejo de Supervisión de las autoridades del mercado de capitales.

El pasado 31 de marzo, el ISSB abrió a consulta los dos primeros estándares hasta el próximo 29 de julio de 2022.

IFRS S1: Requisitos generales para la divulgación de Información Financiera relacionada con la Sostenibilidad

El objetivo es reflejar el valor de la compañía más allá de la información reportada en los Estados Financieros. El triple impacto de la actividad de la compañía (medioambiental, económico y social), las dependencias de otros stakeholders o el entorno económico, han de tenerse en cuenta a la hora de calcular el valor de las organizaciones.

La idea inicial de este estándar es que esta información del Estado de la Sostenibilidad, se publique en paralelo pero al mismo tiempo que los Estados Financieros. Esta deberá incluir información relativa a los métodos de control de los riesgos y oportunidades y la forma en que evalúa su desempeño, incluido el progreso hacia la objetivos que se ha fijado.

Además, el borrador del estándar hace hincapié en reportar los riesgos y oportunidades en sostenibilidad de toda la cadena de valor. Así, se define una cadena de valor como «el conjunto completo de actividades, recursos y relaciones que influyen en el modelo de negocio de una empresa y el entorno externo en el que opera”. Actividades, recursos y relaciones relevantes, tales como recursos humanos; a lo largo de su oferta, comercialización y canales de distribución, tales como materiales y abastecimiento de servicios y venta de productos y servicios y entrega; y la financiación, geográfica, entornos geopolíticos y regulatorios en los que opera la empresa.

Una empresa estaría obligada a reportar información financiera relacionada con la sostenibilidad como parte de su información financiera general. Este requisito está diseñado para garantizar que los informes de sostenibilidad, finanzas y buen gobierno, puedan considerarse juntos, destacando las interrelaciones y conexiones entre los diferentes tipos de riesgos y oportunidades.

IFRS S2: Información relativa al clima

La norma propuesta propone exigir a una empresa que divulgue información que permita a un inversor evaluar el efecto de los riesgos y oportunidades relacionados con el clima que impacten en el valor de la empresa, teniendo en cuenta los riegos físicos (estructurales o coyunturales) y los de transición hacia una nueva economía baja en emisiones de carbono.

Esta norma hace especial énfasis en el modelo de gobernanza y en la divulgación de la estrategia climática. Plantea como requisito el rol de la dirección de la compañía en la evaluación del riesgo climático, así como la competencia y habilidades de los perfiles que realizan esta función. Además, se ha de añadir con detalle información relativa a los objetivos climáticos así como el plan para llevarlos a cabo y medirlos y la estrategia establecida para mitigar los posibles riesgos climáticos.

Llama la atención en esta norma, el tratamiento de las emisiones de carbono y su compensación. El borrador propone que las compañías indiquen cómo compensan las emisiones de carbono, como puede ser el comercio de derechos de emisión, la calidad de estos elementos compensadores, así como la evaluación del progreso del plan de transición hacia el modelo de reducción de emisiones. A su vez, la norma contempla que compensación de las emisiones de carbono se logre con la reducción de emisiones en creación de nuevos productos, servicios o procesos.

La norma establece diferentes métodos contables aplicados a la sostenibilidad, como la consolidación de las emisiones de carbono en grupos de empresa y otras compañías asociadas o la contabilidad analítica, aplicada al cálculo unitario de emisiones de carbono por unidad física o económica.

Ambos estándares, en proceso de borrador y abiertos a consulta, pueden ser comentados en la web de la fundación IFRS a través de este link.

De interés

Artículos Relacionados